El Aston Martin DB4 GT Zagato más asequible de comprar

El Aston Martin DB4 GT Zagato más asequible de comprar

No es barato, pero sí que lo es más que cualquiera de las otras 19 unidades


Tiempo de lectura: 2 min.

¿Te interesa hacerte con un Aston Martin DB4 GT Zagato? Es probable que, al menos que seas uno de esos poquísimos privilegiados que pueden obtener casi cualquier cosa, no puedas agenciarte uno. Zagato construyó solo 19 ejemplares y, ahora, valen varios millones de euros.

Pero no toda la esperanza está perdida. El coche que ilustra estas imágenes no es un Aston Martin DB4 GT Zagato auténtico, es una recreación basada en un DB4 de 1960 estándar, y se parece mucho al vehículo real. De hecho, es una réplica muy conseguida por una fracción del precio de uno original. Dentro de lo que cabe, no es una réplica que haga sangrar los ojos.

Según el concesionario donde está en venta en Reino Unido, este automóvil comenzó como un DB4 destinado al mercado canadiense antes de convertirse al estilo Zagato a fines de los años 90. El propietario, un coleccionista estadounidense, envió el coche a Andy Palmer –un fabricante de gran prestigio en California– para transformarlo en lo que se ve aquí.

1960 Aston Martin Db4 Gt Zagato Spec 5

Y no, ese no es el mismo Andy Palmer que es el jefe de Aston Martin en estos días. Todo se ve increíblemente bien hecho, de las aletas hasta el capó abultado, hasta la icónica joroba trasera. Si no supiésemos que estamos ante una réplica, podríamos pensar que se trata de un verdadero Aston Martin DB4 GT Zagato.

El motor empleado en el DB4 GT Zagato era un seis cilindros en línea, de 3,6 litros de cilindrada que, gracias a los tres carburadores Weber y a una relación de compresión aumentada a 9,7 a 1, es capaz de entregar 310 CV de potencia frente a los 262 CV que proporcionaba el motor del que procedía, el del DB4 Vantage.

Pero, a diferencia de un DB4 GT Zagato original, este no es tan caro. No es un asequible per se, obviamente, pero con un precio de venta de 675.000 libras (768.718 euros al cambio), no es tanto comparado con las ocho cifras que los originales ordenan. El coche también ha sido completamente revisado, con una versión reconstruida del bloque de seis cilindros, una suspensión renovada, nuevos frenos y más. Puede que no sea real, pero nos imaginamos que es igual de bueno de conducir.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba ansioso en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez