Coche del día: FIAT Panda 4×4 Récord África

Coche del día: FIAT Panda 4×4 Récord África

Motor dos cilindros y tracción 4x4 son las principales coordenadas de este modelo capaz de recorrer África sin paradas


Tiempo de lectura: 4 min.

El FIAT Panda 4×4 es la confirmación de que a un coche pequeño no se le puede subestimar en absoluto cuando hablamos de sus capacidades camperas. Al fin y al cabo, en 2013 este modelo logró el récord mundial de conducción sin paradas al ir desde Sudáfrica hasta Londres sin realizar paradas, turnándose dos conductores para cubrir los más de 16.000 kilómetros de la ruta a lo largo de 10 días y 23 horas. Todo ello sin dar el menor problema mecánico y, además, sin más complemento respecto a las especificaciones de serie que un depósito de combustible adicional. Así las cosas, fueron muchos lo que quedaron sorprendidos por esta hazaña.

No obstante, lo conseguido por aquel FIAT Panda 4×4 con un escueto motor de dos cilindros se inserta de una manera lógica en dos tradiciones automovilísticas bien asentadas. Veamos. Para empezar, aunque cuando se piensa en un todoterreno lo más recurrente sea poner la cabeza en los grandes volúmenes de los Land Cruiser o Range Rover, la verdad es que los pequeños modelos urbanos siempre han tenido una estupenda relación con los caminos. Ejemplo de ello es lo increíblemente adaptativo que puede ser un simple Citroën 2 CV gracias a su sistema de suspensiones con largo recorrido, pero también la sorprendente capacidad de tracción demostrada por los Renault R4.

Gracias a ello, desde los años setenta diversos preparadores enfocados a los vehículos industriales o militares discurrieron la idea de dotar con tracción 4×4 a pequeños utilitarios. Una vía de trabajo en la que apareció el FIAT Panda Puch. Un modelo tan divertido como eficiente en sus propósitos, el cual se benefició de la experiencia acumulada por la empresa austriaca a lo largo de décadas fabricando vehículos todoterreno con fines militares. Llegados a este punto, huelga decir que no es de extrañar ver al actual FIAT Panda con una versión 4×4 – desconectable – más efectiva de lo que algunos podrían esperar.

fiat panda récord (2)

Con una versión casi idéntica a la de serie este modelo consiguió lograr el récord mundial de conducción sin paradas al estar en marcha casi 11 días, lo necesario para ir del tirón desde Sudáfrica hasta el centro de Londres

FIAT Panda 4×4, el triunfo de los dos cilindros

La historia de los motores dos cilindros aplicados a la eficiencia en el consumo es algo tan asentado como dado de lado por gran parte de la afición. No en vano, los modelos prestacionales siempre llaman más la atención que aquellos pensados para conciliar uso correcto y buenos consumos. Sin embargo, esta tendencia tecnológica hunde sus raíces en el FIAT 500 de Dante Giacosa. Un auténtico genio del automovilismo de masas, quien dispuso un motor diseñado desde cero para este modelo que representaba una alternativa aún más accesible que el 600 con bloque de cuatro cilindros.

Obviamente, el problema de los motores bicilíndricos ha estado y está en el peso. Motivo por el cual sólo pueden ser aptos para el actual segmento A, pudiendo ofrecer buenas soluciones si además cuentan con la bendición de un turbocompresor como es el caso de este FIAT Panda 4×4. Capaz de entregar hasta 90 CV aún con su escueta cilindrada de 0,9 litros. Sin duda todo un logro en la historia de los bicilíndricos, donde se insertan modelos tan interesantes como el 2 CV o el Toyota Sports 800.

Este último todo un prodigio del bajo consumo, siendo realmente competitivo en los circuitos sin grandes rectas gracias a la facilidad con la que negocia las curvas y la nula necesidad de gastar tiempo en el acto del respostaje. De hecho, cuando se estrenó en los circuitos de Japón allá por mediados de los años sesenta los comisarios obligaron a que éste entrase en boxes para una inspección. El motivo era que no se creían que no tuviera necesidad para repostar, pensando que llevaba algún tipo de depósito oculto y por tanto ilegal. Para nada, más bien todo ello era fruto de la inteligencia de combinar un motor propio de una moto con un automóvil de peso muy reducido.

fiat panda récord (3)

Con 875 centímetros cúbicos para dos cilindros ayudados de un turbocompresor la potencia sube hasta 90 CV para ser uno de los modelos con tracción 4×4 más interesantes para acceder al mundo de los todoterreno

Respecto al uso de los turbocompresores en motores de dos cilindros, Volkswagen acumuló bastante experiencia con prototipos como el Oko Polo. Trabajo al cual es tributario este FIAT Panda 4×4, el cual puede marcar unos consumos ajustados – 7 litros a los cien – sin negar prestaciones como los 145 Nm de par motor. Suficientes para que su tracción 4×4 nos lleve por terrenos donde uno no esperaría ver a un pequeño urbanita como el FIAT Panda. En suma, un coche de lo más interesante y con fiabilidad probada para cruzarse África del tirón llegado el caso.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.