Bugatti “La Voiture Noire”, único en su especie

Bugatti “La Voiture Noire”, único en su especie

El coche más caro del mundo logró dueño por más de 11 millones de euros


Tiempo de lectura: 4 min.

Bugatti celebra su 110 aniversario, la misma edad que tendría ahora el hijo del fundador de la empresa, Jean Bugatti, de haber vivido tanto. El industrial francés falleció en un accidente de coche el 11 de agosto de 1939, a falta de tres semanas de la invasión nazi de Polonia que desató la II Guerra Mundial. Para conmemorar la efeméride del nacimiento se ha revelado una unidad única con un nombre épico, “La Voiture Noire”, que significa en francés “el coche negro”. Está basado en el Chiron, pero es algo más que un tuning de alto copete.

Y digo esto porque se ha convertido en el coche nuevo más caro de la Historia, se ha vendido a un entusiasta de la marca no identificado por 11 millones de euros, a los que habría que sumar otro picotazo en impuestos. Si fuese un alemán, serían 2.090.000 euros adicionales para cumplir con el fisco (19 % de IVA).

Al igual que el coche del que deriva, eroga la brutalidad de 1.500 CV (1.103 kW) y un par máximo de 1.600 Nm. El motor de 16 cilindros alivia sus gases a través de seis colas de escape que conforman una combinación única en disposición horizontal. Es la interpretación moderna del Bugatti Type 57 SC Atlantic, uno de los coches más exclusivos que han existido y una de las obras de Jean Bugatti.

Bugatti La Voiture Noire 04

Es todo un regalo a los sentidos, o como lo ha definido Stephan Winkelmann (CEO de Bugatti) “un festival de formas estéticas.” Del modelo clásico hereda el biselado que atraviesa la carrocería desde el capó hasta la parte trasera. Al igual que su ancestro, la carrocería parece formada de una sola pieza para lograr la mejor aerodinámica (si bien el nuevo no destaca precisamente por eso).

Se define como la mezcla de una limusina de lujo en cuanto a confort, la belleza de un coupé y la potencia de un ultradeportivo

La forma de las superficies acristaladas recuerda a las de un casco, con la característica línea en forma de “C” que definen las formas de coupé con una variedad de relieves. Un gran turismo de iure. La carrocería está hecha de fibra de carbono -uno de los motivos que justifican su precio- con piezas fabricadas a mano. Se trabajó en el diseño hasta que no hubiese forma de mejorarlo, afirma el comunicado de Bugatti.

Todo en este coche es tradición, lujo y pasión, hasta el motor, que es el único diseño de 8 litros y 16 cilindros que sobrevive en un mundo preocupado por las emisiones y la futura electromovilidad. Nada se sabe de su interior, a menos que tendrá que ir a juego con lo que hay por fuera, con más protagonismo del negro que en el Batmóvil.

Bugatti La Voiture Noire 13

En esta imagen podemos ver “La Voiture Noire” junto a uno de los Type 57 SC Atlantic que se conoció con el mismo nombre, “La Voiture Noire”. Bueno, habría que precisar que no es un coche real, sino una ilusión generada por ordenador. De los cuatro Type 57 SC Atlantic fabricados, es la unidad desaparecida. Las otras tres están localizadas y valen una barbaridad cada una.

Durante la ocupación de Francia por parte del III Reich en 1940 se intentó poner el coche a salvo. El Atlantic Type 57 SC negro fue de Jean Bugatti y había sido conducido por amigos suyos como Robert Benoist (ganador de Le Mans). Fue mandado en tren a Burdeos, entonces una ubicación segura. Cuando el convoy llegó el coche había desaparecido. Desde entonces, se le ha perdido la pista. Encontrarlo sería uno de los mayores hallazgos de la historia de la automoción, por no decir el primer premio.

Ralph Lauren rechazó una oferta de ¡100 millones de dólares! por uno de los tres Type 57 SC Atlantic supervivientes, que sigue en su poder

Puede que esté criando polvo en una ubicación secreta de Francia donde lo escondiese la resistencia. Si reaparece, fácilmente superará en precio a su sucesor moderno, el cual aún tiene que subir de precio aún más. Cuenta Fortune que en los mentideros del sector se rumorea que el misterioso dueño es Ferdinand Piech, un nieto de Ferdinand Porsche y ex ejecutivo de Volkswagen.

Disfrutad de las imágenes, porque seguramente nunca veréis ni a uno ni al otro.

Galería de fotos

 

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Las reminiscencias con su antepasado brillan……por su ausencia. Una Chironada sacamillones al estilo de las estúpidas ediciones del Veyron, pero, en este caso, con mutaciones en diseño y parámetros varios.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.