Koenigsegg Gemera, un Gran Turismo con más de 1.700 CV

Koenigsegg Gemera, un Gran Turismo con más de 1.700 CV

Su corazón es un grupo propulsor híbrido enchufable


Tiempo de lectura: 7 min.

Koenigsegg es un fabricante especial, diferente a todo lo que podamos encontrar en el mundo del automóvil, como también lo es su nuevo modelo el Koenigsegg Gemera. Y eso no es nada fácil, sobre todo cuando está casi todo inventado y muchos están inmunizados contra sorpresas en un mundo donde lo digital y el acceso a internet ininterrumpido allá donde estés y hagas lo que hagas, permite la aparición de bulos, historias de todo tipo y de inventos que desaparecen tan rápido como aparecieron.

Lo que ha conseguido Christian von Koenigsegg no está al alcance de cualquiera. Puso a rodar su primer coche en 1996, solo dos años después de fundar la empresa que lleva su apellido y aunque era un prototipo, allanaba el camino por donde caminaría la marca tiempo después. Poco a poco y tras varios prototipos y vistas a grandes eventos, los primeros Koenigsegg salían hacia sus nuevos hogares. Era el año 2003 y esto no acababa más que empezar.

Sin embargo, Koenigsegg ha sido el fabricante que más veces ha puesto a la intocable Bugatti contra las cuerdas con menos de la mitad de su presupuesto, ha creado motores sin árboles de leva y transmisiones de nueve velocidades y siete embragues. De todas formas, con su última creación, el Koenigsegg Gemera, rizan el rizo.

koenigsegg gemera (5)

El primer cuatro plazas de Koenigsegg

Hasta el momento, Koenigsegg contaba en su catálogo con deportivos de altísimos vuelos, pero siempre con dos únicas plazas. El concept Gran Turismo siempre ha sido algo lejano en la firma sueca y no parecía que fueran a interesarse en algo similar a tenor de la “guerra” particular que tenía con Bugatti y con Hennessey Performance en cuanto a brutales motores sobrealimentados. El caso es que tenían preparado para el Salón de Ginebra una sorpresa más que interesante, un Gran Turismo de cuatro plazas al más puro estilo Koenigsegg.

Que cuente con cuatro plazas no es la mayor de sus virtudes, es más una curiosidad interesante por las posibilidades que ofrece. El Koenigsegg Gemera esconde cosas muy llamativas, como por ejemplo unas plazas traseras que cuentan con anclajes Isofix, por si quieres llevar a los niños en tus escapadas de fin de semana, además, gracias a sus tres metros de batalla tienen espacio más que de sobra para ir cómodamente y tener las bebidas a mano, pues cuenta con nada menos que con ocho posavasos (la mitad están refrigerados y la otra mitad calefactados). Se accede a esos asientos traseros mediante dos enormes puertas con la característica apertura de Koenigsegg y que dejan las cuatro plazas a la vista.

El habitáculo del Koenigsegg Gemera, dejando a un lado excéntrica decoración con tapizados en amarillo el espectacular volante de fibra e carbono, no escatima en nada. Hay pantallas por todos los lados; una de gran tamaño y colocada en el centro del salpicadero hace las veces de sistema multimedia, pantalla para el navegador y ofrece los mandos de control para todas las funciones ya que los únicos botones están en el volante. Tras el mencionado volante está la instrumentación que también es una pantalla y a los lados del salpicadero, justo en los pilares A, otras dos pantallas más que proyectan las imágenes que captan las cámaras que sustituyen a los espejos laterales. Pero no acaba aquí todo, porque las plazas traseras cuentan con sus propia y enorme pantalla de 13 pulgadas para el equipo multimedia.

koenigsegg gemera (3)

Un motor revolucionario con 1.727 CV

Si hay algo que ha caracterizado a los modelos de Koenigsegg desde siempre, es el motor. Esta pequeño fabricante sueco ha sido capaz de crear auténticas bestias mecánicas con miles de caballos, aunque han sido motores de ocho cilindros con mucho cubicaje y sobrealimentación. En esta ocasión, el corazón de la bestia es super revolucionario y tecnológicamente muy avanzado, algo nunca visto.

