Los vehículos históricos pueden (y podrán) circular y estacionar en Madrid

Los vehículos históricos pueden (y podrán) circular y estacionar en Madrid

A partir de 2020 se endurecen las condiciones para los vehículos sin el distintivo ambiental


Tiempo de lectura: 3 min.

En anteriores ocasiones hemos puesto de manifiesto que los vehículos históricos no siempre logran un reconocimiento o un trato de favor por parte de las administraciones públicas a pesar de existir una reglamentación para ello. En el caso de la ciudad de Madrid, consultando la ordenanza, buenas noticias, gozarán de cierto trato de favor. Vamos a desgranar la Ordenanza de Movilidad Sostenible aprobada el 5 de octubre de 2018 (véase el BOCM 20181023-36).

A partir del 1 de enero de 2020 los vehículos SIN distintivo ambiental (categorizados como “A”) no podrán estacionar en la zona ORA/SER (Disposición transitoria primera, 3), a menos que se trate de residentes o dentro de algún grupo de excepciones, incluyendo entre estas a los vehículos de dos y tres ruedas (motos, ciclomotores, triciclos…) o para transportar a personas con movilidad reducida (PMR).

Es más, el 1 de diciembre de 2025 los vehículos “A” tampoco podrán circular ni estacionar en Madrid, incluyendo los residentes (Disposición transitoria primera, 1). Entre el grupo de excepciones están los vehículos históricos, eso sí, abonarán el máximo de la tarifa en la zona ORA/SER y respetando la limitación de horas. Los vehículos industriales y de más de 3,5 toneladas de masa máxima se regulan aparte, entiéndase que hablamos de turismos y todoterrenos.

Recordamos que la consideración legal de vehículo histórico es aquel que ha culminado un proceso de clasificación y catalogación y goza de un número de matrícula asociado comenzando por “H”, aunque conserve sus placas originales de origen provincial. Tras la reforma legal de 2018 solo es posible catalogar como históricos los vehículos que hayan cumplido 30 años o que sean más raros que un erudito en un plató de Telecirco (producción no seriada, exóticos, etc).

Navacerrada Classic Sep 2019 024

Los vehículos que NO tengan la consideración de históricos serán considerados como de categoría A si no cumplen Euro 3 (gasolina) o Euro 4 (diésel)

Desde primavera de 2019 para circular por Madrid es obligatorio llevar el distintivo ambiental (Art. 6.2), pero solo afecta a los vehículos que tienen derecho al mismo. Como establece la Disposición transitoria primera de la Ordenanza, hasta que la DGT no emita un distintivo “A” -previsiblemente de color rojo- sin derecho a distintivo no hay obligación de llevarlo. Lógico, ¿verdad?

En cualquier caso, los vehículos históricos no podrán circular en episodios de alta contaminación a partir del Escenario 2

Respecto a Madrid Central, los vehículos históricos solo podrán entrar al área restringida de bajas emisiones en el caso de ser residentes. Hasta el 31 de diciembre de este año pueden entrar, pero exclusivamente para acceder a un garaje o salir del mismo. Sí podrán entrar y salir libremente -y con carácter indefinido- de la zona los vehículos históricos que sean de residentes de la ciudad, ¡no el resto! (Disposición transitoria tercera, 5).

Otra cosa que cambia es que desde el 1 de enero los residentes no podrán tramitar solicitudes de acceso a Madrid Central para vehículos que no tengan el distintivo ambiental (Disposición transitoria tercera, 1), sean o no históricos. Aquellos vehículos que presten servicio como VTC (vehículos de turismo con conductor) podrán hacerlo sin distintivo ambiental -o con el “B”- hasta el 31 de diciembre de 2022, salvo los que estén adaptados para silla de ruedas, que tendrán tres años más, 31 de diciembre de 2025.

Navacerrada Classic Sep 2019 126

Igual empieza a merecer la pena iniciar el papeleo para convertir ciertos vehículos en históricos, lo cual lleva unos meses (incluso en plan optimista). A modo de recordatorio, deberán estar de serie o con modificaciones que sean propias de su época o que no alteren la esencia o la originalidad del vehículo. Si quieres consultar la legislación aplicable, es el Real Decreto 1247/1995, de 14 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Vehículos Históricos. Suele costar entre 600 y 1.000 euros.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.