El Abarth Classiche 500 Record Monza ’58 sirve de doble homenaje

El Abarth Classiche 500 Record Monza ’58 sirve de doble homenaje

Os traemos esta exclusiva reedición de un vehículo histórico para el preparador italiano, que Stellantis Heritage ha llevado al Milano AutoClassica de este año


Tiempo de lectura: 5 min.

Hace tan solo unas semanas que conocimos el FIAT 500e Abarth, el primer modelo eléctrico con el emblema del escorpión. Hoy queremos retornar a los orígenes de este preparador, aprovechando un evento llevado a cabo en Milán en días recientes en el que ha participado Stellantis Heritage con algunos vehículos de Abarth. Con la excusa de celebrar el centenario del Autodromo di Monza, el gigante de la industria automovilística llevó a la duodécima edición del Milano AutoClassica tres vehículos muy especiales, entre los que destacaba el Abarth Classiche 500 Record Monza ‘58.

Se trata de una edición única que ha creado un departamento denominado Officine Clasiche para conmemorar un modelo mítico, que no en vano fue el primer vehículo preparado por Carlo Abarth. Concretamente, se homenajea una versión que en 1958 estableció varios récords sobre el circuito italiano, denominada FIAT 500 Abarth Monza y con una curiosa historia que nuestro compañero Miguel Sánchez ya contó en este artículo de La Escudería.

El vehículo original, nacido para acallar las críticas sobre la fiabilidad del FIAT 500 Abarth justo tras su lanzamiento —en realidad, esta fue efectivamente la primera unidad que fue preparada por Carlo Abarth—, también estaba presente en el acto llevado a cabo por Stellantis en Milán. Se trataba de un FIAT Nuova 500 que mantenía su motor de dos cilindros en línea, ahora con 26 CV de potencia —el doble que el original—, y que ha sido convenientemente restaurado en época reciente. Fue capaz de alcanzar una velocidad máxima de 118 km/h —33 km/h más que el FIAT Nuova 500 presentado un año antes— durante las 168 horas durante las que dio vueltas sin descanso al circuito de Monza. Cabe mencionar que las prestaciones que sirven de referencia para estas comparativas proceden de las anunciadas para la primera versión del modelo en ese año 1957. Poco después, la potencia de su motor de 479 cc de capacidad aumentó a los 15 CV, y la misma FIAT creó en 1958 una versión “Sport”, con 21,5 CV de potencia y 499,5 cc.

Stellantis quiso contribuir a las celebraciones del centenario del Autodromo di Monza con la reedición del mítico FIAT 500 Abarth Monza de 1958, para la cual los técnicos de la Officine Classiche de la marca modificaron un FIAT Nuova 500 de 1970

Abarth Classiche 500 Record Monza ‘58 03

El Abarth Classiche 500 Record Monza ‘58 ha sido construido sobre la base de un FIAT Nuova 500 del año 1970. Se han llevado a cabo todas las modificaciones necesarias para transformarlo en una réplica del vehículo homenajeado. Como rasgo más característico a primera vista, destaca que se emplea el mismo color verde para su pintura, que ya se utilizó en el Abarth 695 70º Anniversario. También estaban presentes en el original los dos faros extra en el frontal, así como el techo rígido y aerodinámico, en sustitución del que se instalaba de serie en el modelo, que era de tela.

En el interior nos encontramos con un único asiento, tal y como sucedía en el modelo original, en el que se tomó esta decisión por cuestiones de peso. El salpicadero es también representativo de estos modelos, como lo es el volante de madera y la ausencia de alfombras. La tapicería es la misma que en el FIAT 500 Abarth Monza de 1958 y conserva las costuras en color de contraste.

En cuanto al apartado mecánico, conserva también el motor bicilíndrico, con capacidad de 595 cc, en este caso, y ha sido preparado mediante el Abarth Classiche 595 Tuning Kit, del cual sabemos poco más que su nombre. Según ha afirmado Stellantis, es un equipamiento que reproduce fielmente el que se instalaba en las creaciones de Abarth en 1963, aunque con tecnología actual, por supuesto.

Además de estos dos automóviles, en el Milano AutoClassica celebrado recientemente, la marca del escorpión también exhibió un Abarth 1000 SP de 2022, otro modelo homenaje del que tan solo hay una unidad a la venta, del total de cinco producidas

Abarth Classiche 500 Record Monza ‘58 05

En el mencionado evento también estuvo presente una unidad del Abarth 1000 SP de 2022 —ahora denominado Abarth Classiche 1000 SP 2022—, que ya tratamos en su día en espíritu RACER. Se trata de la única de las cinco producidas que aún está a la venta, pintada en obligatorio rojo. Fue diseñado en 2009 para homenajear al modelo original, de los años sesenta del siglo pasado, y la versión definitiva se lanzó al mercado en el año 2021, durante el quincuagésimo quinto aniversario de la marca del escorpión.

El Abarth Classiche 500 Record Monza ‘58 es un modelo único que se ofrecerá a entusiastas y coleccionistas que estén interesados en adquirirlo. Forma parte de un proyecto de la mencionada división Heritage, denominado “Reloaded by Creators” y en formato serie, así que podemos esperar más clásicos reeditados por parte del equipo técnico de la Officine Classiche de la compañía. Y tú, ¿cuál querrías que fuera el próximo?

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.