Marc Philipp Gemballa presenta al mundo el Marsien

Marc Philipp Gemballa presenta al mundo el Marsien

El nuevo Porsche 959 del Rally-Dakar visto por el hijo de Uwe Gemballa


Tiempo de lectura: 5 min.

A comienzos de 2020 se comenzaron a vislumbrar los primeros detalles de lo que sería una reinterpretación moderna del Porsche 959 basada en el 911 de la generación actual (992). En ese momento, sabíamos que el hijo de Uwe Gemballa, Marc Phillipp Gemballa, lideraría lo que inicialmente se conoció como Project Sandbox. Poco después, se filtró el modelo, y ya es momento de que conozcamos de primera mano esta increíble a criatura limitada a 40 unidades que recibirá el nombre de Marsien.

Basado en el último Porsche 911 Turbo S, el Marsien toma su nombre de la palabra francesa para marciano, inspirado en las dunas de arena similares a las de Marte en el desierto de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), donde se desarrolló el vehículo. Porque se inspira en la era del rally Paris-Dakar y ha sido diseñado para ofrecer una gran experiencia de conducción en la carretera y fuera de ella. De hecho, la marca lo introduce en un segmento de deportivos lúdicos completamente nuevo, y no seremos nosotros quien lo debata.

Estéticamente, es bastante especial. El Marsien luce una carrocería íntegramente hecha de fibra de carbono, y su diseño fue creado por Alan Derosier, el creador del estudio de diseño del Porsche 908. Las líneas son suaves y atemporales. El alerón trasero envolvente es una de las características más distintivas, al igual que la barra de luz completamente horizontal. Los clientes pueden pedir una carrocería de fibra de carbono expuesta o, de lo contrario, pedir una capa de pintura Pearl White como vemos en las imágenes cedidas.

Marc Philipp Gemballa Marsien (11)

Marsien fue probado en el desierto de Al Faya en los Emiratos Árabes Unidos, con la arena recordando al equipo un entorno similar al del planeta rojo, de ahí el nombre del modelo

Mecánicamente, RUF, el legendario experto en transformar modelos de Porsche en misiles asfálticos, ha sido la encargada de dar vida al Marsien. Para la ocasión, el corazón de 3 litros y seis cilindros doblemente turboalimentado se ha reajustado para entregar 750 CV y 930 Nm. Gracias a estos cambios, se permite hacer el sprint de 0 a 100 km/h en 2,6 segundos en su camino hacia los 330 km/h de velocidad máxima. Son, prácticamente, las mismas cifras del 911 Turbo S en el que se basa, pero diseñado para ir por tierra.

Sin embargo, para aquellos que estas cifras se les queden escasas, Gemballa ofrecerá a sus clientes una segunda etapa que eleva la potencia del motor hasta los 830 CV (manteniendo el par) con la ayuda de dos turbocompresores con mayor capacidad para insuflar aire a los cilindros, un mapa motor con una calibración distinta y una transmisión reajustada para que el incremento de energía no rompa los engranajes de la caja de cambios. Esta última es una unidad PDK de ocho relaciones, y no, no existe una opción manual.

Marc Philipp Gemballa Marsien (13)

La carrocería del MPG Marsien se ha desarrollado utilizando el software CFD (dinámica de fluidos computacional) para garantizar la máxima eficiencia y seguridad a altas velocidades

Lógicamente, se han realizado varias mejoras para preparar al Marsien para las condiciones extremas en las que está diseñado para sobresalir. Por ejemplo, el flujo de aire del radiador central se ha redirigido para evitar que el motor se sobrecaliente. Además, utiliza un filtro de aire especial que está optimizado para condiciones de conducción con polvo. Incluso los ejes de transmisión extendidos se han reforzado con juntas del Porsche Cayenne. Asimismo, el sonido queda amplificado por un sistema de escape de titanio creado por Akrapovič.

Naturalmente, los paseos fuera del asfalto requieren de una suspensión significativamente reforzada. Al asociarse con KW Automotive, los cambios incluyen una suspensión delantera de doble horquilla con amortiguadores de pistón sólido y un sistema de altura ajustable que aumenta la distancia al suelo a 250 mm. También hay un sistema de control dinámico de la amortiguación (DDC) y la dureza de la misma se puede ajustar en tan solo 20 milisegundos, dependiendo de si se atraviesan tramos nevados, arenosos o embarrados.

Para los clientes que quieran concentrarse en la conducción off-road, se puede escoger una suspensión Reiger con amortiguadores de rally que ofrecen aún más recorrido y distancia libre al suelo

Porque, a diferencia del 911 Turbo S y cualquier otro, el Marisen de Gemballa viene con los modos de conducción para grava, nieve y barro, como un Mitsubishi Lancer Evolution. Hay disponibles dos juegos de ruedas y neumáticos, uno todoterreno con llantas de 19 pulgadas delante y 20 pulgadas detrás, o uno más apto para las vías urbanas compuesto por llantas forjadas de 20 y 21 pulgadas que se envuelven en gomas Michelin Ultra High Performance desarrolladas específicamente para el primer vehículo de Gemballa Jr.

Por último, en el interior hay una opción de tapizado interior completo de cuero o Alcántara para complementar una consola central de fibra de carbono, aunque Gemballa afirma que la “personalización completa” es una alternativa viable, sugiriendo que puedes gastar tanto como tu bolsillo te permita. Y aunque en su gran mayoría se traslada al completo el interior del 911 Turbo S, la consola central se ha elevado con motivo de inspiración hacia el Porsche Carrera GT, el cual contaba con un pomo de madera y seis engranajes manuales.

Marc Philipp Gemballa Marsien (16)

Solo se fabricarán 40 ejemplares del Marsien en Alemania y ya se ha contabilizado más de la mitad de la producción. Además del coste del Porsche 992 Turbo S de partida, el precio de la conversión comienza en 495.000 euros, excluyendo el envío, las opciones, los impuestos y los aranceles. En otras palabras, no es descabellado pensar que una unidad a nuestro gusto pueda rondar el millón de euros con todo pagado. Actualmente, el Marsien ya está siendo homologado para los mercados de Europa, Oriente Medio y Estados Unidos.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.