El SEAT Ateca recibe el motor 2.0 TSI de 190 CV con cambio DSG y tracción total

El SEAT Ateca recibe el motor 2.0 TSI de 190 CV con cambio DSG y tracción total

Ya disponible en España desde 41.620 euros


Tiempo de lectura: 3 min.

Desde ahora, el SEAT Ateca vuelve a ofrecerse con el propulsor 2.0 TSI de 190 CV asociado a la caja de cambios automática de doble embrague DSG con el sistema de tracción total 4Drive de la casa de Martorell. Esta alternativa ya existía antes, pero con el lavado de cara del año pasado se retiró de la gama hasta ser actualizado para cumplir con las futuras normativas de emisiones europeas.

Este motor de 1.984 cm3 es el conocido bloque EA888 del Grupo Volkswagen. Con cuatro cilindros, tiene unas cotas de 82,5 mm de diámetro y 92,8 mm de carrera, y una relación de compresión de 12,2: 1. Su potencia máxima se ofrece entre 4.200 y 6.000 RPM, y ofrece un par máximo de 320 Nm entre las 1.500 y 4.100 RPM. En cuanto a sus prestaciones, el Ateca 2.0 TSI con cambio DSG y tracción total alcanza una velocidad punta de 214 Km/h y acelera de 0 a 100 km/h en siete segundos, unas cifras que mueven con soltura al SUV español.

Siendo el escalón que se ubica justo por debajo de la alineación CUPRA (motivo por el que se asocia al acabado FR en exclusiva), el consumo combinado en ciclo WLTP oscila entre los 7,6 y los 8,4 l/100 km, y presenta unas emisiones de CO2 de 182 g/km (hasta 192 g/km con todos los opcionales incluidos). Así, este motor se une a los otros dos de gasolina (1.0 TSI de 110 CV y 1.5 TSI de 150 CV) y al único bloque diésel (2.0 TDI de 115 o 150 CV); el motor 1.6 TDI de 116 CV cayó de la oferta junto con el 2.0 TDI de 190 CV en el último restyling.

SEAT Ateca 2 0 TSI DSG 4Drive FR (2)

El peso del SEAT Ateca 2.0 TSI DSG 4Drive es de 1.558 kilogramos (con conductor), menos que el León 1.4 e-Hybrid de 204 CV recién presentado (1.614 kg)

SEAT promete que el tacto de conducción de esta versión del Ateca es “exquisito”, y es que implementa una arquitectura de suspensión multibrazo independiente en el tren trasero que se suma a la suspensión delantera de tipo McPherson. El cliente puede incluir además unos amortiguadores de firmeza variable con el control de chasis adaptativo (DCC), bien en opción o de serie con el paquete “FR GO”, que incorpora también el sistema de dirección progresiva. En este sentido también ayuda el sistema de tracción integral 4Drive.

Asociado al acabado FR, el SEAT Ateca 2.0 TSI DSG 4Drive está completamente conectado, ya que integra de serie soluciones de conectividad desde dentro del vehículo, con funciones y servicios online y las funcionalidades Full Link y SEAT Connect. Además, los comandos de voz que ahora reconocen un lenguaje natural (a través de la frase de activación “Hola, Hola” o bien desde el volante), permite a los usuarios interactuar con el nuevo sistema de info-entretenimiento de 9,2’’ (también de serie) y con el sistema de navegación incluido.

SEAT Ateca 2 0 TSI DSG 4Drive FR (3)

El SEAT Ateca 2.0 TSI DSG 4Drive ya está a la venta en los concesionarios españoles desde 41.620 euros (41.890 euros con el paquete “FR GO”)

Tampoco falta dispositivos de asistencia a la conducción tales como el control de crucero adaptativo (ACC), el asistente de pre-colisión, de emergencia y de viaje, el sistema de alerta de tráfico posterior (Exit Assist), o el asistente de presencia de otros vehículos en el ángulo muerto del retrovisor (Lateral Assit). Porque a pesar de contar con la base del León previo, el Ateca no merma en los aspectos de seguridad y comodidad dentro del segmento. Y para los que busquen una mayor distinción, siempre podrán subir un escalón hacia CUPRA.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!