Coche del día: Renault 4 Super

Coche del día: Renault 4 Super

Más potente y con detalles específicos, reemplazó al Renault 4 L


Tiempo de lectura: 3 min.

El Renault 4, o como se le conoce popularmente en España, el Renault 4 Latas –somos únicos para poner motes… –, empezó a salir de las instalaciones de F.A.S.A. en 1963, un par de años después de que la propia Renault lo pusiera en circulación fuera de nuestras fronteras.

Sencillo, práctico, duro como una piedra… actualmente se dice que este coche, en realidad, el primer SUV, por aquello de ser casi imparable y poder circular tanto por asfalto como por caminos de tierra con la misma soltura. Unas características que también atesora otro francés, el Citroën 2CV, y que demuestran que antes se hacían las cosas para durar, ¿verdad?

El Renault 4 se convirtió en un éxito casi al instante de salir a la venta, pero se volvió realmente interesante cuando llegó el Renault 4 Super, que contaba con un motor más potente y más capaz, más adecuado a las carreteras españolas. Y no por velocidad, el R4 nunca fue un coche rápido, sino por orografía. España o no un país llano, con algo más de potencia, se puede circular con algo más de confort.

renault 4 super (2)

Así, en 1965 F.A.S.A. pone en circulación, como decíamos, el Renault 4 Super, que reemplaza al Renault 4 L y que cuenta con algunos detalles que diferencian de la anterior versión, además del motor. Por ejemplo, los frenos eran más potentes, algo que siempre se agradece, mediante unos tambores delanteros de mayor diámetro.

La caja de cambios era de cuatro relaciones, la misma que se había introducido en las últimas unidades del 4 L y que, básicamente, era una caja de tres relaciones que se había adaptado para recibir un cuatro desarrollo. Para que esta caja de cambios entrara en el vano, hubo que hacer una pequeña modificación en el travesaño delantero del chasis. El frontal también es nuevo, con un marco de la calandra que abarca los faros y una calandra más alargada y estrecha. El capó –o capot, como se decía entonces– también es nuevo.

Cambios, cambios y más cambios, como los que se podían encontrar en el interior, donde se montan cinturones de tres puntos, nuevos asientos delanteros, un salpicadero totalmente específico, acompañado de un nuevo volante y un nuevo selector para la caja de cambios.

renault 4 super

El corazón del Renault 4 Super era una motorización que solo se ofrecía en España, creación de F.A.S.A. Para ello, se partió del mismo bloque y el mismo cigüeñal de cinco apoyos y una carrera de pistones de 72 milímetros. Básicamente, el mismo motor de los Renault 8 y Renault 10, pero con menos diámetro de pistón –61,4 milímetros– para lograr un desplazamiento total de 852 centímetros cúbicos. La compresión se quedaba en 8:1 y la potencia de 35 CV SAE a 5.200 revoluciones.

Con este propulsor, el Renault 4 Super se permitía el lujo de superar los 110 km/h de su antecesor, aunque tampoco era nada fuera de lo normal. Según la revista Velocidad, en el número 337 –22 de febrero de 1968–, tras la prueba de aceleración del kilómetro lanzado, se logró alcanzar los 116 km/h

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Cada día menos profesionalidad
Invitado
Cada día menos profesionalidad

Es difícil en tan pocas líneas cometer tantos errores. No has dado una. Por no decir que mostráis en la foto un modelo Francés…


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.