Menu

El camión antidisturbios de los Mossos d’Esquadra pone el broche de oro al Salón del Caravaning

Los policías autonómicos decidieron rescatar del olvido una adquisición de 1994

El camión antidisturbios de los Mossos d’Esquadra pone el broche de oro al Salón del Caravaning

Este domingo ha cerrado sus puertas el Salón del Caravaning, un evento que ha recopilado lo mejor de la industria de las autocaravanas, las roulottes, camper van y demás vehículos destinados al uso recreativo. Como ha sido una semana muy tranquila, lo habitual en Barcelona, los Mossos han puesto su granito de arena para despedir el Salón.

Se trata de un camión antidisturbios basado en Mercedes-Benz Unimog 1750 L, preparado para disolver multitudes envalentonadas y chungas gracias a su cañón de agua, que atiza a 60 metros de distancia, un depósito de 3.500 litros, protecciones de todo tipo e incluso una pala delantera para abrirse paso a lo Mad Max a través de cualquier barricada urbana. Pero siendo la ciudad condal tan pacífica y tranquila, nunca ha hecho falta utilizarlo. Fue adquirido en 1994 a una empresa especializada en Israel, donde saben mucho de movidas callejeras.

El Salón del Caravaning en su edición 34 se ha celebrado entre los pabellones 3 y 4 del recinto Gran Vía de la Fira de Barcelona. Los Mossos han expuesto el camión antidisturbios donde todos pudiesen verlo. Los agentes que lo mostraban al público recibieron el cariño de los barceloneses y de todos aquellos que se acercaron a la muestra del mundo de la acampada motorizada. Algunos asistentes hasta han llevado flores.

Sin duda alguna el siguiente Salón del Caravaning se celebrará en el mismo lugar, donde hay ferias de la talla del Mobile World Congress, el Salón del Automóvil, el Salón Vive la Moto y otras tantas citas del mundo de los negocios. Barcelona es un ejemplo de ciudad cosmopolita, tranquila, sin problemas de seguridad ciudadana y con una convivencia perfecta entre todos sus habitantes, sean del Barça o del Espanyol.

El presidente de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra, agradeció en un tuit la asistencia de tanta gente al Salón y el buen rollo que se ha respirado en él. Otros dirigentes políticos de distinta índole le han hecho RT, muestra de la buena sintonía institucional que se respira en Cataluña. La Policía Nacional ha anunciado que en la próxima edición también llevarán una muestra de sus efectivos antidisturbios. Su portavoz declaró: «como nunca los usamos, al menos les quitamos las telarañas, total, aquí nunca pasa nada, y así la gente puede conocerlos en un ambiente festivo y familiar».

NOTA: lo que acabas de leer es una noticia ficticia, total o parcialmente, únicamente con propósitos humorísticos. espíritu RACER se ampara en la figura legal del animus iocandi, es simplemente humor, chanza y coña. Cualquier persona nombrada, hecho o situación que coincida con la realidad es pura coincidencia.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pablo Mayo
Editor

lol

Reverfons
Jefe de Equipo
Reverfons

Ojalá fuera una noticia real!

Mientras al menos nos queda echarle sentido del humor al asunto….


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.