Menu

Mil-Spec Automotive resucita el mítico Hummer H1

Más y mejor en esta Launch Edition

Mil-Spec Automotive resucita el mítico Hummer H1

Han pasado ya ocho años desde que la icónica marca derrochadora de gasolina de finales de la década de 2000 mordiese el polvo. Amado por algunos, temido por otros, el Hummer todavía se resiste a morir completamente. Mil-Spec Automotive ha sido la encargada de relanzar el mítico AM General Hummer H1. A pesar de que el H1 ya estaba fuera de fabricación, los de Detroit (por la situación geográfica de MSA) han decidido volver a imaginar al gigante militar en una lujosa experiencia todoterreno.

Para que todo comenzara, cambiaron el motor original por un Duramax Turbodiésel de 6.6 litros afinado por MSA. Este entrega 500 caballos y 1.356 Nm a través de una transmisión Allison de seis relaciones que envía toda la fuerza a las cuatro ruedas. El motor se puede personalizar aún más bajo pedido, con una Etapa 2 y 3. Ya no habrá quejas respecto a su poca potencia, puesto que con este propulsor tarda 6,8 segundos en alcanzar los 100 km/h y la velocidad punta está limitada electrónicamente a 154 km/h, por razones obvias.

El motor está montado sobre un chasis renovado que los especialistas de Hummer H1 remanufacturan internamente, separando cada pieza y volviendo a ensamblarla con piezas nuevas. Tanto el chasis como el resto de los componentes están recubiertos de pintura en polvo para garantizar su longevidad.

Mil Spec Automotive Hummer H1 Launch Edition 3

Esta mole, a pesar de contar con un ligero techo de lona, pesa la friolera de 3.401 kg. Miedo deben dar sus inercias

Mil Spec Automotive Hummer H1 Launch Edition 1

Si alguna vez has visto el interior del Hummer H1 original, sabrás que hay mucho espacio «en blanco». Siendo un vehículo de servicio militar por propósito, realmente no tenía ninguna razón para ofrecer nada en el interior, excepto los pedales, cuatro asientos y el volante. Mil-Spec Automotive quería cambiar la experiencia interior, creando un habitáculo minimalista y funcional que no se alejara mucho de su aspecto original.

El habitáculo recibe aluminio y cuero, además de otros materiales premium que pueden ser seleccionados a gusto del consumidor. A pesar de que se sigue perdiendo mucho espacio, es más acogedor que el modelo militar.

Cada uno de estos Launch Edition del H1 recibe un sistema de aislamiento de tres niveles que mantendrá el ruido de la carretera y el sonido ambiental lo más bajo posible. Un recubrimiento de Kevlar garantiza la máxima durabilidad incluso contra los elementos más duros. También hay actualizaciones opcionales, como la suspensión de largo recorrido y los frenos Wilwood de 6 pistones.

Mil Spec Automotive Hummer H1 Launch Edition 4

Totalmente personalizable y orientado a los objetivos off road, este H1 será el dueño de las carreteras, tanto asfaltadas como embarradas.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.