El Gobierno de Suiza obliga a cancelar el Salón de Ginebra

El Gobierno de Suiza obliga a cancelar el Salón de Ginebra

Debido al COVID-19, será la primera vez que no se celebrará desde 1947


Tiempo de lectura: 2 min.
A pesar de los esfuerzos de los organizadores del Salón del Automóvil de Ginebra por seguir adelante con la convocatoria anual, el evento se cancela por fuerza mayor. Suiza ha prohibido las reuniones públicas y privadas con más de 1.000 personas hasta el 15 de marzo, y eso pilla por completo al Salón de Ginebra. El Consejo Federal de Suiza se ha reunido hoy con carácter extraordinario para establecer la prohibición, que deberá ser llevada a cabo por los cantones (regiones) del país.

La noticia es muy relevante, ya que es la primera vez desde 1947 que no se celebra esta cita. A diferencia de salones como el del París o el de Frankfurt, que son bienales, el de Ginebra se celebra todos los años y es donde más novedades se suelen acumular. El culpable ha sido el COVID-19, comúnmente conocido como el coronavirus, o más bien la histeria que hay con el mismo.

Si bien es cierto que el virus originario de China tiene una letalidad baja y que afecta fundamentalmente a gente con edades avanzadas o inmunodeprimidas, es más probable que haya víctimas mortales respecto a una gripe normal -de las que hay vacunas- y por eso las autoridades empiezan a tomar medidas para contener la expansión de los contagios. A fin de cuentas habrá que pagar un mayor coste en víctimas si no se toman medidas incómodas como esta. A las 12:30 habrá una rueda de prensa por parte de la organización. Si lees esto después, podrás verla en diferido.

Para la industria del automóvil es un duro golpe, otro más después de las interrupciones logísticas, con proveedores que no sirven piezas, o directamente de fábricas enteras que paran su actividad para evitar el contagio de sus trabajadores. Las novedades de este año las tendremos que ver a través de Internet, lo cual tampoco es un radical cambio en nuestras vidas. Acudir en persona al Salón de Ginebra, sin ser profesional invitado, es un viaje caro.

No es la única gran cita en Suiza que se ha cancelado. La Fondation de la Haute Horlogerie, organizadora del salón de relojería de Ginebra, anunció la cancelación del evento programado para finales de abril. Este anuncio se hizo previo a la prohibición genérica de eventos de más de 1.000 personas, y que en principio no afectaría, ya que la prohibición es hasta el 15 de marzo (de momento, claro).

También el COVID-19 fue la excusa para cancelar el Mobile World Congress 2020 que iba a celebrarse en Barcelona, pero fue más por la cadena interminable de retiradas de grandes expositores que por una prohibición administrativa.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.