Coche del día: Ferrari 340 MM

Coche del día: Ferrari 340 MM

Un clásico campeón muy delicado de conducir


Tiempo de lectura: 4 min.

El Ferrari 340 MM fue una versión específica del 340 para participar en la mítica competición italiana de la Mille Miglia de 1953. Su carrocería era de tipo barqueta, sin techo y con un minúsculo parabrisas parcial que protegía levemente al piloto. Carrozado por Vignale y con la participación en su desarrollo del campeón de Fórmula 1 Alberto Ascari, ganó la prueba de ese año a manos de Giannino Marzotto.

Fue una evolución del Ferrari 340 México, acortando la batalla de este en 100 mm, pasando de los 2.600 a los 2.500 mm. El motor era el mismo Lampredi V12 de 4,1 litros. Del 340 MM construyeron 10 unidades, cuatro berlinetas diseñadas por Pininfarina, dos Touring Spider y cuatro Vignale Spider, con diseño de Giovanni Michelotti. Otra versión interesante era el Ferrari 340 America, destinada al mercado americano, que llevaba el mismo motor de 4,1 litros, pero desinflado hasta los 223 CV.

Cuatro unidades de Ferrari 340 MM se convirtieron a 375 MM

Aunque era un coche bastante delicado de conducir por su elevada potencia, Marzotto consiguió establecer un nuevo récord de velocidad de la Mille Miglia, con una velocidad media de 142 km/h. Otro de los pocos pilotos que se atrevió a llevar al límite al 340 MM fue Gigi Villoresi, subiendo a lo más alto del podio en el Giro di Sicilia del mismo año.

Ferrari 340 MM 2

Sus 284-350 CV y su bajo peso de 850 kg -sin el depósito de 177 litros ni el conductor- le permitían superar los 280 km/h

Su carrocería de tipo spider ofrecía dos asientos. No disponemos datos fidelignos de sus dimensiones, aunque la longitud debe de andar por los 4.150 mm, pero sí de su chasis. La batalla es de 2.500 mm y las vías delantera y trasera son de 1.325 y 1.320 mm, respectivamente. Su peso en vacío era de 850 kg. El chasis estaba formado con una estructura tubular de acero, con tubos de sección elíptica, mediante barras laterales unidas con travesaños tubulares.

La suspensión delantera era independiente, con un ballestón transversal como elemento elástico, trapecios y tacos de goma. La trasera contaba con un eje De Dion, también con ballestón transversal y brazos radiales, además de amortiguadores hidráulicos. El sistema de frenos llevaba cuatro tambores de accionamiento hidráulico. La dirección era de tipo de tornillo sin fin.

Los neumáticos eran de medidas 5.50×16” delante y 6,5×16″ detrás. Las llantas eran de alambres de acero y las ruedas contaban con sistema de bloqueo central, es decir, con un único tornillo. El depósito de combustible tenía una capacidad de 177 litros, que si los añadíamos al peso en vacío del coche e incluíamos al conductor rondaría los 1.100 kg.

Ferrari 340 MM 3

El motor iba situado en posición delantera longitudinal y llevaba un V12 en un ángulo de 60o. Su cilindrada total era de 4.101 cm3 y entregaba una potencia aproximada de unos 284 CV a un régimen de 6.600 RPM, pudiendo llegar hasta los 350 CV según los ajustes recibidos. Las culatas eran de aleación ligera y las cámaras de combustión mostraban un diseño semiesférico.

Entre sus triunfos deportivos podemos destacar la Mille Miglia de 1953 y el Giro de Sicilia del mismo año

Llevaba dos árboles de levas en cabeza, uno por cada bancada de cilindros, con dos válvulas por cada uno de ellos. La alimentación se realizaba mediante tres carburadores Weber 40 DCF, contando con una bujía por cilindro y dos magnetos para la ignición. La caja de cambios era manual, de cinco velocidades, que transmitían la potencia a las ruedas traseras, contando además con un diferencial de deslizamiento limitado. Su velocidad punta era de 282 km/h.

Después de ganar la Mille Miglia de 1953 se aumentó la cilindrada hasta los 4,5 litros y Pininfarina le añadió una atractiva carrocería cerrada. Participó en las 24 Horas de Le Mans, y aunque no consiguieron ningún triunfo, ganaron otras carreras de larga distancia en dicho año.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Ferrari 340 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!