El Hennessey Venom 1200 Mustang GT500, tirada limitada para llevar a un nuevo nivel al poni más potente de la gama

El Hennessey Venom 1200 Mustang GT500, tirada limitada para llevar a un nuevo nivel al poni más potente de la gama

Más de 1.200 CV para esta preparación del famoso modelo americano


Tiempo de lectura: 3 min.

El preparador y también fabricante Hennessey acostumbra a ofrecernos algunos de los productos automovilísticos más salvajes del panorama mundial. Además de modelos fabricados directamente por la propia empresa, como el Hennessey Venom F5, Hennessey ofrece desde sus inicios, allá por el año 1991, diferentes preparaciones de algunos de los vehículos más ilustres, o representativos, de la industria automovilística de Estados Unidos. El último de estos productos, y que hoy os traemos aquí, es el Hennessey Venom 1200 Mustang GT500, el cual ha sido presentado hace pocos días.

En este caso, la preparación llevada a cabo por la empresa norteamericana con sede en Texas parte de la versión más potente disponible en el catálogo del icónico muscle car americano, el Ford Mustang Shelby GT500. En esta variante, el V8 de 5,2 litros de cilindrada instalado en su vano motor entrega hasta 771 CV de potencia máxima, con 847 Nm de par.

Por alguna razón, John Hennessey ha considerado que esta cifra de potencia, que permite al Ford Mustang Shelby GT500 alcanzar de serie los 100 km/h desde parado en tan solo 3,5 segundos, no es suficiente. De este modo, gracias a la instalación de un compresor con 3,8 litros de capacidad –con una correa de accionamiento de nueva factura y adaptada al incremento de potencia, que además incluye un año de garantía–, un sistema de admisión que incrementa el caudal de aire disponible para el motor y un raíl para la inyección mejorado, junto con nuevos inyectores, entre otros elementos, el Hennessey Venom 1200 Mustang GT500 declara una potencia máxima de 1.221 CV, además de 1.223 Nm de par máximo.

El Ford Mustang Shelby GT500 de serie es un muscle car extraordinario, pero lo elevamos a la enésima potencia con nuestro Venom 1200. Nuestros ingenieros han sido capaces de extraer más de 400 CV adicionales, lo cual lleva su rendimiento al nivel de superdeportivo. Solo un puñado de vehículos en el mundo pueden ofrecer este nivel de potencia… especialmente a este precio”, ha afirmado John Hennessey, fundador y director ejecutivo de la compañía

Hennessey Venom 1200 Mustang GT500 02

Se trata de un incremento de potencia de un 58 % respecto de los datos ofrecidos por el modelo que le sirve de base, que solo estará disponible a través de su acelerador en caso de utilizar gasolina con un 85 % de etanol. Hennessey no ha querido aportar datos acerca de los tiempos de aceleración o la velocidad punta de esta preparación.

La exclusividad del producto está garantizada, más allá del carácter especialísimo derivado de su elevada cifra de potencia, puesto que solo existirán 66 unidades de este Hennessey Venom 1200 Mustang GT500. Se ofrecerán, además, diferentes opciones para su decoración exterior. El esquema mostrado en las imágenes que acompañan a este artículo, que homenajea la librea empleada por el Ford GT40 vencedor en las 24 horas de Daytona de 1966, cuesta unos 5.000 euros.

Los precios ya se conocen: 59.950 euros será la tarifa para transformar un Ford Mustang Shelby GT500 en esta monstruosidad ofrecida por Hennessey. Este precio habrá que sumarlo a los 80.000 euros que se deben desembolsar para adquirir una unidad del modelo que sirve de base a la preparación.

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.