Así planea Toyota vender 500.000 utilitarios en Europa cada año

Así planea Toyota vender 500.000 utilitarios en Europa cada año

Los modelos serán el reemplazo del Aygo, Yaris y Yaris Cross


Tiempo de lectura: 16 min.

En esta foto de familia tenemos tres modelos con los que Toyota compite y competirá en el segmento B. A mano izquierda el nuevo Yaris, el utilitario de segmento B, en medio su versión crossover, Yaris Cross, y a la derecha el matagigantes deportivo nacido del mundo de la competición, el GR Yaris. Este último merece un comentario aparte, ya que es un coche muy especial.

Pero hoy me quiero centrar en Yaris y Yaris Cross, que se fabrican en el continente europeo, ya que el GR Yaris es un modelo de baja producción que viene de una fábrica de Lexus. El Yaris empezó a venderse el año pasado en su cuarta generación, y el Yaris Cross comenzará la fase de preventa en primavera, las primeras unidades llegarán a finales de año.

La estrategia de Toyota será la misma que se puso en práctica con el Yaris, que también tuvo una fase de preventa con una versión equipada hasta arriba, Yaris Electric Hybrid Style Premiere Edition (sí, todo eso del tirón), y más adelante ya se podrá reservar cualquier versión. En la foto de familia falta un modelo que no se ha desvelado, el reemplazo del Aygo, todavía sin nombre.

Toyota Yaris Cross presentacion estatica 2

Toyota Yaris Cross (modelo preserie)

La presencia de Toyota en el los segmentos más juveniles, A y B, tiene ya 24 años. Empezaron siendo coches con personalidad, pero tan emocionantes como unas lentejas sin aliñar y sin chorizo. Con el tiempo se dieron cuenta de que el público joven quiere algo con más chispa. Por eso el Yaris actual se parece a la primera generación como una bola de petanca al “8” del billar, ambas son redondas, pero…

Ahora mismo el Yaris tiene hasta cuatro meses de lista de espera, algo ciertamente curioso en el segmento B, y es el único híbrido puro de la categoría. Sus oponentes híbridos casi todos tienen un motorcito de no más de 15 CV ayudando a la correa de distribución, pero el motor de gasolina siempre es que el que empuja con mayor o menor asistencia. El Yaris Hybrid puede hacer un par de kilómetros sin gastar ni gota de gasolina, entre otras cosas.

Su versión crossover está llamada a venderse como pan caliente, han calculado 150.000 unidades al año a partir de 2022 -este año llegarán poquitos-. Hemos podido ver y tocar una unidad preserie, sin homologación, que no puede matricularse siquiera. Como todo preserie (A0 en el argot), está condenado a acabar en un desguace, los materiales no son definitivos y se aprecia algún defectillo menor que no tendrá el modelo de serie. Todos los Yaris Cross que llegarán a Península y Baleares serán híbridos.

Toyota Yaris Cross presentacion estatica 5

Toyota Yaris Cross (modelo preserie)

Los argumentos del Yaris Cross y las diferencias respecto al Yaris las contamos en un artículo anterior. Se pueden resumir en que es un poco más espacioso, tiene más maletero, contará con la posibilidad de tracción total, será un poquito más caro y estará enfocado a un cliente que necesita algo más de lo que el Yaris le puede ofrecer.

Comparando un coche y otro, salvando todo lo ya comentado, la diferencia más apreciable es que en el Yaris Cross me sobran como tres dedos entre la cabeza y el techo en la parte trasera, y en el Yaris ya empiezo a despeinarme si me muevo. Además, el acceso y salida es más fácil en el Yaris Cross por la forma de la puerta y la caída del techo. También tiene un maletero más versátil. Está levantado 3 cm más, seguirá siendo un coche para carretera o pistas muy fáciles en todo caso.

Solo hay dos cosas más que comentar de la presentación estática. La primera, y que me sorprendió bastante, es que con el motor recién encendido y en una sala de interior, donde no corre el aire, el escape no olía a absolutamente nada -el catalizador estaba frío-. Además, sabemos que la pantalla multimedia tiene algo diferente además de tener más pulgadas, y hasta ahí puedo contar porque la central europea mantiene un embargo informativo y no se puede saber más.

Toyota Yaris Cross 2021 01

El Toyota Yaris Cross es un modelo necesario

Hace aproximadamente un decenio que empezó la fiebre de los B SUV, empezando por el Nissan Juke. Hasta la fecha, el segmento B tenía como “exotismos” las versiones monovolumen (B MPV) y algún modelo con orientación más 4×4 en el sentido funcional -no estético-. Y ahí empezó la moda B SUV, que ha cristalizado en unos 20 modelos en Europa hoy día. Se ha cargado a los tres puertas, los monovolumen y coupés/cabrio.

