Coche del día: Porsche 989 Concept

Coche del día: Porsche 989 Concept

Un Panamera 20 años más joven


Tiempo de lectura: 4 min.

“Al principio, los sueños parecen imposibles, luego improbables y eventualmente inevitables”. Esta célebre cita de Christopher Reeve (más conocido como Clark Kent o Superman) viene al pelo para contar la historia del Porsche 989 Concept del que hablaremos hoy y que fue el sueño de Ferry Porsche, hijo del fundador de la firma de Stuttgart, cuando se convirtió en padre a los 26 años de edad.

Por eso, ya desde los años 50 nació el deseo de ofrecer un vehículo rápido y deportivo con espacio para cuatro ocupantes. De este modo, en 1952 el Porsche 356 fue el primero al que se le hicieron modificaciones a fin de conseguir este objetivo, alargando la distancia entre ejes y diseñando unas puertas más grandes.

Este intento fue conocido como 356 Tipo 530, que no pasó de ser un concept car. Le siguieron varios prototipos más en años posteriores, y ya en 1984 se tomó como base un 928 para presentar un modelo que sería el regalo de cumpleaños de Ferry. El proyecto se quedó ahí sin que se le diera continuidad. Sin embargo, no cejaron en su empeño y a finales de los 80 se asignó el proyecto al Dr. Ulrich Bez, padre de los 911 Turbo, 968 y el 993.

Porsche 989 Concept 2

El diseño fue a parar a manos de Harm Lagaay tras su regreso a la marca en 1988 después de haberse marchado para trabajar en Ford y BMW (donde diseñó el BMW Z1). Quiso mantener la esencia del 911 y dibujar directamente un coche con cuatro puertas laterales convencionales en lugar de los fallidos intentos previos que no acabaron de cuajar. Ahora, todo parecía haberse hecho de la manera correcta para establecer el hito de convertirse en el primer Porsche de cuatro plazas reales.

El Porsche 989 Concept era un liftback que mantenía la icónica silueta del 911 a pesar de que su batalla se alargó hasta los 2,8 metros y se le incorporaron las dos puertas traseras. La línea del techo comenzaba a descender prácticamente desde el pilar B, por lo que se mantenían los trazos de un coupé hasta enrasar con los grupos ópticos posteriores que recordaban ligeramente a los del 928, pero que inspirarían más tarde los del 911 (996). La vista frontal era inequívocamente Porsche con los faros redondeados y los intermitentes dispuestos de manera horizontal.

El interior de los prototipos del 989 estuvo también muy avanzado, y en ellos, además de la deportividad, se buscó la máxima expresión del lujo y un diseño moderno. Los materiales dominantes eran el cuero y la Alcantara, mientras que la disposición del salpicadero en dos alturas con una prominente consola central se ha mantenido como punto de partida en modelos posteriores. Como guiño, la palanca del freno de mano contaba con un diseño «tipo avión», otra muestra del cuidado por el detalle.

Porsche 989 Concept 3

En el 989 había algo más que diseño, pues algunos componentes como el cambio PDK, los frenos cerámicos o el control de presión de neumáticos hubiesen formado parte de su equipamiento

No solo se prestó atención a lo que se veía, sino que se tomó en cuenta lo que quedaba oculto, sobre todo debajo del capó. La intención del ingeniero Bez era incorporar un motor de ocho cilindros, así que se montó un V8 de 4,2 litros que prometía 350 CV de potencia y lograba que el 989 hubiese podido alcanzar los 279 km/h. Aunque la propulsión iba a las ruedas posteriores, el motor era delantero, una disposición diferente a la del 911. Con todo, el peso se estimó en 1.572 kilos, una cifra baja si lo comparamos con el Mercedes-Benz Clase S coetáneo.

Porque justo en 1991, año en que se estrenaba en Ginebra el W140, el Porsche 989 estaba casi listo para su comercialización. ¿Qué ocurrió entonces? En realidad, fueron una serie de factores los que hicieron que el proyecto no pasara a la producción en serie. De un lado, Ulrich Bez dejó la marca ese mismo año, lo cual hizo que el plan de seguir con el modelo perdiera fuerza.

Por otro, las ventas del 928 cayeron a principios de la década, y el cambio marco-dólar perjudicaría las exportaciones. Porque, además, la intención era que el 989 no superara un precio de 100.000 marcos, pero los costes requeridos para llevar a cabo la comercialización de la berlina deportiva fueron bastante mayores sin saber cómo respondería el mercado a un vehículo como este.

Porsche 989 Concept 4

Como en otros casos, se trató de un coche adelantado a su tiempo, pues vimos años más tarde que la idea quedó ahí sembrada hasta la aparición del Panamera. Se pensó en todo ese tiempo que los prototipos del 989 habían sido destruidos, pero la marca nos sorprendió “rescatando” una unidad que podemos ver en su museo en Stuttgart. Así que, como decía al principio, los sueños son, finalmente, inevitables.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado