Si quieres un Williams FW07 auténtico, esta puede ser una buena oportunidad

Si quieres un Williams FW07 auténtico, esta puede ser una buena oportunidad

Un monoplaza con un gran palmarés que puedes tener en tu garaje


Tiempo de lectura: 3 min.

El otro día nos hacíamos eco de la venta de un BMW-Sauber F1.07, así como de la salida a subasta de uno de los Ferrari 312T de 1975 conducidos por Niki Lauda. Para los nostálgicos con más espíritu RACER de la Fórmula 1, siempre será un sueño poder pilotar una de esas poderosas máquinas de antaño, sin hibridación ni electrónica siquiera. Hoy puede ser tu oportunidad, porque se ha puesto a la venta un Williams FW07.

Equipado con el motor D16 Cosworth DFV, este fue el penúltimo FW07 que se construyó, y el último coche que le dio una victoria a Alan Jones. Consiguió el duodécimo primer puesto de su carrera en el Gran Circo en el Gran premio de Las Vegas de 1981. Además, terminó en el podio en otras tres ocasiones bajo las manos del piloto australiano y del argentino Carlos Reutemann. También fue conducido por Mario Andretti en Long Beach un año después.

El Williams FW07 nació en 1979 y venció en Gran Bretaña y en las siguientes cuatro de cinco carreras celebradas. Ferrari ganó el campeonato, pero ni los de Maranello ni en McLaren podían dormir ya tranquilos, había un nuevo inquilino en el gallinero. En 1980 Reutemann sustituyó a Clay Regazzoni en un coche cuyo agarre aerodinámico era tan eficiente gracias al efecto suelo, que no necesitaba de alerón en el eje anterior.

1981 Williams FW07 (10)

Antes de la temporada 1982, el Williams FW07 se usó como banco de pruebas para configurar una arquitectura de seis ruedas, pero la FIA prohibió el diseño antes de la primera carrera

Jones venció en Francia, Argentina, Gran Bretaña, Canadá y Estados Unidos, y el argentino en Mónaco. Williams había ganado el primero de los nueve títulos que acabarían por llegar en un futuro no demasiado lejano. Un año después, otro campeonato más y, aunque sea una estupidez en estos tiempos, el monoplaza británico volvió a repetir en los circuitos durante el inicio del campeonato de 1982. Era su cuarto año compitiendo.

Desafortunadamente, de las tres carreras en las que participó el Williams FW07 en 1982, en dos se acabó estrellando: la primera con Reutemann al volante en Brasil y la segunda bajo las manos de Andretti en Long Beach. Pero no hay de qué preocuparse, ya que el coche está en perfecto estado con el motor y la caja de cambios reconstruidos. De acuerdo con el vendedor, puede participar en eventos históricos de Fórmula 1 aprobados por la FIA en Europa y Estados Unidos.

1981 Williams FW07 (4)

Desde que fuese restaurado, tan solo ha rodado lo equivalente a casi dos grandes premios actuales, 576 kilómetros. Este Williams FW07 está actualmente a la venta en Classic Driver a través de un concesionario llamado Speedmaster Cars, en Inglaterra. Al igual que en el caso del BMW de 2007, no hay precio anunciado. Sabiendo que estamos ante un auténtico Fórmula 1 con pedigrí ganador, no será barato.

Además, fue uno de los últimos en montar el exitoso motor Cosworth DFV de ocho cilindros en uve, antes de que los pequeños propulsores turboalimentados se hiciesen con el protagonismo en los 80. Con 2.993 cm3, este bloque llegó a desarrollar potencias cercanas a los 500 CV. Ganó 167 carreras a lo largo de más de 20 años y fue el producto que puso a Cosworth Engineering en el mapa. Ver y escuchar una pieza histórica merece un poco de tu tiempo.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.