Ford lleva más Mustang eléctricos fabricados que de combustión interna

Ford lleva más Mustang eléctricos fabricados que de combustión interna

Pero que no salten las alarmas, el caballo salvaje de gasolina aún es popular


Tiempo de lectura: 4 min.

En un apartado dedicado a los inversores, la página oficial de Ford Norteamérica expone cada mes documentos sobre las cifras de ventas y producción. Y un hecho que destaca por rareza es que la firma del óvalo azul está fabricando más Ford Mustang Mach-E, el último y nuevo crossover eléctrico de la compañía detroitina, que su clásico coupé homónimo quemador de gasolina. ¿Sorprendido?

A título personal, tengo una confesión que hacer. Era extremadamente escéptico con el Ford Mustang Mach-E. Bueno, quizás “escéptico” no sea la palabra adecuada. Pensé que era un insulto, un ejercicio de marketing profundamente cínico para aprovechar el tirón comercial de uno de los nombres automotrices más famosos del mundo para vender otro crossover eléctrico, aburrido y sobredimensionado que los estadounidenses ni siquiera querrían tener entre sus filas. La gente espera de ese legado un sonoro motor V8.

Con ese reconocido nombre, el Mustang Mach-E tenía grandes expectativas que cumplir, y se puede informar a día de hoy que, en realidad parece que es un coche bastante excelente. Es rápido, divertido, capaz de ofrecer una buena autonomía (hasta 485 kilómetros declarados, según la configuración elegida) y es propenso a llamar la atención donde quiera que vaya. Y eso es un gran avance para aquellos de nosotros que esperamos que el futuro electrificado de la automoción no sea aburrido, insulso, carente de emociones.

Ford Mustang Mach E y Ford Mustang GT 2021

Aún con la buena acogida del Ford Mustang Mach-E, el Mustang “de toda la vida” continúa siendo popular entre las masas. De hecho, es el deportivo más vendido a lo largo del globo

Por eso la aceptación del crossover con sello Mustang ha sido tan buena. Hasta mayo, Ford ha construido 27.816 unidades del Mach-E en la planta de México. En los primeros cinco meses de 2021, la fábrica de Flat Rock en Michigan ensambló 26.089 cupés y descapotables. Representa un hito importante en la conversión gradual de la marca a una línea de vehículos eléctricos. Al fin y al cabo, su popularidad está justificada con rivales como el Tesla Model Y, el Hyundai IONIQ 5, el Kia EV6 o el Volkswagen ID.4 y derivados.

Pero eso sí, el Mustang tradicional sigue siendo significativamente más popular en lo que se refiere en términos de demanda en lo que va de año, acumulando 29.264 ventas –o 1,5 % más que el año anterior–, mientras que el Mustang Mach-E encontró 10.510 compradores. En otras palabras, el Mustang de dos puertas sigue pisando con fuerza a pesar de su edad. La sexta generación del modelo (S550) lleva con nosotros desde 2014, y no hace falta decir que una nueva generación impulsaría significativamente la demanda.

Si bien es técnicamente un hito importante, es posible que las ventas del Mustang Mach-E no se mantengan al mismo ritmo ante la escasez de chips. La lista de espera en EE. UU. es de meses

Mientras tanto, actualmente vende más que el SUV eléctrico en una proporción de casi tres a uno, pero la brecha podría disminuir con el lanzamiento global de Mach-E. La compañía todavía está poniendo a punto su producción y tratando de llevar el SUV de cero emisiones a los mercados externos. “El Mach-E ha sido mucho más fuerte de lo que esperábamos, por lo que nos hemos quedado sin existencias”, explicó el CEO de Ford, Jim Farley, a Automotive News. “El Mach-E se está volviendo global mientras hablamos”.

La verdadera historia es que, quizás como era de esperar, hay un mercado más grande para un SUV familiar eléctrico convincente que para un deportivo de propulsión. Sin embargo, tendremos que ver si esas cifras se mantienen. Los coches a menudo establecen sus récords de ventas en su primer año en el mercado a medida que se satisface la demanda reprimida. El Ford Mustang actual adjudicó 122.349 ejemplares en su primer año en el mercado. Si se da el caso de que Mach-E se acerca a esas cifras, será un éxito indudable.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.