Opel recupera las siglas GSe

Opel recupera las siglas GSe

El fabricante alemán ha presentado una nueva submarca en la que integrará sus modelos electrificados más prestacionales


Tiempo de lectura: 3 min.

Opel ha anunciado en estos días que retomará la nomenclatura GSe, para establecer una submarca en la que integrar las versiones de más altas prestaciones y electrificadas de sus modelos. Son tres siglas que ya tuvieron su lugar en momentos pretéritos de la marca, con un significado algo distinto, pero con la misma intención.

Las siglas GSE hacían referencia originariamente a Grand Sport Einspritzung –Grand Sport Inyección–, y aparecieron en modelos como el Opel Commodore GS/E y el Opel Monza GSE. Este último, por cierto, se convirtió en el modelo más rápido de la marca a su llegada en 1983.

Con el tiempo, desde la marca del rayo decidieron internacionalizar estas siglas, y así llegaron todas las versiones GSi –por inyección, en inglés–, de sobra conocidas. Modelos como los Opel Corsa GSi y Kadett GSi representaban, durante las décadas de los ochenta y los noventa del siglo pasado, el objeto de deseo de cualquier conductor que quisiera por entonces disponer de un vehículo con un aspecto más o menos convencional, pero que a la vez contaba con un marcado espíritu RACER.

En el futuro el distintivo GSe no solo designará a los coches más dinámicos y divertidos de conducir, también significará Grand Sport electric”, Florian Huettl, director ejecutivo de Opel

Opel GSe 04

Más tarde, poco antes del comienzo del siglo actual, hacía acto de presencia en la gama Opel el apellido OPC –Opel Performance Center–, presente en las versiones más dinámicas y prestacionales de sus modelos. Vehículos como el Opel Insignia OPC servían de continuación a la fama deportiva que había nacido al amparo de las siglas GSi. De hecho, estas tres letras volverían más tarde, como sucesoras del desaparecido OPC a partir del año 2018.

Ahora, la marca con sede en Rüsselsheim vuelve a buscar en sus orígenes para traernos esta nueva submarca, que ahora ya no hace referencia a la inyección en su tercera letra, sino a la electrificación. No en vano, la marca del rayo tiene planes de contar con al menos una versión electrificada en cada modelo de su gama en 2024. Vehículos como el Opel Corsa-e, o el Opel Combo-e Cargo, son buena muestra de lo avanzada que se encuentra esta estrategia. Para 2028, Opel aspira a convertirse en una marca cien por cien eléctrica en nuestro continente.

Y es que, precisamente el año pasado, ya pudimos ver la revitalización de estas siglas, cuando la marca alemana presentó su Opel Manta GSe ElektroMOD, un curioso concept completamente eléctrico y de contenidas prestaciones, que sirvió para que Opel mostrara algunas líneas básicas de sus futuros modelos.

Versiones electrificadas y de alto rendimiento, con un chasis puesto a punto para proporcionar diversión al volante, son las claves de la –no tan– nueva submarca de Opel

Opel GSe 01

En un claro homenaje a sus orígenes teutones, los responsables de la marca han afirmado, durante la presentación del retorno de las siglas GSe, que sus nuevos modelos integrados en esta submarca serán “a prueba de Autobahn”, puesto que es en estas autopistas alemanas donde los primeros prototipos están recorriendo multitud de kilómetros de exhaustivas pruebas.

Por ahora desconocemos cuál será el primero de los modelos de Opel que portará estas siglas en su parte trasera. Podemos imaginar fácilmente una nueva versión de los Opel Corsa GSe o Astra GSe, que recupere el espíritu de aquellas primeras versiones GSi, aunque adaptadas a la tecnología actual, y lo hacemos con gusto. Pero no nos engañemos, seguramente será más frecuente encontrarlas en el portón trasero de un SUV. ¿Se vienen nuevos contendientes para nuestro Battle SUV?.

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.