Menu

Así es el nuevo Ford Mustang Mach-E

Se trata de uno de los coches más tecnológicos de Ford, además del primer vehículo de motor eléctrico fabricado en serie

Así es el nuevo Ford Mustang Mach-E

Las filtraciones del nuevo y esperado Ford Mustang Mach-E no han calmado los ánimos, ni mucho menos. Los datos oficiales se esperaban como agua de mayo y los comentarios no se han hecho esperar. Desde elogios al atrevimiento de la firma americana, a duras críticas por usar un nombre tan afamado en el sector del automóvil como un coche como este.

Ford ha querido aprovechar el tirón que tiene el ya más que mítico Pony Car, para otorgar un valor añadido al primer SUV eléctrico que pone en circulación. Es evidente que a muchos no les gusta este movimiento, pero es claramente una estrategia de marketing y de imagen, para una tecnología que está llamada a ofrecer un futuro mucho más limpio, pero que no termina de asentarse.

No vamos a entrar en los motivos de porqué no despegan las ventas de coches eléctricos, están ahí y además, en 2020 tendrán un trampolín sumamente importante con la nueva normativa. Nos vamos a centrar en el SUV eléctrico de Ford, que más allá de ser un Mustang más voluminoso e incluso rechoncho, si lo comparamos directamente con el Mustang ‘de toda la vida’, esconde motores de hasta 465 CV y autonomías de hasta 600 kilómetros.

ford mustang mach e (24)

Un coche muy importante para Ford

Estéticamente, el nuevo Mustang Mach-E hace gala de su denominación, se aprecia claramente la procedencia de la inspiración. Tiene su propia personalidad, con la calandra tapada como en todo vehículo eléctrico y una zaga que como vimos en las filtraciones, luce rasgos del Mustang, pero es más maciza, con mucha más chapa y unos pilotos que tampoco le quedarían mal al Mustang ‘a secas’.

«El Mustang Mach-E es uno de los vehículos más emocionantes que Ford ha presentado jamás. Este vehículo totalmente eléctrico es único, pero sigue siendo, inconfundiblemente, un Mustang, y llega en el momento preciso para los usuarios en Europa». Stuart Rowley, presidente de Ford Europa.

Ford ha puesto mucha ambición en este modelo, incluso se vanagloria de haberlo diseñado y desarrollado en un edificio de ladrillos centenario, a pocas cuadras de la primera fábrica de Henry Ford en Detroit. Es más, llegan a comparar el lanzamiento del Ford Mustang Mach-E con el lanzamiento del Ford T, el primer automóvil fabricado en serie y uno de los coches más importantes de la historia de este invento.

«En el primer salón del automóvil de Detroit, Henry Ford dijo que estaba trabajando en algo que golpearía como un rayo. Ese fue el Modelo T. Hoy, la Ford Motor Company se enorgullece de presentar un automóvil que golpea como un rayo nuevamente. El completamente nuevo y totalmente eléctrico Mustang Mach-E. Es rápido. Es divertido. Es libertad. Para una nueva generación de propietarios de Mustang». Bill Ford, presidente ejecutivo de Ford Motor Company.

 

ford mustang mach e (27)

Dos opciones de baterías y hasta 600 kilómetros de autonomía

Con esto en mente, con el Ford Mustang Mach-E pretenden ofrecer algo más que un “simple” SUV eléctrico, dicen haberlo concebido con los mismos ideales de libertad que insspiraron el deportivo más vendido del mundo y del cual, toma su denominación. Por eso, uno de los puntos más críticos de un coche eléctrico, las baterías, ha sido cuidado especialmente por los ingenieros de Ford. Habrá dos opciones: unas baterías de iones de litio con 75,7 kWh con 288 celdas y otras de 98,8 kWh con 376 celdas. Ambas se sitúan en el suelo, entre los dos ejes, para permitir el máximo aprovechamiento del espacio y un centro de gravedad bajo. Ford afirma haberla probado en condiciones extremas, hasta temperaturas de -40 grados.

Las baterías están metidas dentro de un “estuche”, impermeable y protegido por una estructura de absorción de impactos. Incorpora un avanzado sistema de calentamiento y refrigeración de líquidos activos, que permite un control total de la temperatura, garantiza un buen todo el rendimiento posible sin importar las condiciones climáticas, mientras que además se pueden lograr recargas super rápidas.

