Coche del día: Renault 12 TR Automatic

Coche del día: Renault 12 TR Automatic

Basado en el R-12 TS, tenía un cambio automático de tres relaciones


Tiempo de lectura: 2 min.

Si hubiera que preguntar a los fanáticos de los Renault “viejos” por su modelo favorito, es posible que provocáramos un intenso debate que podría durar días, y hasta podría mover montañas. ¿Cuál el Renault, fabricado antaño, por supuesto, más icónico? Complicado, muy complicado, pero estamos seguros de que entre los elegidos estaría el Renault 12, el coche encargado de ocupar un hueco en la gama del fabricante francés, entre el Renault 6 y el Renault 16, y en cuando F.A.S.A. comenzó su producción, pronto se convirtió en uno de los coches más vendidos de España.

El proyecto para dar vida al Renault 12, conocido internamente como “proyecto 117”, se puso en marcha en 1964 y tenía como premisa un coche asequible, no demasiado sofisticado, fácil de conducir en cualquier parte del mundo, muy fiable, y suficientemente confortable para el mercado interior francés. Y vaya si lo lograron, pues el R-12 se fabricó en infinidad de lugar: Francia, Portugal, Australia, Canadá, Yugoslavia, Chile, Colombia, México, Rumania, Turquía, Venezuela, Bélgica, Nueva Zelanda y por supuesto, en España. En algunos lugares se fabricó bajo otra marca, como es el caso de Rumania, donde se vendió como Dacia 1300, pero en gran parte del mundo fue siempre el Renault 12.

renault 12 tr automatic (2)

Sin embargo, no en todos los países se pusieron en circulación las mismas versiones. Por ejemplo, el Renault 12 TR Automatic no se dejó ver en casi ningún lado más allá de Francia. F.A.S.A. no lo fabricó en España, así que los conductores españoles de los años 70 y 80 nunca pudieron comprar un Renault 12 con cambio automático, a no ser, claro está, que cruzaran el Pirineo para traerse una unidad francesa. Y damos por seguro que hubo alguno que lo hizo.

El Renault 12 TR Automatic montaba un cambio automático de tres relaciones y convertidor de par, desarrollado por la misma Renault y que también se montaba en el Renault 16, que se combinaba con el motor del R-12 TS, un cuatro cilindros de 1.289 centímetros cúbicos, compresión de 9,5:1 y un carburador de doble cuerpo, que rendía 60 CV a 5.500 revoluciones. Tanto en avance del encendido como los ajustes del carburador se adaptaron a las características de la transmisión –la primera marcha era muy larga, mientras que segunda correspondía a una tercera de una caja mecánica, y la tercera a la cuarta relación con 26,05 km/h a 1.000 revoluciones–

renault 12 tr automatic (3)

Todo lo demás se quedaba sin cambios con respecto a un Renault 12 TS, aunque se eliminaba algunos elementos de equipamiento para contener el precio final de venta. La marca anunciaba una velocidad punta de 145 km/h, aunque la revista Autopista, en el número 772 –24 de noviembre de 1973–, publicó una prueba en la que lograron alcanzar los 143 km/h.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Eduardo Leotta
Invitado
Eduardo Leotta

La nota, breve, aunque interesante, tiene una omision imperdonable: el R 12 tambien se fabrico en Argentina por IKA Renault entre 1971 y 1975 y por Renault Argentina desde 1975 hasta 1994. Tuvo varias versiones, en dos tipos de carrocerias: (sedan y break) y los motores de 1300 cc; 1400 cc y los ultimos de 1600 cc que hasta llegaron a salir con GNC de Fabrica. Hubo una version deportiva llamada “Alpine” del cual solo se fabricaron 493 unidades. El R 12 fue un icono popular argentino, y se lo ubica como el tercer vehiculo mas vendido en el periodo… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.