Menu

Hoy entra en vigor la bajada de 100 a 90 km/h en carreteras convencionales

Se han cambiado 2.719 señales con un coste aproximado de 526.000 euros

Hoy entra en vigor la bajada de 100 a 90 km/h en carreteras convencionales

Como seguro que ya habéis escuchado, hoy entra en vigor la modificación del artículo 48 del Reglamento General de Circulación, donde se reduce la velocidad genérica de las carreteras de un solo carril para cada sentido a 90 km/h. Según el director general de Tráfico, Pere Navarro, esta medida contribuirá a reducir la siniestralidad, haciendo descender la cifra de fallecidos.

Ya sabemos que para la DGT la velocidad es la causa de la mayoría de accidentes, así que siguiendo su línea, a partir de hoy ya no se podrá circular a 100 km/h por vías convencionales, aunque tengan más de 1,5 metros de arcén. Uno de sus objetivos es cumplir el objetivo establecido en la «Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020» de bajar de 37 la tasa de fallecidos en accidente de tráfico por millón de habitantes. En contraposición, en 2017 la tasa fue de 39.

Según ha declarado el señor Navarro: «Esta reducción de la velocidad debe ir acompañada de una mayor vigilancia y control por parte de las policías encargadas de la vigilancia del tráfico y de mejoras y actuaciones en el diseño de las infraestructuras por parte de los titulares de la vía.» En resumidas cuentas: van a forrar de radares las vías que han cambiado de 100 a 90 km/h, y me temo que será difícil ver mejoras palpables en los trazados de esas vías. Un poco lo de siempre.

Es cierto que en las carreteras convencionales es donde se producen la mayoría de los accidentes mortales, en torno al 75 %, y de ese total, el 40 % es por salida de la vía. ¿No será que la velocidad es un agravante de los accidentes en vez de la causa? ¿Puede ser que ese 40 % sea causado por distracciones al volante, alcohol, drogas, somnolencia,… y no por la velocidad?

Carretera Convencional

Personalmente creo que las razones esgrimidas por la DGT carecen de argumentos sólidos. Resulta que la única receta que se les ocurre a sus dirigentes es reducir la velocidad. ¿Por qué no reducen la velocidad del AVE? ¿O de los aviones? Así los accidentes serían menos peligrosos, aunque mucho me temo que si eso ocurriese los usuarios no iban a estar muy felices. A continuación algunos razonamientos de la DGT:

  • «Muchos de estos accidentes están relacionados con pérdidas de control debido a velocidades excesivas.»
  • «A mayor velocidad, mayor distancia de detención. […] Con el suelo mojado, la distancia de detención aumenta casi un 70 %.»
  • «Asimismo, a mayor velocidad menor campo de visión.»

Estas razones es como decir que «el cielo es azul» o que «el agua moja». Son cosas evidentes. Esto va en contra del progreso tecnológico y de toda lógica. La humanidad ha avanzado gracias en parte al incremento de velocidad en el transporte: desde ir a pie, a caballo, en tren de vapor, en automóvil, hasta llegar al avión. Decir que la velocidad es la causa de los accidentes, es como decir que todos deberíamos circular a 5 km/h, que es la velocidad a la que andamos, y así no tendríamos accidentes.

Los coches de hoy están más preparados que nunca para circular más rápido con total seguridad. Los que no estamos tan preparados tal vez seamos los conductores, que nos distraemos más de la cuenta o nuestra educación vial y civismo son deficientes; o las carreteras, con unos trazados muy mejorables, y un mantenimiento escaso en ocasiones.

Un dato curioso: en 1974 se fijaron los límites de velocidad genéricos en carreteras convencionales de arcén estrecho en, atención, 90 km/h y fue por razones energéticas (la crisis del petróleo de 1973). En 45 años no hemos mejorado en lo que a velocidad se refiere. Tampoco en autovía, ya que en aquel entonces el límite era de 130 km/h. Mejores coches y mejores carreteras, para ir a la misma velocidad o incluso más despacio.

Más datos para situarnos en contexto. En 2017 murieron en España un total de 424.523 personas. Del total, 15.837 fue por causas externas. La primera causa externa de mortalidad es el suicidio, con 3.679 fallecidos. Los muertos en accidente de tráfico fueron 1.943, es decir, un 0,45 % del total de fallecidos, y un 12,2 % del total de muertes por causas externas. ¿Cuantos fondos se destinan a paliar los suicidios y cuantos fondos se dedican a sistemas sancionadores en carreteras? Quizá el gobierno debería replantearse una mejor redistribución de los recursos, incidiendo en las principales causas externas de mortalidad.

Tal vez deberíamos explorar otras estrategias para reducir la siniestralidad, como una asignatura obligatoria de educación vial en el colegio; realizar trazados con radios de curva más amplios y mejor firme -por ejemplo, establecer el asfalto filtrante como obligatorio en todas las vías-; autovías en las que desde que entras hasta que sales puedes circular a su velocidad máxima sin preocupaciones o variaciones continuas de la velocidad; desdoblar trazados para que el transporte pesado circule en exclusiva, apartado de turismos y motocicletas; que existan asistencias suficientes y bien distribuidas para llegar siempre al accidente en pocos minutos; y por qué no, nuevas autovías/autopistas de peaje de alta velocidad para poder llegar más rápido a nuestro destino. Pero claro, estas medidas son caras y cambiar unas pocas señales resulta más barato.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
K93
Invitado
K93

Aportaría mucha información un artículo sobre cómo quedan las multas de velocidad (cuántos €s y puntos superando qué límites en cuántos kmh), porque al parecer algo ha cambiado, pero lo escrito en la mayoría de medios es muy confuso.
Una «infografía» lo haría todo mucho más visual.

Javier Costas
Editor

No cambia nada. Si el límite es 90 km/h, te pueden sancionar a 91 km/h si el sistema de medición tiene una precisión homologada de +/- 1 km/h: https://sede.dgt.gob.es/Galerias/tramites-y-multas/alguna-multa/consulta-de-sanciones-por-exceso-velocidad/cuadro_velocidad.pdf Por ejemplo, tienes un radar homologado con un error de +/- 8 km/h. Vas a 100 km/h con límite de 90, 96 km/h reales, te libras. Vas a 98 km/h reales y son 100 euros de multa sin puntos. A 121 km/h medibles ya son 200 euros y 2 puntos. El error de medición siempre se aplica a tu favor (el del radar, tu velocímetro marca la velocidad real o un… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.