Durante unos años, nadie tosía a Nissan, pero los franceses lo petaron fuerte con sus anti-juke: Renault Captur y Peugeot 2008 reventaron las previsiones. Cada marca necesitaba su respuesta al Juke. Mientras tanto, Toyota parecía estar cruzada de brazos, no tenía nada por debajo del RAV4, y aún escocía el fracaso comercial del Urban Cruiser, una suerte de híbrido entre B MPV y B SUV que el mercado no supo aceptar.

La marca japonesa confía tanto en su nuevo coche urbano que se ha fijado una previsión de 150.000 unidades al año, y eso en el segmento B SUV ya es apuntar alto. No solo eso, entre Yaris, Yaris Cross y el sustituto del Aygo calculan llegar a 500.000 unidades al año, y eso son palabras aún mayores. Para cumplir eso, se han tenido que dar una serie de factores, como la inestimable ayuda de la competencia.

JATO SUV B

En 2018, el segmento B SUV ya era una amalgama de crossover, SUV y reemplazos de los monovolumen equivalentes

Ahora mismo el segmento A tiene muy poco interés para los fabricantes, modelos como Opel Adam, Ford Ka, Citroën C1, Peugeot 108… o han desaparecido o van a hacerlo. Es un segmento con pocos márgenes. A los fabricantes les cunde más vender SUV, que como el cliente cree que son mejores coches, les inflan el precio más, y son por tanto más rentables.

El segmento A ya había cambiado mucho en los últimos años. No solo hay modelos que desaparecen, hay otros que se encarecen. Los smart forfour EQ, Volkswagen e-Up!, SEAT Mii Electric, Skoda Citigo-e iV… ya solo se ofrecen como eléctricos, y aunque como coches eléctricos son muy económicos, como utilitarios urbanos son carísimos. Fiat aún mantiene su mítico 500, un éxito sin paliativos, aunque ya con versiones microhíbridas y eléctricas.

Toyota ha estado fabricando los Yaris en Francia desde 1997, y el Aygo desde 2005 en una fábrica checa que compartía con Citroën y Peugeot. A partir de este año, esa fábrica ya es propiedad de Toyota. La gama A/B de la marca japonesa se va a beneficiar de unas economías de escala muy optimizadas, sin necesidad de aliarse con nadie más, aunque el objetivo es llegar a la parte media/alta de esta categoría, no a modelos pelados y baratos.

Es más, el reemplazo del Aygo se beneficiará de unas cotas interiores mejores de las habituales en el segmento A. Actualmente tiene una batalla -distancia entre ejes- de 2,34 metros, tanto Yaris como Yaris Cross tienen 2,56 metros. La plataforma es modular y se puede acortar, pero al estar más optimizada y manteniendo anchura, la diferencia con el Aygo actual será notable.

Vamos a hacer un pequeño flashback para entender esta historia.

Toyota Yaris XP10 1999 1

Toyota entró en el segmento europeo B en 1997, en el A en 2005

Si os acordais del articulo del Toyota Yaris 1.0 (XP10) como Coche del día, ahí os contamos cómo entró Toyota al segmento de los coches urbanos en el Viejo Continente. Fue con un producto pensado para el mercado europeo, con fabricación europea (para eso se montó la fábrica de Valenciennes, TMMF), a partir de 1997. Posteriormente, el Yaris se internacionalizó al llegar a Japón como Vitz. Valenciennes ha fabricado más de 4 millones de Yaris.

Este coche no se compartió con otros fabricantes, comodín que había utilizado Mazda con el 121 (JASM/JBSM, que era un Ford Fiesta disfrazado), tampoco se reaprovecharon retales tecnológicos de terceros. Es más, el motor de tres cilindros gasolina que estrenó el Yaris, el 1KR-FE, sobrevive a nuestros días con diferentes evoluciones para aumentar su eficiencia (gastar menos, contaminar menos, y arrear un poco más).

A los tres años de entrar al segmento B europeo, Toyota ya tenía pensado cómo entrar en el segmento A. Para ello llegó a un acuerdo con PSA. Se pusieron de acuerdo para fabricar tres coches partiendo de la misma base, mínima diferenciación entre ellos, espartanos a más no poder, y diseñados para venderse por lo mínimo pero fabricados con la máxima eficiencia (vamos, con el sistema de producción Toyota -TPS- que tantos fabricantes adoptaron) en una planta completamente nueva.

