Menu

Coche del Día: Chevrolet Alero

Una berlina al gusto americano

Coche del Día: Chevrolet Alero

Con la incipiente moda del diésel, el auge de los premium o la avalancha de excelentes berlinas provenientes de Japón, había que tener mucha personalidad o empeñarse en huir de lo corriente para comprarse este Chevrolet Alero. Y no lo digo porque fuese un mal coche, sino porque no era tan bueno como la gran mayoría de berlinas que se vendían a finales de los 90, o al menos para el gusto europeo...

Coche del día: Mercedes 600 SL/SL 600 (R129)

Expresión máxima de lujo, potencia... y cilindros

Coche del día: Mercedes 600 SL/SL 600 (R129)

Estamos en el año 1992. Tienes muchos kilos millones en el banco y vas a comprarte un coche. Una de las primeras marcas que se te pasa por la cabeza es Mercedes-Benz, así que te acercas a un concesionario. Quizá el modelo que te viene a la mente es un Clase S, pero crees que es un coche que deberías usar con chófer...

Coche del día: Toyota Urban Cruiser

Un urbano con alma aventurera

Coche del día: Toyota Urban Cruiser

La moda de los monovolúmenes fue como una burbuja que acabó pinchándose, pero Toyota supo aprovecharla bien llegando a ofrecer hasta cuatro modelos de manera simultánea (Yaris Verso, Corolla y Avensis Verso o el Previa). Conscientes de que la tendencia tomaba un camino diferente, abandonaron la versión Verso más pequeña y la sustituyeron por una suerte de crossover que combinaba una carrocería de utilitario, detalles de la versatilidad de un monovolumen y rasgos de todocamino...

Coche del día: Ford Mondeo 2.0i Ghia (Mk.I)

Una berlina muy equilibrada

Coche del día: Ford Mondeo 2.0i Ghia (Mk.I)

Con el cambio del Sierra al Mondeo, Ford dejó claro que se trataba de un coche completamente nuevo. Además, en el eslogan “Belleza con fuerza interior” quedaba patente que el diseño pretendía ser uno de sus puntos fuertes.

Aunque se puso a la venta en marzo de 1993, se alzó con el título de Coche del Año en Europa 1994, imponiéndose curiosamente a otras dos berlinas medias, el Citroën Xantia y Mercedes-Benz Clase C...


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.