El circuito de Monza cumple 100 años

El circuito de Monza cumple 100 años

Las marcas italianas , y los aficionados, están de celebración


Tiempo de lectura: 3 min.

El 3 de septiembre ha cumplido 100 años el circuito de Monza y, como no podría ser de otra manera, las marcas italianas lo han celebrado por todo lo alto. Este circuito es conocido como “El Templo de la Velocidad” por sus rectas y curvas rápidas, y a pesar de haber sufrido modificaciones para adaptarse a los estándares de seguridad, sigue siendo un circuito que no deja indiferente a nadie. El templo de Ferrari en la Fórmula 1 tiene una capacidad para 118.865 espectadores y, al estar ubicado en el epicentro de la industria automotriz italiana, es un paraíso para los amantes del automovilismo.

El Automóvil Club de Milán, por su 25 aniversario, decidió construirlo. En enero de 1922 se encomendó el trabajo al arquitecto Alfredo Rosselli. En aquella época de ebullición automovilística, se pensó que sería útil tener un circuito que contase con un óvalo y una pista de velocidad, uno al lado del otro, con una longitud total de 14 km. Finalmente, tras 100 días de construcción vertiginosa, el autódromo estaba construido. Contaba con el circuito de 5,5 km y el óvalo de 4,5 km, y la velocidad máxima teórica que se podía alcanzar en las curvas de alta velocidad era alrededor de los 190 km/h. Su primera carrera se celebró el 3 de septiembre de ese mismo año.

Antes de que la guerra suspendiese temporalmente las competiciones, en 1929, Achille Varzi en un Alfa Romeo y Alfieri Maserati con un automóvil construido por él mismo, alcanzaron por primera vez los 200 km/h en su vuelta más rápida. El circuito era perfecto para que los fabricantes probasen sus máquinas y, además, permitía competir en él con gran versatilidad gracias a sus dos variantes.

El circuito ha sido testigo de carreras tan peculiares como la que enfrentó a pilotos de la Formula 1 y de la IndyCar, denominada la carrera de los Dos Mundos

Coincidiendo con los 100 años que ha cumplido el circuito de Monza, se ha celebrado Gran Premio de Italia de Fórmula 1 este fin de semana allí, y Ferrari, por su parte, decoró con detalles amarillos a sus monoplazas y cambió los monos rojos ignífugos por unos amarillos. Por su parte, Alfa Romeo, también cambió algo su decoración habitual, pero esto no fue lo más importante que hizo la marca. Ellos organizaron los “Tribe Days”, reuniendo a coleccionistas de toda Europa para exhibir 112 modelos icónicos de su historia y 100 Giulia GTA de los 500 fabricados. Los icónicos Alfa Romeo GTA, los bonitos GTV, los brutales 75 Turbo Evoluzione, los raros RZ y SZ, y muchos modelos más de la marca que desfilaban escoltados por los 100 Alfa Romeo Giulia GTA, entre los que se encontraba el primero fabricado, fácilmente identificable por su jaula de seguridad blanca y sus pinzas de freno amarillas.

bordinovincitoredelgpdelacditaliasett1922 631a0952f36bd 631b2bf65e126

FIAT no se quedó sin su celebración, se les entregó un premio debido a que ganó el primer Gran Premio disputado en Monza el 10 de septiembre de 1922. El piloto Pietro Bordino se hizo con la victoria al volante de un Fiat 804, que contaba con un 6 cilindros en línea con 2.0 litros de cubicaje, el motor contaba con 112 CV y una transmisión manual de 4 marchas. Este pequeño vehículo era capaz de alcanzar los 170 km/h y su conducción no era nada fácil, debido a su reducido peso de 650 kg.

El circuito de Monza merece mención por carreras peculiares como la denominada de los Dos Mundos, que enfrentó a pilotos de la Fórmula 1 y la IndyCar, por sus carreras de resistencia, cuya última edición celebrada fue en 1969, y por los éxitos y tragedias que se han vivido allí. Está claro que Monza está en el recuerdo de cualquier aficionado, y esperamos que dure otros cien años más como poco.

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.