Menu

El coche solar no existe

Ni existirá en mucho tiempo

El coche solar no existe

En las últimas semanas hemos oído hablar de una nueva startup que anuncia que va a construir un coche solar, el Lightyear One. También Toyota ha presentado el Prius PHV con paneles solares en el techo, capó y luna trasera, pero no son tan ambiciosos y no lo denominan coche solar...

Si quieres un Williams FW07 auténtico, esta puede ser una buena oportunidad

Un monoplaza con un gran palmarés que puedes tener en tu garaje

Si quieres un Williams FW07 auténtico, esta puede ser una buena oportunidad

El otro día nos hacíamos eco de la venta de un BMW-Sauber F1.07, así como de la salida a subasta de uno de los Ferrari 312T de 1975 conducidos por Niki Lauda. Para los nostálgicos con más espíritu RACER de la Fórmula 1, siempre será un sueño poder pilotar una de esas poderosas máquinas de antaño, sin hibridación ni electrónica siquiera...

Estudiantes de Madrid dan vida a un viejo SEAT 600 con motor eléctrico

150 horas de trabajo, 10 piezas nuevas y 12 alumnos de bachillerato han hecho falta

Estudiantes de Madrid dan vida a un viejo SEAT 600 con motor eléctrico

La electrificación está pisando fuerte para ir retirando paulatinamente a los vehículos movidos por contaminantes motores de combustión interna. Está llegando a tantos lados que, incluso un veterano como el SEAT 600 se ha pasado a las baterías en detrimento de la gasolina...


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.