“Nuevo” Abarth 1000 SP, el biplaza que la firma del escorpión merece

“Nuevo” Abarth 1000 SP, el biplaza que la firma del escorpión merece

Y una buena forma de mantener vivo el espíritu del Alfa Romeo 4C


Tiempo de lectura: 3 min.

Las interpretaciones o reproducciones modernas de vehículos clásicos no son nada nuevo. Empresas como Jaguar y Aston Martin han creado nuevas iteraciones de coches antiguos, prácticamente idénticos al original. Sin embargo, a veces puede implicar actualizar el diseño y la mecánica para hacer que sea más adecuado para la forma actual de vida y conducción. Alfa Romeo, junto con FCA Heritage, ha gestado esta encarnación moderna del Abarth 1000 SP (Sport Prototipo) de los años 60.

El 1000 SP del siglo XXI es un homenaje único al modelo que debutó en 1966 y ganó los 500 Kilómetros de Nürburgring ese mismo año; también se hizo un nombre en eventos como la Targa Florio. La nueva edición presenta líneas muy similares a las que se hicieron icónicas en aquel año, con una aerodinámica más refinada que la compañía describe como digna de un deportivo contemporáneo de vanguardia. Visto uno al lado del otro, las similitudes son más que evidentes, aunque la diferencia de tamaño es considerable.

Y eso que el “nuevo” Abarth 1000 SP toma como punto de partida un Alfa Romeo 4C Spider, que no es precisamente un gigante (3.989 mm de largo, 1.864 mm de ancho y 1.189 mm de alto). Aún así, es profundamente fiel a su predecesor, con una cabina espartana y de escasa ergonomía, así como la ligereza por la que el original era famoso. Aunque bajo la piel todo cambia. El chasis tubular del prototipo histórico da paso a uno híbrido, con la sección central ahora de fibra de carbono y el subchasis delantero de aluminio.

Abarth 1000 SP y Abarth 1000 SP Concept (1)

A pesar de que Abarth, actualmente, ha quedado relegada a vender solo la vertiente con más espíritu RACER del Fiat 500, en la década de los 50 y 60 era reconocida en toda Europa

La energía queda proporcionada por un propulsor turboalimentado en posición central de cuatro cilindros y 1.742 cm3, que genera 241 CV y 350 Nm. La compañía no revela cifras de aceleración o velocidad máxima, pero no deberían de variar demasiado frente a las del 4C Spider: de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y 257 km/h de punta. Son números con los que la barchetta original apenas podía soñar, ya que este acogía un bloque de 982 cm3 con 105 CV. Pero con 480 kilogramos a desplazar, podía llegar hasta los 219 km/h.

“El Abarth 1000 SP se hace eco de las líneas y las características estéticas de su precursor”, dicen desde Alfa Romeo y FCA Heritage. “La carrocería sinuosa, con las superficies blandas de las aletas resaltando la posición de las ruedas, retoma el patrón del Spider con un motor central. El acristalamiento del interior presenta deflectores laterales perfilados, con su perfil bajado hacia la barra antivuelco, que esta estrictamente ‘a la vista’ para resaltar nuestro ser en presencia de una carrocería creada a cielo abierto sin límites”.

Abarth 1000 SP y Abarth 1000 SP Concept (2)

El Alfa Romeo 4C Spider en el que se basa esta reinterpretación del Abarth 1000 SP se dejó de fabricar en 2020, por lo que es probable que el modelo de estas imágenes sea el único

No se sabe si el Abarth 1000 SP de nueva factura se verá en una pista de carreras en el corto plazo, pero Alfa Romeo ha manifestado que aparecerá en algunos eventos no revelados que se centrarán los modelos más añejos del grupo durante el otoño de 2021. Aparentemente, no parece que la firma del escorpión vaya a construir una serie de ejemplares para la venta al público, más bien un proyecto con en el que tanto los ingenieros como los espectadores puedan disfrutar admirándolo. Pero, ¿no te gustaría verlo en las calles?

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.