«Los avances en la tecnología de las baterías fueron cruciales para ofrecer un Mustang Mach-E espacioso y práctico, con una bella silueta y las características de conducción que son tan importantes para nuestros clientes en Europa». Ulrich Koesters, director de Vehículos Electrificados de Ford Europa.

ford mustang mach e (13)

En lo referente a las recargas, Ford asegura que con su solución Ford Connected Wallbox, se pueden lograr 51 kilómetros de autonomía por cada hora de conectado a la corriente, tomando como referencia la batería más grande. También afirma que el cable de carga doméstico, que se incluye de serie con el coche, puede añadir una autonomía estimada de 35 kilómetros por cada hora de carga. Ambas baterías pueden cargar a 150 kW de potencia, logrando pasar del 10 al 80% en unos 38 minutos en el caso de la batería pequeña o “estándar”, como la denomina la propia marca (la de mayor capacidad es la opción de “autonomía extendida).

Con la carga al máximo, las baterías de 75,7 kWh anuncian una autonomía de 458 kilómetros, mientras que las de 98,8 kWh llegan a los 600 kilómetros (siempre bajo normativa WLTP). Ambas opciones se pueden combinar con tracción total.

ford mustang mach e (29)

Hasta 465 CV y tracción total

En la nota de prensa sólo se mencionan dos niveles de potencia. Por un lado, el Ford Mustang Mach-E con autonomía extendida y tracción total, anuncia 337 CV y 565 Nm de par. En cuanto a la otra variante, es el Ford Mustang Mach-E GT, con 465 CV y 830 Nm de par, que tiene como objetivo una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de cinco segundos. Motorizaciones que se podrán combinar con tres modos de conducción únicos: Whisper, Engage y Unbridled. Cada uno de ellos influye en la capacidad de respuesta del grupo motor, controles de dirección, iluminación ambiental, sonidos e incluso animaciones dinámicas en el panel de instrumentos vinculadas al comportamiento del coche.

Ford ha desarrollado un sistema especial para el Ford Mustang Mach-E. Está vinculado a la tracción total y se llama “Mach-E 4X”. Se encarga de aplicar par sobre cada eje de forma independiente, asegurando una aceleración acorde con sus cifras. Para su desarrollo, se han acudido a lugares con frío extremo, superficies deslizantes o muy nevadas, que permitiera encontrar la mejor puesta a punto posible.

«Tanto si quieres sentir realmente su rendimiento como si buscas la experiencia silenciosa que pueden ofrecer los vehículos eléctricos, el Mustang Mach-E aprovecha el poder de la electrificación para crear una experiencia de conducción única y, al mismo tiempo, conservar la inconfundible sensación de libertad del Mustang«. Ted Cannis, director de Línea de Productos Empresariales de Electrificación Global de Ford.

Entre las novedades del nuevo miembro de la familia Mustang, cabe destacar las pinzas Flexira e Brembo, que combinan la funcionalidad de una pinza fija con las dimensiones de una pinza flotante. También monta el sistema de amortiguación MagneRide.

ford mustang mach e (14)

Mucha tecnología y conectividad

Ford ha querido que el Mustang Mach-E sea uno de sus modelos más tecnológicos y además, que se vea simple vista. Además de ser el primer Ford con motor eléctrico que se produce en serie, también es uno de los primeros que prescinde totalmente de botones físicos, o casi. Todo el habitáculo está dominado por una pantalla de 15,5 pulgadas colocada en posición vertical que, como vimos en la filtración, recuerda indudablemente a Tesla.

Incorpora la última versión del sistema SYNC con una interfaz que evita menús complicados, para facilitar el acceso las funciones con controles táctiles habituales en un teléfono móvil. Disponie de conectividad basada en la nube, reconocimiento de voz “conversacional” y acepta Android Auto, Apple CarPLay y AppLink. Así mismo, presenta la tecnología “Phone as a Key”. Mediante Bluetooth, el coche detecta el teléfono del conductor cuando se aproxima y desbloquea las puertas, mientras que permite poner el coche en marcha como si de una llave inteligente se tratara. También se puede introducir un código en un teclado en el pilar B para desbloquear el coche, más un código por separado en la pantalla táctil central para arrancar el motor y conducir, por si se agota la batería del teléfono.

«El Mustang Mach-E supone el comienzo de una nueva era para Ford y no podríamos estar más emocionados de traerlo a nuestros clientes de Europa. Este nuevo modelo trae mucho más que conducción cero emisiones, una total tranquilidad para los usuarios de vehículos eléctricos«. Stuart Rowley, presidente de Ford Europa.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.