Menu

El Honda Urban EV más cercano a producción será revelado en Ginebra

El primer boceto se adelanta antes de verse en vivo

El Honda Urban EV más cercano a producción será revelado en Ginebra

El Honda Urban EV Concept ha estado recogiendo elogios por su diseño retro y su nueva tecnología en igual medida tras su estreno en 2017. Ahora, después de confirmar que la versión de producción del Honda Urban EV llegará a los concesionarios a finales de año -con los vehículos de desarrollo ya rodando por la vía pública japonesa-, Honda ha confirmado que traerá un «prototipo» al Salón del Automóvil de Ginebra de este año, previsualizando con un elevado nivel de fidelidad lo que veremos en las calles más adelante en 2019. Se llamará Honda e Prototype.

Junto con este anuncio, Honda ha aprovechado para arrojar algo de luz sobre los detalles de este curioso urbanita. En primer lugar, parece que el prototipo que veremos en Ginebra reducirá la agresiva cara del Urban EV Concept en beneficio de una apariencia más orgánica y simpática. La carrocería acampanada, el panel negro sobre el capó y los faros circulares parecen estar presentes y sin apenas modificaciones desde que se presentara el modelo conceptual en el Salón de Frankfurt de 2017. Pocos cambios, aunque predomina la horizontalidad, el frontal goza de mayor ángulo de inclinación -parabrisas inclusive-.

Un diseño frontal más curvado probablemente se deba a la normativa de seguridad para choques contra peatones

Gracias a las fotos espía del modelo de pre-producción, también sabemos que el cambio más obvio respecto al Urban EV Concept es la adición de puertas traseras, perdiendo en parte la silueta retro de tres puertas. Esta decisión no es sorprendente teniendo en cuenta la tendencia decreciente de las carrocerías de tres puertas, pero es una pena ver este primer compromiso reflejado en el pequeño Honda. Sin embargo, si miramos más de cerca, veremos que Honda ha mantenido las puertas sin marco y las cámaras a modo de retrovisores montadas en las puertas delanteras.

Las grandes ruedas que aparecían en el concepto han dado paso a unas más pequeñas, pero se mantiene la colocación de las mismas, en los extremos de la carrocería, dando unos voladizos realmente cortos que mantienen la posición agazapada y juguetona. Al igual que sucede en el frontal, los faros traseros también son de forma circular. Quizá los mostrados en el EV Concept eran más acertados…

En cuanto al interior, no sabemos cómo actuará Honda para el modelo de producción. Está claro que será tan arriesgado y futurista como el que vimos el año pasado, con un tablero digital que se extiende longitudinalmente a través del salpicadero. Pero podemos esperar un diseño minimalista, con pantallas para las cámaras montadas en las puertas. Y en cuánto a qué llevará bajo esa carrocería, no lo sabemos. Lo único que es 100% certero es que será de propulsión eléctrica.

Si este cochecito termina por lanzarse al gran público como algo tan original como el concept car, desde luego que no decepcionará, al menos estéticamente hablando.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.