El Alfa Romeo Giulia SWB Zagato celebra los 100 años de colaboración entre ambas compañías

El Alfa Romeo Giulia SWB Zagato celebra los 100 años de colaboración entre ambas compañías

Solo existe y solo existirá una unidad, pues se trata de un encargo por parte de un coleccionista


Tiempo de lectura: 4 min.

Ya nos lo adelantaron hace poco, pero eso no le ha restado ni un ápice de interés al proyecto. El especialísimo Zagato, ha dado vida a uno de los mayores deseos de los alfisti en los últimos años: un coupé sobre la base del Alfa Giulia QV. No obstante, aunque se podría decir que es un sueño cumplido, en realidad, seguirá siendo un sueño para todos. El Alfa Romeo Giulia SWB Coupé Zagato es un vehículo único, un one off creado para celebrar los 100 años de colaboración entre ambas compañías y que ya tiene propietario. De lo que no cabe duda, es de la necesidad que tenía Alfa Romeo de algo semejante en la tesitura actual y con unos objetivos tan ambiciosos como convertirse definitivamente en un fabricante premium. Y para ser premium, además de fiabilidad, hace falta imagen de marca y para eso, nada mejor que vehículos de altas prestaciones y únicos en el mundo, como esta nueva creación de Zagato.

Sin embargo, desde Zagato han comentado que el desarrollo de este coche ha sido totalmente independiente, es decir, Alfa Romeo no ha tenido nada que ver y que el uso del nombre de la marca y el logotipo, es básicamente con fines descriptivos y promocionales, más el lógico reconocimiento a la plataforma y el motor empleados, claro. Y aun así, la plataforma Giorgio ha sido modificada para adaptarse a las necesidades y requerimientos del proyecto, siendo acortada en longitud. Estamos ante un coupé de dimensiones compactas y habitáculo de dos plazas, no es necesaria la longitud de un sedán como el Giulia o de un SUV como el Stelvio.

El proyecto comenzó en 2021, cuando un coleccionista alemán, propietario de algunas unidades raras de Alfa Romeo como un SZ o un 8C Competizione, así como de algunos Aston Martin de Zagato, contactó con el carrocero italiano para hacerle una petición muy especial. No han trascendido los detalles del acuerdo, pero es evidente que barato, lo que se dice barato, no habrá sido. Este tipo de creaciones suelen superar con creces el millón de euros, así que algo tan especial no debería estar lejos en cuanto a precio. Además, tampoco se han escatimado en gastos, porque toda la carrocería ha sido realizada con fibra de carbono y el habitáculo, aunque procedente del Giulia, también ha sido tratado con el cuidado y el esmero que se merece. Y por si fuera poco, podría ser uno de los últimos one off con base Alfa Romeo de combustión, ya que la marca pasará a ofrecer únicamente vehículos eléctricos a partir de 2027.

Alfa Romeo Giulia SWB Zagato (5)

Zagato, como cabría esperar, se ha inspirado en varios modelos míticos para este proyecto, no en balde, estamos ante un trabajo que busca conmemorar los 100 años de colaboración entre el diseñador y el fabricante de Arese. Por eso, se aprecian algunas similitudes con el Alfa Romeo SZ e incluso con el Alfa Romeo TZ, aunque sin caer en la tentación de realizar una reinterpretación de ambos modelos. En su lugar, la inspiración ha servido para crear un coche de configuración clásica, con un morro largo y voladizos cortos, que debido a la plataforma tiene una posición de conducción casi entre los dos ejes (algo más cerca del trasero), logrando un reparto de pesos muy centrado. La luneta trasera presenta una suave caída, al más puro estilo fastback, con unas caderas poderosas, muy musculosas.

El frontal, por su parte, resulta una de las zonas más destacables de este Alfa Zagato. No cabe duda que el “Tubolare Zagato” ha inspirado parte de sus líneas, pero los grupos ópticos adoptan las actuales líneas estrenadas por el Alfa Romeo Tonale y de paso, hace un pequeño guiño a il Mostro, el genial Alfa Romeo SZ, al presentar tres módulos bien marcados por las luces de día LED. En cuanto a la zona trasera, sus líneas lucen igualmente una fuerte personalidad y una clara referencia al Alfa TZ, pero tiene cierto aire a Aston Martin. Y por supuesto, no falta el techo de doble burbuja, característico de todos los trabajos de Zagato.

Bajo el lago capó, se esconde el V6 biturbo de las versiones Quadrifoglio de la Anonima Lombarda, pero en este caso, concretamente, con las especificaciones del Giulia GTAm, es decir, con 397 kW (540 CV) a 6.500 revoluciones y un par de 600 Nm a 2.500 revoluciones. Pero, al contrario que ocurre el Giulia GTA y el Giulia GTAm, el Giulia SWB Zagato cuenta con cambio manual de seis relaciones. El radical sedán presentado en 2020 solo está disponible con cambio automático de ocho relaciones.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.