El chef Alberto Chicote busca la parrilla frontal más grande para freír filetes

El chef Alberto Chicote busca la parrilla frontal más grande para freír filetes

Será el leit motiv de un nuevo restaurante con inspiración automovilística


Tiempo de lectura: 3 min.

¿Quién no ha sentido alguna vez a Alberto Chicote en sus papilas gustativas? No hace falta acudir a un restaurante exclusivo, puede haber convertido la tasca más mugrienta y repulsiva de tu barrio en un lugar donde se practique la alta cocina, al menos el primer mes desde que han pasado las cámaras. Pasada la presentación, tenemos que hablar del próximo proyecto del chef.

Hemos sabido que inaugurará próximamente un templo gastronómico para los amantes del automóvil y la conducción. Uno de los atractivos del restaurante será la preparación de grandes piezas de carne con denominación de origen en parrillas que vengan de coches reales. El chef nos contó: “Necesito una parrilla bien grande, donde la carne quede bien hecha, jugosa, pero sin exceso de grasa ni que se carbonice”.

De momento Chicote se ha fijado en las parrillas de tres fabricantes, Audi, BMW y Lexus, las cuales permiten el máximo de superficie útil para preparar esas exquisiteces gastronómicas. “La parrilla de un Tesla no vale para nada, ahí no me caben ni varitas de merluza congeladas, en este caso el tamaño importa”. Otro atributo en el que se está fijando Chicote es en los colores, y ahí los fabricantes Premium permiten tanta variedad como la que hace gala en su indumentaria habitual.

BMW X7 Estudio 10

Parrilla del BMW X7

Chicote ya ha entablado negociaciones con los recambistas de las citadas marcas para que entreguen todas las piezas del paragolpes y el frontal necesarias para instalar debajo los fogones y los sumideros para apartar el sobrante, como las grasas y los restos de la preparación. La del BMW X7 es especialmente costosa, pero tiene un gran potencial para el restaurante. “Ahí por lo menos se pueden hacer varios cochinillos a la vez”, añadió.

El cocinero se empezó a fijar en las parrillas frontales de estos modelos Premium después de no ser atropellado por los pelos, “por un momento creí que me iba a hacer filetes el tío ese, no me jodas, pero le vi una posible utilidad gastronómica. Y seguro que alguno paga por eso, lo tengo claro”, sentenció.

“No me termino de decidir, no sé si tener varias parrillas de distintos modelos o que sea algo monomarca. Podría ocurrir que me venga un cliente y me diga que no se sienta a una mesa si su comida se prepara en la parrilla de un BMW si él tiene un Mercedes-Benz, quedaría mal ante los amigos del club de padel”. – Alberto Chicote, chef y filósofo

En definitiva, el nuevo restaurante, cuyo nombre está por definir, permitirá comer carne a la parrilla hecha con mucha personalidad y un toque Premium. Baste mencionar que en la entrada habrá expuestos motores a los que se ha reemplazado el aceite de automoción normal por uno Virgen Extra de olivas de Jaén. “Es mi toque personal”, dijo el cocinero, el que se define como alguien a quien le corre el aceite de oliva por las venas.

NOTA: lo que acabas de leer es una noticia ficticia, total o parcialmente, únicamente con propósitos humorísticos. espíritu RACER se ampara en la figura legal del animus iocandi, es simplemente humor, chanza y coña. Cualquier persona nombrada, hecho o situación que coincida con la realidad es pura coincidencia.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Javi Martín
Editor

En Estados Unidos también hay calandras de órdago. Podría traerse alguna de allí, cocinar carne al estilo yankee y cobrar un plus por ser ‘género de importación’. El Hyundai Palisade, por ejemplo, es una buena muestra de parrillas ‘made in USA’.

Txesz
Mecánico
Txesz

La de Lexus es demasiado irregular y la Audi demasiado plana.

Creo que la de BMW es la más adecuada. Aunque es una pieza, presenta 2 zonas diferenciadas para poder hacer diferentes tipos de alimentos y/o tener 2 intensidades de calor. Y con los bordes del perímetro no hay peligro que que algún pedazo se caiga al fuego.

Reverfons
Invitado
Reverfons

Después de ver el BMW concept 4 todo lo que has dicho cobra una buena dimensión, más grande en concreto. XD


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.