Coche del día: Audi RS3 Sportback (8PA)

Coche del día: Audi RS3 Sportback (8PA)

El primer RS3 de la historia


Tiempo de lectura: 4 min.

Hubo una época, en la que podíamos acudir a las tiendas y comprar un compacto deportivo casi de cualquier marca. Renault tenía su Mégane RS, Ford el Focus RS, Volkswagen tenía el Golf R, Honda el Civic Type R y CUPRA todavía era la denominación para los SEAT más cañeros, como el León Cupra. Sin embargo, el único compacto premium que se podía incluir en esta categoría era el Audi S3, que, no obstante, ofrecía prestaciones equivalentes a todos los modelos mencionados.

Que no hubiera compactos premium de altas prestaciones, simplemente, se debía a que los fabricantes premium no tenían compactos en su gama. Fue Audi, allá por 1996, la primera en llegar a dicho segmento y también, la primera en abrir la lata del desparrame al presentar el primer compacto deportivo realmente premium: el Audi RS3 Sportback. Cuando decimos “realmente premium”, nos referimos a ese extra que debe ofrecer, o al menos, que se espera que ofrezca, un compacto premium. Y aquel primer Audi RS3 Sportback, puesto en circulación en 2011 contaba con ese extra.

audi rs 3 sportback (5)

Para entonces, los fabricantes premium ya tenían compactos en sus catálogos, pero ninguno se puso al nivel de Audi. Es cierto que en aquel año apareció el espectacular BMW 1M, pero era sobre la versión coupé del Serie 1, no era realmente un compacto. Mercedes, por su parte, todavía comercializaba el Clase A monovolumen –la segunda generación– y ese coche nunca contó con una variante de altas prestaciones, al menos oficialmente.

El Audi RS3 Sportback rompió todos los moldes en el segmento, aunque solo se quedó sin poder cumplir uno: el de la mayor potencia. Bajo el capó del alemán había un cinco cilindros de 2,5 litros, sobrealimentado por turbo, que era capaz de rendir 340 CV. Era una potencial altísima, pero el Ford Focus RS500 le sacaba 10 CV –aunque en realidad no era más rápido–. Era el mismo motor del Audi TT RS y al igual que en aquel, se combinaba con un cambio automático s tronic de siete relaciones y mandos tras el volante, junto al sistema de tracción total con acoplamiento tipo Haldex –embrague multidisco–.

Contaba con muchas particularidades, como por ejemplo, unas ruedas delanteras más grandes que las traseras: 235/35 frente a 225/35. Por lo general, como seguramente sabréis todos, o casi todos, las ruedas traseras suelen ser ligeramente mayores que las delanteras –en superdeportivos la diferencia es muy abultada– cuando son propulsión, para aprovechar cuestiones como el desplazamiento de masas en aceleración –motivo por el que los frenos delanteros son mayores que los traseros…–. En el caso del RS3 Sportback, un coche que en el resto de versiones era mayoritariamente tracción delantera, se montan las ruedas delanteras más grandes para evitar algunos efectos de ser eso, un tracción delantera.

audi rs 3 sportback (4)

Aunque tenga tracción total, el reparto de par era mayor al eje delantero y en ocasiones, el exceso de par es problemático, como puede ser en curva. Así que la firma alemana, en lugar de modificar el reparto del par entre los ejes, decidió montar ruedas delanteras más grandes. Y funcionó, porque el primer Audi RS3 que se puso en circulación era rápido: 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h –limitada electrónicamente–. También era un coche que estaba “gordo”, con un peso total de 1.650 kilos. Curioso es el dato de consumo, pues se consideraba una buena cifra para sus prestaciones: 9,1 litros cada 100 kilómetros.

El Audi RS3 Sportback llegó como el canto del cisne del Audi A3 “8P”, la segunda generación del compacto alemán que se lanzó al mercado en 2003. En 2012 apareció la tercera generación del Audi A3 –código 8V– y el Audi Rs3 Sportback tuvo poco recorrido comercial y actualmente, es uno de los RS3 menos vistos y con el tiempo, será uno de los más buscados por los coleccionistas.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado