Seis configuraciones de motor únicas

Seis configuraciones de motor únicas

Algunas configuraciones de motor no son solo raras, solamente están hechas por un solo fabricante


Tiempo de lectura: 9 min.

El motor VR6 del Grupo Volkswagen es, probablemente, el primero que se nos venga a la cabeza al leer el título de hoy. Pero además del V6 con una sola culata de Volkswagen que se llegó a instalar incluso en Audi, existen seis configuraciones de motor únicas. Y es que algunas configuraciones de motor no son solo raras, solamente están hechas por un solo fabricante y algunas de ellas están en peligro de extinción con el camino que está tomando el mundo de la automoción. Cojan sus mejores auriculares, y disfruten de los sonidos que, previsiblemente, nos van a abandonar.

Audi: 5 cilindros en línea

El cinco en línea alguna vez fue una configuración relativamente común, o al menos más común que hoy en día, pero el fabricante que se ha quedado con él por más tiempo es también uno que lo hizo famoso a través de los rallies. El cinco cilindros de Audi tiene una rica herencia y múltiples premios de motor a su nombre, y cuando arranca es inmediatamente comprensible por qué. El Volkswagen Passat B2, o Santana, llegó a instalar un cinco cilindros con el beneplácito de Audi.

Fiat, Volvo, incluso Ford con su permiso los utilizaban en otro momento, pero hace tiempo que estas marcas se pasaron a una configuración más habitual. El cinco en línea tiene un sonido único, similar al de un motor V10 por el orden de encendido y la configuración de su cigüeñal, y además desarrolla una gran cantidad de par motor con una entrega muy suave. Actualmente, Audi vende el cinco cilindros en unos pocos modelos a nivel mundial, incluidos el RS3, TT RS y RS Q3.

Pero incluso este poderoso motor está a punto de desaparecer, y con el compromiso de Audi de volverse eléctrico en la próxima década, no pasará mucho tiempo antes de que nos despidamos de él definitivamente. También merece ser mencionado el Audi V10 del R8, pero pierde su lugar en esta entrada porque técnicamente también es producido por Lamborghini para el Huracán.

Bentley: W12

En el mundo del automovilismo de lujo, algunos compradores pueden encontrar un V12 como algo más común de lo esperado. Para esos inconformistas, Bentley te vende 12 cilindros en una configuración bastante peculiar. El Bentley W12 ha sido un elemento básico para la marca, brindando una entrega de potencia increíblemente suave y una banda sonora encantadora y de sonido peculiar. Actualmente, se encuentra en una amplia gama de modelos, pero nuestras aplicaciones favoritas son el Bentley Continental GT Speed ​​y el Flying Spur.

El W8 de Volkswagen nos dejó hace tiempo como hermano pequeño de este W12, siendo un motor bastante más compacto que un V8 más habitual, y adolecía falta de potencia para su cilindrada al tener un techo de revoluciones relativamente bajo. Sin embargo, era muy agradable de conducir, y su sonido enamoro a unos cuantos, al igual que las variantes atmosféricas del W12. Como muchos otros motores de gran cilindrada, el W12 no tardará mucho en desaparecer, y se espera que el Bentley Batur sea el último vehículo nuevo en presentarlo. Bentley está invirtiendo en hibridación y, finalmente, se convertirá en una marca eléctrica.

Bugatti: W16

Para casi todo el mundo del automóvil, 12 cilindros es el máximo existente. Pero Bugatti no es como el resto de este mundillo, y Bugatti es una marca que disfruta rompiendo límites y estableciendo nuevos estándares. Por eso, cuando la empresa fue reactivada por Volkswagen, desarrolló un motor W16 de 8,0 litros de cilindrada que, equipado con cuatro turbocompresores, es la obra de ingeniería más valiosa de la marca. Los problemas derivados en cada paso de su desarrollo por el calor generado por sus cuatro turbos condicionaron, en numerosos puntos, el diseño del Veyron, y retrasaron varias veces su lanzamiento.

Lo vimos aparecer por primera vez en prototipos de Audi, pensando en que jamás esa locura llegaría a estar en producción. Pero finalmente llegó, no en un Audi, evidentemente, con el reflote de Bugatti se encontró un lugar más acorde para un motor tan especial. Se dice que el Grupo Volkwagen perdía dinero cada vez que un coche con este propulsor salía de sus instalaciones.  A lo largo de las últimas dos décadas, su potencia varió desde 1.001 CV en el Veyron 16.4 hasta los 1.850 CV en el concepto Bugatti Bolide, demostrando que además de haber conseguido finalmente desarrollarlo, podía evolucionar.

