Menu

El Diccionario Apócrifo del Automovilista (III)

Conoce los intrincados significados de las palabras

El Diccionario Apócrifo del Automovilista (III)

Cocinadas a fuego lento y con mucho cariño, hemos hecho una nueva entrega del Diccionario Apócrifo del Automovilista usando como ingredientes morfemas, lexemas, gasolina y veneno de cobra (Solán de Cobras). Los académicos que tenemos a sueldo hacen pues una nueva contribución a la ampliación del contubernio de erudición de nuestros lectores. He aquí la selección semanal:


C

Capó, del motor

(Sustantivo) Pieza del automóvil que tiene dos utilidades: cubierta del motor (para aislarlo y protegerlo del exterior) y como calmante en caso de avería. La manera de utilizarlo como calmante es la siguiente:

  1. Se produce una avería de manera que no puede moverse el vehículo
  2. Nos ponemos nerviosos
  3. Pensamos en llamar a la grúa o no
  4. Abrimos el capó y miramos en el interior del vano
  5. Desistimos y buscamos el número de la grúa
  6. Volvemos a abrir el capó
  7. Nos rendimos y llamamos a la grúa

Cinturón de seguridad

(Sustantivo) Dispositivo financiero y de seguridad mediante el cual podemos salvar la vida y hacer perder dinero a nuestra empresa aseguradora. Invirtiendo cinco segundos en coger la hebilla, pasarla por delante del abdomen, hacer ¡clac! en el enganche y tensarla un poco, hemos reducido a la mitad las probabilidades de fallecimiento. De esta manera, si por mala suerte, sufrimos un accidente y tenemos el cinturón puesto, nuestra empresa aseguradora nos tendrá que pagar por las heridas sufridas, que siempre sale más caro que un entierro. Así que si quiere vengarse de su aseguradora, la mejor manera es llevar el cinturón bien colocado en todos los trayectos y ser prudente al volante.


D

Diseño

(Sustantivo) Religión que profesa el perdón de todos los pecados de la mecánica de cualquier aparato en general y del automóvil en particular. Si bien no está claro el origen de la misma, lo más probable es que proceda de la zona norte de Italia, donde se profesa con más fe. Esta religión tiene seguidores en todo el mundo y estudios recientes demuestran que está aumentando su número en Alemania.


I

Intermitentes

(Sustantivo) Dispositivos luminosos situados simétricamente con respecto al eje longitudinal del vehículo, con una maneta que enciende de manera intermitente (de ahí su nombre) los de la mitad derecha o izquierda. No se conoce el origen ni la utilidad de estas luces indicadoras, por ello no se utilizan jamás. La única utilidad conocida es cuando se utilizan a la vez, para aparcar tranquilamente en doble fila en paradas de autobús o taxi o cualquier otro lugar con una señal de prohibido aparcar, pues con estas luces los conductores de las grúas de los ayuntamientos saben que vamos a volver en seguida, por lo que ni nos multan ni nos remolcan el coche.


L

Lavadero automático

(Sustantivo) Dispositivo electromecánico por el que, por poco dinero y en poco tiempo, consigue rayar la superficie de nuestro automóvil de manera homogénea, a la vez que elimina algunas de las impurezas de la misma.

Lavado, del automóvil

(Sustantivo) Ejercicio deportivo y espiritual realizado por los poseedores del espíritu RACER. Con esta actividad se calman los nervios, se relajan las pulsaciones del corazón y el ejercitado se integra en un todo con el universo del automóvil. Esta situación se invierte cuando no se pueden eliminar los excrementos de ave, insectos pegados, resina de árboles de sombraje o cuando pasamos por encima de la maldita raya que nos hicieron cuando dejamos el coche correctamente aparcado en una plaza de garaje del centro comercial y nos enoja para todo el día.


Invitamos a nuestros lectores a plantear dudas lingüísticas que serán aclaradas en sucesivas entregas de este diccionario, una vez hechas las consultas con nuestros académicos a sueldo.

COMPARTE
Sobre mí

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Piloto
Rest

XD. Suelo lavar el coche en una zona destinada a ser garaje algún día. Otras veces, por no andar abriendo las puertas, hacer maniobras para meter el coche, los perros sueltos etc..del tirón tiro de manguera hasta donde lo tengo aparcado, es decir, frente a la puerta de entrada. Una vez he sacado previamente cubo con agua caliente y champú con cera incluida, le meto caña a la esponja y a velocidad de rädar me veo terminando con las llantas. Después de un buen manguerazo, cojo unas pinzas y lo tiendo un rato a la sombra. En las gasolineras, si… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.