Toyota Kolin TPCA

Fábrica Toyota TPCA en Kolin (República Checa)

La aventura de TPCA/Toyota Kolin

El acuerdo entre la antigua PSA Peugeot Citroën (hoy es parte de Stellantis) y Toyota se remonta al año 2000, cuando empezó a negociarse la joint-venture. El acuerdo de colaboración llegó al año siguiente, en 2001, y fue firmado en Bruselas. En 2002 fue fundada la empresa conjunta como joint-venture y se empezó a construir la fábrica en Kolín-Ovčáry, República Checa, tras una ceremonia inaugural. Para la región fue todo un pelotazo económico e industrial.

Entre 2005 y 2020 la sociedad conjunta Toyota Peugeot Citroen Automobile Czech, s.r.o. (TPCA, por abreviar) produjo más de 3,5 millones de unidades de Citroën C1, Peugeot 107/108 y Toyota Aygo. Los trillizos se conocen allí como Kolín Triplets. En 2008 llegó el primer millón de coches, en 2012 el segundo millón, en 2017 el tercer millón, y a lo largo de este año veremos el cuarto millón muy probablemente; ahora mismo van por 3,8 millones. Durante casi cinco años, 2006 a 2010, Kolin aguantó un ritmo de 300.000 coches al año de media.

La primera generación se vendió con el 1.0i gasolina de origen Toyota y el 1.4 HDi “capado” de origen PSA-Ford alimentado a gasóleo

Desde este año, la fábrica ya es solo propiedad de Toyota al habérsela comprado a sus socios franceses. La fábrica recibió una inversión de 4.000 millones de coronas (unos 152,8 millones de euros) para “nuevas tecnologías”, y eso incluye soluciones híbridas e incluso eléctricas. Se pueden referir exclusivamente al Yaris Cross Hybrid, pero de aquí al 2025 todos los turismos de Toyota deberían tener una versión “electrificada”, es decir, o híbrido puro (Full Hybrid) o totalmente eléctrico.

Produccion TPCA 2005 2021

NOTA: datos actualizados a 12 de marzo de 2021

En este gráfico podemos ver la evolución en la producción de los Triplets. Durante la primera etapa de C1, 107 y Aygo (AB10), la escasa diferenciación entre modelos hizo que prácticamente se produjesen a partes iguales. Es a partir de la segunda generación de producto (AB40), desde 2014, cuando el Aygo empieza a destacar claramente respecto a la oferta PSA de C1 y 108.

Había básicamente dos diferencias en la segunda generación. El Aygo solo se ofrece con el motor gasolina 1.0 de 69 CV (1KR-FE) desarrollado por Toyota, mientras que C1 y 108 también estaban disponibles con otro tricilíndrico de mayor potencia (82 CV) y 1,2 litros, desarrollado por PSA -actualmente descatalogado-. La otra diferencia es que el Aygo cambia estacionalmente de combinaciones de colores y detalles de diseño (con nombres tipo “X-algo”), por lo que estéticamente está más actualizado.

Toyota supo acercarse mejor a un público joven con una imagen más marchosa y fresca, aunque también ha seducido a clientes de cualquier edad

Y si nos fijamos en los datos de producción del primer restyling de la segunda generación, que empezó en mayo de 2018, observamos que el Aygo se lleva el 48 % de la producción, es decir, prácticamente lo mismo que la suma de C1 y 108. Y dado que los franceses se acabarán dejando de producir y que Stellantis seguramente no va a sacar reemplazos, Toyota aspira a quedarse con ese trozo del pastel. Es más, creen que van a conseguirlo.

Toyota Plataforma GA B Segmento A (1)

Plataforma GA-B de Toyota, de arquitectura TNGA

¿Tendrá el sucesor del Aygo versión híbrida? Todo apunta a que sí

Como vimos en un artículo previo, el sucesor del Toyota Aygo (que podría llamarse igual) se va a basar en la misma plataforma que Yaris y Yaris Cross, GA-B, que es la versión más pequeña de la arquitectura TNGA. De esta forma, se aprovechan las economías de escala. El motor 1.0 de tres cilindros 1KR-FE sigue siendo compatible con la plataforma GA-B a pesar de no estar optimizado para la misma, pero es tan canijo que no supone ningún problema calzarlo en ese vano motor. En la imagen superior lo vemos solo, sin hibridación.

