Coche del día: Hummer H1

Coche del día: Hummer H1

Civilizando al señor de la guerra


Tiempo de lectura: 4 min.

A nadie le agrada tratar los aspectos relacionados con los conflictos bélicos, ni siquiera aquellos referidos a los vehículos a motor. Nuestro protagonista de hoy, el Hummer H1, tiene un pasado muy belicista en el AM General M998 Humvee. Este mastodonte se dio a conocer en la primera confrontación bélica que fue realmente observada por el mundo entero en tiempo casi real, la Guerra de Irak, o primera del Golfo, como queramos llamarlo, iniciada en 1990.

Este todoterreno llamaba la atención por sus extrañas proporciones, sobre todo su desmesurada anchura (entre 2.159-2.197 mm, según el año de fabricación), y por su capacidad de moverse por los terrenos más accidentados nunca vistos hasta el momento

Este vehículo tuvo un origen totalmente militar, el HMMWV (High Mobility Multipurpose Wheeled Vehicle) del ejército estadounidense estrenado en 1984, pero a causa del gran interés que levantó y acompañado por una demanda real, la empresa decidió lanzar al mercado la versión civil el 14 de marzo de 1992. AM General vio conveniente usar algo más comercial, de ahí Hummer. Su precio de salida, 39.400 dólares de entonces.

Esta versión se distinguía por unas dimensiones de 4.686 mm de largo, 2.197 mm de ancho y 1.905 mm de alto. También eran excepcionales sus ángulos de ataque y salida (72 º y 37,5 º), así como su capacidad de vadeo (76 cm) o su altura libre al suelo (40 cm) ¿Existe algún SUV que se atreva a plantarle cara? Creo que no.

Hummer H1 Convertible Hummer H1 Convertible

Se aprovechó el lanzamiento para lanzar sus tres tipos de carrocería: una con techo desmontable, con cubierta bien rígida o bien de lona (Convertible), otra con techo metálico tipo “familiar” (Wagon), y otra de tipo “sedán” (Pick-up), la más similar al original militar.

Se convirtió en un fenómeno tal que surgieron multitud de preparadores privados que modificaban a la carta a este bicharraco, para cualquiera que lo pudiese pagar y/o desear

Tanto las versiones civiles como las militares compartían un elevado número de piezas, como los ejes de transmisión, los frenos, el bastidor o parte de los paneles de la carrocería. Esto era debido a que ambas versiones salían de la misma cadena de montaje. Solamente se diferenciaban en la pintura que llevaban, para lo cual AM General tuvo que construir un nuevo edificio dedicado a pintar solamente las unidades civiles.

Algunas de las particularidades del Hummer eran un sistema de inflado centralizado de los neumáticos, variable a voluntad según el terreno a moverse, un depósito de combustible de 200 litros, o unos discos de freno situados a la salida de los diferenciales, en vez del lugar habitual dentro de las llantas.

Hummer H1 Pick Up Hummer H1 Pick-up

En lo referente a su propulsor, llevaba diferentes bloques de gasolina y diésel. En gasolina teníamos un 5.7 V8 de 193 CV, mientras que en diésel encontrábamos más opciones: un bloque 6.2 V8 atmosférico de 152 CV, bien otro 6.5 V8 atmosférico de 170 CV, o turboalimentado con varios niveles de potencia, a saber (197-208 CV). Por último, existió una versión 6.6 con 305 CV y 705 Nm de par. Como vemos no eran unos motores muy potentes para las cilindradas que tenían. Sobre todo era llamativo el par motor, que oscilaba entre los 450 Nm del motor de gasolina 5.7 y los 339 Nm del diésel más básico hasta los 705 Nm del más potente.

General Motors se hizo con los derechos de Hummer en 1999

El bloque diésel 6.2 se retiró del mercado por no superar la normativa de emisiones EPA del 2004, mientras que el 6.5 se adaptó a dicha normativa con unos mínimos cambios. Aprovechando esta actualización se hicieron una serie de mejoras, como la modificación del sistema de transmisión integral, al que le sustituyeron los engranajes helicoidales por otros más silenciosos. También se cambió el motor de la dirección asistida por otro más potente, y se empezaron a utilizar aceros de alta resistencia para el bastidor.

Rizando el rizo, decidieron introducir en el motor diésel más potente una caja reductora con una relación mucho más baja, que proporcionase una mayor entrega de par a bajas velocidades, obligando a reforzar la transmisión para aguantar este aumento de par sin mayores problemas. Exceptuando la última versión diésel (6.6), que iba equipada con una caja automática de cinco velocidades, el resto llevaban una automática de cuatro. A los pocos meses de salir esta última versión, en 2006 General Motors retiró su apoyo técnico y económico al proyecto, por lo que la saga Hummer H1 dejó de fabricarse.

Hummer H1 Hummer H1 Wagon

El Hummer H1 es uno de los ejemplos de los excesos y pecados que cometió la industria del motor estadounidense antes de la casi triple quiebra de los tres grandes de Detroit en 2008. Hummer como marca desapareció en 2010, fruto de la intervención gubernamental en la rescatada General Motors. Unos años después alguien se animó a intentar resucitar a la criatura, Mil-Spec Automotive. Si quieres saber más acerca de ello te recomiendo que leas el interesante artículo al respecto.

Próximamente aparecerá una versión completamente modernizada y totalmente eléctrica, GMC Hummer EV, de nuevo bajo el paraguas de General Motors.

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Tuvo su momento de gloria el H2, pieza muy deseada por famosetes farandulosos, futbolistas, capos y raperos malotes. El H1 era una brutalidad dedicada a triturar zombies cibernéticos y países con la fea costumbre de defender sus propias materias primas.

sergio
Invitado
sergio

Este coche lo probo en su día Jeremy Clarkson, es de esos coches, que no te gustaría cruzarte por la calle. He de decir, que me extraña que para tanto coche, los motores fueran atmosféricos, es cierto que tienen buenas cifras de par, esperas algo mas…unos 350…400 caballos, las versiones turbo, también andan escasas para tanta cilindrada. Aunque es ideal para las familias, cada uno en su zona, sin molestar a nadie, escuchando el sonido del motor, viendo como se apartan el resto de coches, como es capaz… de entrar en el parking de un centro comercial, acaba con todas… Leer más »

cRmEnOe[1].jpg
406872-634-398.jpg
Javier Costas
Suscriptor

Piensa que son motores muy grandes, y que las velocidades lineales de pistón tienen su importancia. Además, en un vehículo así la potencia es un valor absurdo (salvo que hablemos de algo también absurdo, como un G 500), porque lo que importa es el par a bajas revoluciones. Le falta poco para ser un camión, y alcanzar más de 90-100 km/h, además de ser aerodinámicamente una afrenta, es realmente peligroso.

sergio
Invitado
sergio

En el aspecto de par a bajas revoluciones, es cierto que al tratarse de un motor muy gordo, tiene mucha importancia, prima mas la capacidad de arrastre, off road, que prestaciones en carretera.
También la aerodinámica, no es su plato fuerte, pues todo son ángulos rectos, muy pesado, no tiene argumentos a su favor.
Pero me sorprende, eso, lo ves tan grande, imponte, ves la cilindrada, los cilindros…Y luego ves la potencia, es como, me esperaba mas caballería.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.