Para empezar, se trata de un grupo propulsor híbrido enchufable, con unas baterías de 16,6 kWh de capacidad bruta y 15 kWh de capacidad neta, colocada bajo los asientos delanteros (detrás del eje delantero) y con una autonomía de 50 kilómetros (sí, tendría en España etiqueta CERO…) y admite recargas de hasta 200 kW de potencia. Dicha batería suministra su energía a un total de tres motores eléctricos que asisten a un increíble motor de combustión que tiene tres cilindros y 2.0 litros de cubicaje con una potencia específica realmente alta: 305 CV/litro. La configuración de este grupo motor es muy curioso y totalmente diferente a lo visto hasta ahora, aunque sus prestaciones son espectaculares: 1.727 CV y 3.500 Nm de par.

El motor de combustión interna, de pequeño tamaño, está colocado tras los asientos traseros de forma longitudinal. Incorpora el sistema Freevalve exclusivo de Koenigsegg que prescinde de árboles de levas y en su lugar, unos actuadores neumáticos controlan la distribución, la alzada de las válvulas y el tiempo de apertura de forma totalmente independiente del cigüeñal. Funciona en ciclo Miller, tiene desconexión de cilindros para ahorrar combustible, cárter seco y pesa únicamente 70 kilos.

Koenigsegg Gemera propulsor

Cuenta con un sistema de sobrealimentación con dos turbos, cada uno conectado a tres válvulas de escape y con funcionamiento secuencial. Cuando hay poca carga o carga parcial de gas, tan solo uno de los turbos trabaja cerrando una de las dos válvulas de escape de cada cilindros. Cuando se aumenta la carga de gas (se pisa el acelerador más de la mitad), entra en funcionamiento el segundo turbo al actuar las válvulas de escape que hasta el momento se encontraban desactivadas. La línea de escape lo firma Akrapovic.

Respecto a los cuatro motores eléctricos, su forma de funcionar es muy llamativa e interesante. Los cuatro propulsores están situados junto al motor de combustión, es decir, detrás de los asientos traseros pero no todos actúan sobre las ruedas, tan solo lo hacen dos de ellos. Estos motores rinden 508 CV y cada motor mueve una de las ruedas traseras. A la salida del cigüeñal está otro de los motores eléctricos (con 407 CV), que trabaja junto al bloque de combustión y envía su potencia conjunta a través del eje de transmisión, que termina en el diferencial delantero donde unos embragues de control electrónico acoplan y desacoplan los palieres según necesidades. Todas las ruedas cuentan con reparto vectorial de par y las traseras son direccionales.

Prestaciones de avión y consumos de utilitario

Se trata de un conjunto propulsor realmente innovador y avanzado, que además, no tiene caja de cambios. Cuenta con una transmisión única que se apoya en los motores eléctricos para compensar el desarrollo. Según la marca, se aprovecha el par y la fuerza instantánea de estos motores al arrancar desde parado pues no tienen problemas en mover el desarrollo. Uno enorme, por cierto, pues el Koenigsegg Gemera anuncia una velocidad máxima de 400 km/h, es el Gran Turismo más rápido del mundo en estos momentos que, por si fuera poco, completa el sprint desde parado en 1,9 segundos ¡¡con cuatro personas dentro!!

Pero no acaban aquí las sorpresas, ya que la marca promete una autonomía total de 950 kilómetros a “velocidad de autopista” en modo híbrido, que sumados a los 50 kilómetros de autonomía eléctricos suman un total de 1.000 kilómetros antes de tener que parar a repostar (75 litros de gasolina, etanol, E85 o metanol) y a cargar las baterías. Y esto sin olvidar tampoco que el peso en seco homologado por Koenigsegg es de 1.715 kilos, subiendo a 1.850 kilos en orden de marcha.

Solo se van a fabricar 300 unidades de este modelo.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
arribi
Invitado
arribi

Me encanta esta marca y todo lo que hacen. Son unos enamorados de la ingeniería, unos frikis de cuidado (en el buen sentido), pero siguen estando locos por la gasolina, la conducción y, sobre todo, las prestaciones absurdas. Me siento muy identificado con ellos.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!