Por encima, solo hay dos opciones para motorizar al sucesor del Aygo, un 1.2 Turbo de cuatro cilindros y un 1.5 atmosférico de tres. Este último se puede tener adaptado para hibridación con ciclo Atkinson (M15A-FXE) o para funcionar solo con ciclo Otto (M15A-FKS). Es una especulación interesante pensar en un GR Aygo, o como quieran llamarlo, con el 1.5 de 120 CV, la plataforma hasta permitiría hacerlo con tracción total, otra cosa es que eso tenga un sentido comercial y económico para Toyota. El 1.2 Turbo (8NR-FTS) no se usa en Yaris, aunque sí en Corolla, así que podemos descartarlo.

La versión 1.0 sin hibridar del sucesor del Aygo podemos darla por casi segura, ya existe el Yaris con esa combinación en algunos mercados europeos

Dado que Toyota NO tiene un sistema microhíbrido de bajo voltaje (12, 24 o 48 voltios), como los que usa la competencia, y que el 1KR-FE ya es un poco antiguo como para hibridarlo, la versión híbrida del segmento A bien podría ser una versión “capada” de la que usa el Yaris Hybrid, para ahorrar costes se puede usar un motor eléctrico de menor potencia y desde luego baterías híbridas de menor capacidad y/o menor voltaje. La plataforma lo permite perfectamente.

Toyota Yaris Cross presentacion estatica 6

Toyota Yaris Cross (modelo preserie)

Sin ir muy lejos, es exactamente lo que hizo Toyota con el primer Yaris híbrido (XP130), aparecido en 2012, que utilizaba básicamente las tripas del Toyota Prius de segunda generación (ya empleadas en Prius c en América y Aqua en Japón), y en vez de rendir 115 CV combinados se quedaba en 99 CV. Como esos 99 CV sabían a poco para algunos clientes, el actual Yaris Hybrid (XP210) aumentó su potencia para así “poder abandonar la ciudad”. Antes también podía, pero no era ningún prodigio de la velocidad ni las aceleraciones.

Sabemos a ciencia cierta que la producción del Yaris, Yaris Cross y el sucesor del Aygo se van a repartir entre las dos fábricas, la francesa y la checa, que los motores vendrán de Polonia, y que la parte híbrida vendrá desde Japón. No hay que descartar que el Aygo tenga una versión totalmente eléctrica en vez de híbrida. Acordaos que el desaparecido Toyota iQ, que pretendía competir con smart, tuvo una tirada de prototipos eléctricos.

Salvando el año anterior, que fue muy atípico, el volumen combinado de Yaris y Aygo debería superar las 300.000 unidades al año: 294.409 en 2017, 315.722 en 2018, 325.304 en 2019. Si a eso le sumamos las 150.000 de Yaris Cross, ya nos acercamos mucho a los 500.000 coches pequeños al año. La marca japonesa no hizo récord de ventas el año pasado, pero tuvo más cuota de mercado que nunca en esta parte del mundo, más del 6 % (cayó menos que la media).

Toyota Aygo X Cite

Toyota Aygo X-Cite

Si juntamos todas las piezas, podemos completar el puzzle. En este río revuelto, donde algunos fabricantes pasan del segmento A o lo hacen inaccesible para el típico cliente del segmento A, por falta de rentabilidad o por reducir las emisiones medias de CO2 de su gama, Toyota piensa aprovecharse de la coyuntura. Y en el segmento B aumentarán bastante su peso, si se cumplen las previsiones.

Los derivados de plataforma GA-B aguantarán el tiron comercialmente hablando hasta que tenga sentido despedirse de los motores de combustión en los segmentos A y B, y que sean accesibles para el gran público. Renault va a hacer el experimento de vender el Dacia Spring eléctrico con un precio reducido a cambio de unas prestaciones dignas de un coche como… el Renault 5 de los años 70. Porque no se puede tener todo.

Todo esto se basa en especulaciones bastante razonables, ya que Toyota no habla de modelos futuros como política interna, e información ya confirmada o harto conocida. Pero como podéis ver, tiene todo bastante sentido. ¿Y qué hay del X-Prologue que va a presentarse la semana que viene? Solo sabemos que va a ser un ¿SUV? eléctrico, pero su diseño puede anticiparnos cómo será el reemplazo del Aygo.

Este reportaje ha sido realizado gracias a las aportaciones de los miembros de nuestra comunidad a través de Patreon. Así podemos seguir realizando periodismo de motor de calidad sin depender de los ingresos publicitarios. Puedes ayudarnos a partir de 1 euro al mes.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Ángel
Invitado
Ángel

Puede ser que el futuro Aygo lleve el 1.2 SHVS de Suzuki, para así completar el intercambio de tecnología entre los dos fabricantes.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablarán de velocidad y seguridad y sobre todo mujeres que aportarán información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!