Mazda RX-Vision GT3 Concept, un sueño que ojalá se materializase

Mazda RX-Vision GT3 Concept, un sueño que ojalá se materializase

Es difícil rechazar a un deportivo de propulsión con motor rotativo


Tiempo de lectura: 3 min.

Basado en el espectacular Mazda RX-Vision Concept que se presentó en el Salón del Automóvil de Tokio 2015, el GT3 Concept se modifica de acuerdo con las regulaciones de coches de carreras de la serie FIA GT3 y con las propias normas del famoso videojuego de simulación Gran Turismo Sport en su categoría Gr.3. Desarrollado conjuntamente entre ambas entidades, este deportivo de ensueño exclusivo para usuarios de PlayStation 4 ya puede descargarse.

Ambos coches son eso, prototipos, y como muchos otros de su calaña, aún no ha llegado (ni sabremos si lo hará) la versión de producción. Pero eso no significa que no podamos disfrutar lo que es capaz de ofrecernos, aunque no sea de la forma que más nos gustaría. El RX-Vision podría estar solo en formato digital, pero también es cierto que una solicitud de patente podría indicar que un sucesor en la vida real iconos del pasado como el RX-7 y el RX-8 podría estar en camino. Pero abordemos primero las características del RX-Vision GT3 Concept.

Si bien el habitáculo y las puertas originales se mantienen, de acuerdo con las normas de la clase GT3, el ancho de vía delantero y trasero se ha ampliado y así como el radio del arco de las ruedas. Una gran salida de aire en el capó mejora tanto la aerodinámica del coche como la refrigeración del compartimento del motor. Mientras tanto, los difusores delantero y trasero junto con el gran alerón fijo aumentan la carga aerodinámica. Además, tanto la altura de conducción como la del coche en general se han reducido para optimizar el flujo de aire.

Mazda RX Vision GT3 Concept 2020 (28)

El Mazda RX-Vision GT3 Concept toma las preciosas líneas del modelo original y lo reinventa hacia al mundo de las carreras

La eliminación de materiales pesados ​​y demás componentes interiores superfluos ha dado como resultado una reducción de peso y un centro de gravedad más bajo, aunque el RX-Vision “de calle” no es que precisamente fuese una oda a lo barroco. Bajo el capó nos encontramos con lo que es posiblemente el elemento más distintivo del coche: un motor rotativo Skyactiv-R ubicado tras el eje delantero, con cuatro rotores y 570 CV. El peso final es de 1.250 kilos, distribuido a los ejes delantero y trasero en una proporción de un 48/52.

Todo suena demasiado bonito como para ser cierto. Pero como se mencionaba unas líneas más arriba, existe una patente por parte de Mazda que detalla un coche de propulsión con motor Wankel (entre otros posibles motores de combustión) complementado por un complejo sistema híbrido de tres propulsores eléctricos, un supercondensador y una pequeña batería de iones de litio. Es una idea un tanto loca, pero ya sabemos con certeza que un nuevo bloque rotativo será utilizado como extensor de autonomía. ¿Por qué no en un fututo RX-9?

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.