Menu

Política

En espíritu RACER trabajamos para mantenerte informado de las últimas noticias del mundo del motor.

Navegando por nuestro sitio, aceptas las políticas de nuestra web, como por ejemplo, ser respetuoso con los comentarios que realizas con el resto de apasionados de este sitio. Pueden ser un poco largas, pero te interesa leerlas.

Cookies

Si quieres aprender más sobre las cookies, puedes ir a este enlace, o leer sobre nuestra política de cookies.

Contenidos

Nuestra web espirituracer.com (en adelante, el “Sitio Web”) utiliza una licencia Creative Commons CC BY-NC-ND 4.0 que permite el uso de sus contenidos con fines no comerciales, exigiendo sólo la atribución al autor. Esto significa que todos nuestros contenidos, salvo algunas fotos y vídeos, pueden ser usados libremente. Cualquiera puede copiarlos, reproducirlos, distribuirlos y modificarlos, las únicas condiciones que se imponen son:

  • Que sea con un fin no comercial. Se considera uso comercial su publicación en cualquier página que muestre publicidad o que sirva de soporte a otra actividad como la venta de bienes y servicios.
  • Que se mantenga la atribución original a su autor mediante un enlace directo (sin “nofollow”) a la página individual del blog donde se publicó dicho contenido originalmente. Si se trata de un medio impreso basta con la mención del nombre del blog y la url general del mismo (aunque si se puede publicar la url de la noticia se agradece).

Una parte de lo que hacemos es leer, recopilar, clasificar y analizar las noticias desperdigadas por Internet sobre el mundo del motor para hacer una modesta selección. Por eso creemos de justicia devolver a Internet tanto como hemos tomado de ella para lo cual usamos una licencia Creative Commons.

Una salvedad: algunas de las fotografías y vídeos que usamos no nos pertenecen, así que no tenemos la potestad para aplicarles esta licencia.

Todo lo que se publica en la categoría «HUMOR» es algún hecho gracioso o una noticia ficticia, total o parcialmente, redactada únicamente con propósitos humorísticos. espíritu RACER se ampara en la figura legal del animus iocandi en esta sección. Es simplemente humor con el único ánimo de divertir y entretener. Cualquier persona nombrada, hecho o situación que coincida con la realidad es pura coincidencia.

Comentarios

1. El Usuario se compromete a cumplir con los términos y condiciones de estos Términos de Servicio, Normas de la comunidad, y todas las leyes locales, nacionales y reglamentos internacionales.

2. El Usuario se compromete a no hacerse pasar por otra persona u organización, lo que puede constituir un delito de suplantación de identidad de acuerdo con el Código Penal Español.

3. El Usuario se compromete a no acosar a cualquier otro usuario y utilizar un lenguaje respetuoso y no ofensivo con el resto de Usuarios. Asimismo se compromete a no publicar fotos y/o enlaces con contenidos gráficos que puedan dañar la sensibilidad del resto de usuarios, tales como: desnudos, primeros planos de nalgas y senos, gore, o contenido escatológico.

4. El Usuario se compromete a no eludir, desactivar o interferir en las funciones relacionadas con la seguridad del Sitio Web que impidan o limiten el uso o copia de cualquier Contenido o hacer cumplir las limitaciones del uso del sitio web o su contenido.

5. No se permite el uso de la firma o avatar como medio de promoción o publicidad de productos, servicios, programas de afiliados o webs, en el caso de que contengan publicidad o tengan fines comerciales. Tampoco se permiten firma o avatar que contengan contenido ofensivo hacia otro usuario, desnudos, o cualquier contenido no permitido en el punto 3.

6. No se permite el uso de múltiples cuentas por un mismo usuario salvo casos excepcionales autorizados por un administrador o motivos justificados (múltiples usuarios en un mismo ordenador, etc). La detección de este hecho puede dar lugar al bloqueo de todas las cuentas asociadas al mismo usuario y/o bloqueo permanente de acceso.

7. El uso de esta web como medio para organizar ataques o spam a cualquier tipo de servicio (foros, webs, etc) no está permitido. Ese tipo de contenidos podrán ser eliminados y las cuentas que incumplan esta norma podrán ser igualmente canceladas. Por otra parte, no está permitida la connivencia con otros usuarios que planeen ataques hacia esta web estén organizados dentro o fuera de ella.

8. El administrador y moderadores del sitio web tienen el derecho a borrar, editar, mover o cerrar cualquier contenido y/o cuenta de usuario que incumpla cualquier de las normas y obligaciones descritas en estos términos legales o pueda ser considerado inapropiado por el propietario del Sitio Web.

9. No son admisibles mensajes con amenazas, insultos graves o cualquier otro tipo de comentario que pueda herir la sensibilidad del destinatario intencionadamente. En tal caso, nos reservamos el derecho de avisar a las autoridades pertinentes.

10. Está permitido el uso de bloqueadores de publicidad aunque te rogamos que no lo hagas, para permitirnos seguir trabajando. No obstante, su mención, promoción o recomendación no está permitida.

11. Cuando aportes comentarios (en adelante, el “Contenido”) a este blog a través de los productos o servicios (en adelante, los “Servicios”) de Disqus (en adelante, “Disqus”) o de nuestro propio sistema de comentarios, otorgarás al administrador del blog el derecho y la licencia no exclusivos, mundiales, libres de derechos de autor, licenciables a terceros y transferibles a utilizar, alojar, almacenar, guardar en la caché, reproducir, publicar, exponer e interpretar (en público o de otra forma), distribuir, transmitir, modificar y adaptar el Contenido (incluyendo, sin limitación, la realización de dicha adaptación con el objetivo de ajustarlo a los requisitos de cualquier red, dispositivo, servicio o medio a través del cual estén disponibles los Servicios), así como a crear obras derivadas del mismo.

12. Negar y/o cuestionar las normas de la comunidad, no está permitido. La insistencia de cualquier usuario a este respecto puede llevar a la cancelación de su cuenta. Cualquier sugerencia a ese respecto podrá ser remitida usando la dirección de correo: [email protected]

13. No se permite en los comentarios enlazar, promocionar o publicitar cualquier página o medio cuyo contenido sea el mismo o similar que el de esta web (enlace a la competencia).

14. Usted acepta que su comportamiento en el Sitio Web atiende a las normas de la comunidad que serán actualizadas periódicamente. Le rogamos que periódicamente las consulte.

15. El formulario de comentarios recopila su nombre, correo electrónico y contenido para permitirnos hacer un seguimiento de los comentarios colocados en el sitio web. Cuando comenta, está aceptando expresamente los términos y condiciones de privacidad de nuestro sitio web. Estos datos no se emplearán con fines publicitarios.

Privacidad

Cuando usted nos facilita información de carácter personal a través del sitio web espirituracer.com (en adelante, el “Sitio Web”), el Sitio Web respeta su intimidad y los derechos que le reconoce la normativa sobre protección de datos de carácter personal. Por ello, es importante que entienda qué información recabamos acerca de usted durante su visita y qué hacemos con dicha información. Su visita al Sitio Web está sujeta a la presente Política sobre Tratamiento de Datos Personales. Los datos de contacto del Sitio Web los puede encontrar aquí.

No comunicaremos a terceros su información de carácter personal, salvo en la forma establecida en esta Política sobre Privacidad y Tratamiento de Datos o en los avisos establecidos para cada supuesto en que se recojan sus datos personales.

El Sitio Web podrá revelar cualquier información que considere necesaria, incluyendo datos de carácter personal, para dar cumplimiento a las obligaciones legales.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.