Los superdeportivos requisados a “Teodorín” Obiang alcanzan los 25 millones de euros en subasta

Los superdeportivos requisados a “Teodorín” Obiang alcanzan los 25 millones de euros en subasta

Entre ellos, algunos ejemplares tan exóticos como un Lamborghini Veneno Roadster


Tiempo de lectura: 3 min.

Lo supimos a comienzos de verano y el martillo ya ha sido golpeado. La colección de vehículos de lujo y superdeportivos incautados al vicepresidente de Guinea Ecuatorial, “Teodorín” Obiang Nguema, ha sido subastada en Suiza por Bonhans. Eso significa que algunos de los mejores superdeportivos del mundo acaban encontrar nuevo dueño, y no por poco dinero.

El lote estaba compuesto por los 25 automóviles requisados por la oficina del fiscal de Ginebra en 2016 a raíz de una investigación por lavado de dinero. Entre las marcas más destacadas podíamos encontrar modelos de McLaren, Ferrari, Lamborghini, Bentley o Rolls-Royce. Al final, la recaudación alcanzó un valor de casi 25 millones de euros, casi el doble del precio de salida, y lo recaudado irá a parar a financiar programas sociales en la antigua colonia española.

Un Lamborghini Veneno Roadster blanco de 2014, con las iniciales “TNO” pintadas en el capó, fue el lote estrella. Tan solo nueve de estos ejemplares salieron de la fábrica de Sant’Agata Bolognese, y su nuevo dueño pujó por él hasta los 7,6 millones de euros. Basado en el Aventador, conserva el mismo V12 de 6,5 litros de 750 CV, aunque apenas han sido disfrutados dados los 325 kilómetros en el odómetro.

Superdeportivos Obiang (1)

Otro de los superdeportivos altamente exclusivos presentes era el Koenigsegg One:1. Como su nombre lo indica, genera 1.360 CV de potencia para mover una masa de 1.360 kilos. Solo se fabricaron seis en 2015, y este ejemplar azul oscuro se ha manejado durante apenas 603 kilómetros. Otro resultado interesante fue la venta de un Ferrari Enzo por 2,84 millones de euros, sustancialmente más alto que los 2 millones que comandaba un LaFerrari.

Continuando con las joyas europeas de ensueño, también se han adjudicado un Lamborghini Reventon Roadster por 1,74 millones de euros, un Aston Martin One-77 y un Porsche 918 Spyder por 1,37 millones de euros, además de un Bugatti Veyron y un McLaren P1 por 1,19 millones de euros. Una limusina blindada Rolls-Royce Silver Spur de 1998 descrita como “perfecta para alguien con enemigos” se ha vendido por 79.600 euros.

La identidad de los que se hicieron con los lotes se mantuvo en el anonimato, aunque el evento atrajo sobre todo a coleccionistas europeos y de Extremo Oriente. De hecho, de acuerdo con Reuters, un dubaití (Emiratos Árabes Unidos) se habría hecho con varios de los vehículos más cotizados. Considerado como la “Colección Supercar”, los vehículos de Obiang no tenían un precio mínimo de reserva.

El hijo del presidente de Guinea Ecuatorial, “Teodirín”, se ha visto envuelto en problemas legales en otros lugares. El año pasado, las autoridades brasileñas lo acusaron de no declarar más de 14 millones de euros en efectivo y relojes de lujo incautados de una delegación. Presumiblemente, se cree que podrían haber sido parte de un esfuerzo para lavar dinero malversado del gobierno del país.

Y un tribunal de París en 2017 condenó al hijo por malversación de millones de dólares en dinero público, aunque el caso ha sido apelado. La oficina del fiscal de Ginebra citó en febrero una serie de reglas que permitían a los fiscales cerrar casos en los que la persona bajo investigación había “reparado el daño o hizo todo lo que se podía esperar de él o ella para compensar el daño causado”.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!