Con dos modelos principales e innumerables variantes especiales a lo largo del camino, el Bugatti W16 es verdaderamente incomparable. Eso es quizás lo que hace que su inminente desaparición sea mucho más triste. Una vez revelado el año pasado que el Bugatti W16 Mistral será el último modelo en utilizarlo antes de que Bugatti presente una nueva configuración de motor híbrido, igualmente única para el sucesor del Chiron, nuestra apuesta es que adoptará un W12 hibridado.

Mazda: Rotativo Wankel

Mazda se cuela en esta lista a través de un resquicio legal, pero como es nuestra lista, las normas las ponemos nosotros. Mazda ya no produce un automóvil en el que un motor rotativo Wankel realmente impulse las ruedas, no desde que el RX-8 dejó de fabricarse hace más una década, pero el mes pasado presentó una variante del Mazda MX-30 con un extensor de rango rotativo. Así ha conseguido un crossover eléctrico, un híbrido enchufable con 640 kilómetros de autonomía. El motor rotativo en cuestión es un motor completamente nuevo llamado 8C, construido con un solo rotor con inyección directa y una cilindrada de tan solo 0,83 litros que produce 74 CV a 4.700 rpm.

Los jefes de Mazda todavía sueñan con construir un nuevo deportivo con motor rotativo, y las patentes incluso sugirieron que se estaba trabajando en uno, pero para los fanáticos del rotativo, el MX-30 e-Skyactiv R-EV es lo mejor dentro de lo que pueden traernos los japoneses por el momento. Mientras tanto, recordaremos su peculiar sonido, convertido en bramido, para enseñar en Le Mans que se podía ganar de otra manera a sus rivales con el 787B.

Fiat: bicilíndrico

Los motores de dos cilindros son bastante comunes en las motos, pero en los automóviles llegaron con el dowsizing tras décadas sin ellos. Es tan peculiar que solo Fiat todavía continúa fabricando motores esta configuración. Antiguamente, múltiples marcas disponían de propulsores así, incluido el Alfa Romeo MiTo, pero ahora solo encontrarás el pequeño TwinAir en el Fiat 500 y el Fiat Panda. El pequeño propulsor está disponible en atmosférico de un litro y 90 CV, o como motor turbo de 0,9 litros que consigue llegar hasta los 105 CV de potencia. A medida que el Fiat 500 se despide de los motores de combustión, incluido el aquí nombrado, recordaremos su peculiar sonido.

Sé que no podéis contener la emoción con esa tapa de motor salida del penúltimo tramo del Dakar, y más sumado al sonido celestial de un soplador de hojas reprogamado, pero así son los de Fiat, que a diferencia de otros han conseguido colarse en este post. Fuera de bromas, es un motor que ha funcionado bien, ha cumplido con su objetivo y ostentó en 2011 el título de motor del año en cuatro categorías. Lleva a la venta más de diez años, por lo que su desaparición será importante, al igual que la de los otros motores de los que hablamos aquí.

Porsche: seis cilindros opuestos

Subaru lo vendió hasta 2019, por lo que Porsche es el único que todavía produce esta configuración de cilindros. Se podría argumentar que RUF y otros fabricantes de automóviles pequeños también lo fabrican, anulándolo de la lista, pero al final, en gran tirada, Porsche es el único que lo fabrica y evoluciona, ya que el resto se apoyan en esta gran marca para desarrollar sus productos.

El icónico Flat Six aún se encuentra en las gamas de modelos como el 718 y el 911. Mientras que la mayoría de las variantes actuales son turbo, seguimos recordando como la inclusión de este elemento revolucionó al 911 hace ya más de 40 años. Los más icónicos actualmente son, irónicamente, de aspiración natural, y se encuentra en el 911 GT3 RS. En su versión más reciente, este seis cilindros planos de cuatro litros supera las 9.000 rpm y genera 518 CV, con un sonido que estremece a cualquier aficionado al mundo del motor.

Por debajo de la gama se ha optado por recortar el motor un par de cilindros y ayudarlo con un turbo, pero después de escuchar el GT3 RS en pleno esplendor, obviamente no voy a lograros convencer de que no suena tan mal. Aun así lo voy a intentar, hay que reconocer que Porsche al menos lo ha intentado, aunque no alcanzará a los seis cilindros opuestos en sonido jamás bajo mi punto de vista.

Conclusiones

Con los vientos soplando hacia el eléctrico, los verdaderos fanáticos de los coches escuchamos estos motores con nostalgia, aunque el combustible sintético nos dé oxígeno y podamos ilusionarnos con un futuro no tan distinto al actual. Por el momento parece que nos despediremos de estas seis configuraciones de motor únicas, aunque quizá sea un “hasta luego” y no un “hasta nunca”. Ahora os dejo con un video de los mejores sonidos por cada distribución de cilindros de los compañeros de TopCars TV.

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.