RAW by Koenigsegg, un sueño que bien podría ser un “modelo de acceso”

RAW by Koenigsegg, un sueño que bien podría ser un “modelo de acceso”

Tres plazas, 700 CV tras ellos y 700 kilos para mover


Tiempo de lectura: 3 min.

Justo antes de saber que se cancelaría en el Salón del Automóvil de Ginebra 2020, Koenigsegg nos prometió en la cita un superdeportivo completamente nuevo, el Gemera, y una nueva versión del Jesko, el Absolut, que promete superar las 300 mph (483 km/h) para convertirse en el coche más rápido del mundo. Y ciertos rumores dicen que habrá un nuevo modelo de acceso, y este ejercicio de diseño puede ser un pequeño adelanto.

Lo que estás viendo se llama RAW by Koenigsegg, y es un prototipo digital creado por el artista Esa Mustonen como una tesis de graduación para la división RAW Design House de la firma sueca. Ha sido publicado por el diseñador de la casa, Sasha Selipanov, e incluso tiene el sello de aprobación del propio Christian von Koenigsegg. Al igual que el McLaren F1 y el Speedtail, el coche un diseño de tres plazas en un interior donde la fibra la fibra de carbono forma parte del todo.

Pero en comparación con el Regera y Gemera, este render sería mucho más pequeño. Ha sido diseñado alrededor de un hipotético chasis monocasco donde, tras los asientos, se esconde el mismo motor Freevalve de tres cilindros del Gemera. Esto explica por qué prácticamente no hay voladizo trasero, ya que el propulsor y el sistema de escape son muy compactos. Siguiendo los pasos del One:1, la potencia se ubicaría en torno a los 700 CV, mientras que el coche en sí pesaría apenas 700 kilos.

RAW Koenigsegg 6

Al abrir las puertas de tijera, se accede a un interior inspirado en el entorno de las carreras de simulación, con el asiento del conductor montado sobre rieles

El exterior, ciertamente usa muchas superficies planas y angulares, que ha, aunque no se han olvidado algunas características clásicas de Koenigsegg, como el techo con doble burbuja y un parabrisas delantero que se une con las ventanillas laterales dando la forma de una visera de casco. Como se ve en los bocetos, Mustonen ha desarrollado un tema con un diseño dividido: se ven tanto partes aerodinámicas limpias y suaves como que las partes estructurales y los órganos mecánicos.

“Desarrollé esta idea de que todo el bastidor auxiliar trasero y el motor estarían completamente expuestos”, explicó Mustonen. “El motor Freevalve es una pieza de ingeniería muy singular, por lo que quería que el ‘alma’ del automóvil fuese el punto central del tema. Esto también es muy beneficioso para la refrigeración, y con una canalización de aire correcta, puede evitar que perturbe la aerodinámica posterior”. Aunque no lo vemos aquí, el difusor trasero se ha creado para ser activo.

Mustonen es de Finlandia y, actualmente, está a la espera de su licenciatura en diseño industrial y de productos en el Instituto de Diseño de Lahti. Antes de comenzar a trabajar con Koenigsegg y RAW estuvo seis meses en Alemania durante 2018, con Genesis, y otros seis más con Renault en Francia. No está claro si el prototipo RAW by Koenigsegg –o cualquier elemento suyo– entrará en producción. Mientras tanto, podemos seguir soñando con su actual gama de productos (y los que llegarán).

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.