Menu

Coche del día: Volkswagen Golf (Typ 17)

El origen del mito

Coche del día: Volkswagen Golf (Typ 17)

Hace unos días se ha presentado la octava generación del Volkswagen Golf, por lo que aprovecharé tan ilustre acontecimiento para elegir el Coche del día: el Golf Typ 17 o más comúnmente conocido como Golf Mk.I, «caja 1», etc. Este año cumplió 45 añitos el compacto más longevo a la venta, con permiso de la saga Corolla.

Corría el año 1974 y los de Volkswagen tenían la difícil tarea de reemplazar a un modelo tan exitoso como el Beetle, «el coche del pueblo», que había dominado la escena automovilística germana durante varias décadas hasta superar los 21 millones de unidades vendidas. Su sucesor tenía que estar a la altura, así que se recurrió a Giorgetto Giugiaro para su desarrollo, diseñador reconocido ya por entonces por modelos de Ferrari, Maserati o Alfa Romeo entre muchos otros.

El planteamiento inicial del Golf Mk.I era sencillo: funcionalidad sin compromisos. De esta forma se destacaba su espacio interior y versatilidad gracias al portón trasero o el asiento posterior abatible. Asimismo, la línea de cintura baja, capó inclinado o luna trasera de generoso tamaño proporcionaban una excelente visibilidad.

Un concepto de modernidad entendida en aquella época y que en cuestión de diseño supuso el cambio de las formas redondeadas del Escarabajo a las líneas rectas y aristas de este nuevo vehículo compacto.

Pero mecánicamente el salto fue también evidente. De la propulsión trasera y motores refrigerados por aire se dio paso a la tracción delantera y motor frontal refrigerado por agua. Su carrocería de 3,7 metros de longitud era de tipo monocasco y contaba con suspensión delantera McPherson que le hacía un modelo cómodo y estable con un bastidor capaz de digerir la potencia de sus motores iniciales. Fueron un 1.1 de 50 CV y un 1.5 con 70 CV, ambos asociados a cambios manuales de cuatro velocidades.

Modestos pero convincentes, pues en apenas dos años se alcanzaron el millón de unidades vendidas. Y justo en ese ejercicio de 1976 llegaría lo mejor: el GTI, en principio una serie limitada a 5.000 unidades que se convirtió por derecho propio en una versión más de la que se venderían cerca de 660.000 unidades dando comienzo al nacimiento de todo un icono de la historia reciente de la automoción.

Volkswagen Golf generacion 1

Golf 17 o Mk.I

Ha habido muchos Golf especiales a lo largo de sus 45 años de historia, pero sin duda el primer GTI debe ocupar una posición privilegiada entre los entusiastas del modelo alemán

Tuvo que ser un inesperado golpe de efecto en aquellos años tras ver la sencillez con la que aquel primer Golf había sido concebido. Su interior era sobrio y espartano, con apenas una esfera en la instrumentación que carecía de cuentavueltas y un tablero pequeño al alcance del conductor. Frente al pasajero se disponían dos guanteras (una abierta y otra con tapa) y poco más.

Quizá en ese sentido sí que resultaba más similar al proyecto del Beetle original como coche sencillo para todos los públicos. Sin embargo, con el GTI se transformaba en un coche rápido y potente gracias a su motor 1.6 con 110 CV con inyección Bosch con el que superaba los 180 km/h y aceleraba de 0 a 100 en apenas 9 segundos; unas cifras al alcance de muy pocos.

El éxito hizo que la gama se fuera ampliando con nuevos motores como los diésel y turbodiésel, este último ya en 1982 bajo la denominación GTD y pioneros en el segmento en el que militaba. Hubo diversos niveles de acabado con pequeñas diferencias como los discos delanteros en vez de tambores, luneta trasera térmica o faros halógenos.

Volkswagen Golf 1974 4

También se incluyeron nuevas carrocerías como la Cabriolet (desarrollado por el carrocero alemán Karmann) o la variante de cuatro puertas y tres volúmenes que adoptó el nombre de Jetta. Con todas ellas se rozaron los 7 millones de unidades fabricadas en Wolfsburgo hasta 1983, momento en el que llegaría la segunda generación.

Aunque el honor de ser el primer vehículo compacto recae en el Alfa Romeo Alfasud de 1972, el Golf GTI (de Gran Turismo Injection) sí que puede considerarse el precursor de los hot hatch o compactos deportivos que se materializarán bajo las carrocerías de los dos principales rivales del Golf: el Ford Escort RS y el Opel Kadett GT/E.

COMPARTE
Sobre mí

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
sergio
Invitado
sergio

Un pequeño detalle… Dejo de fabricarse en 2009, aunque no se vio por estas tierras, en Sudáfrica, se siguió vendiendo con algunos cambios, como un interior robado del fabia.
Incluso se vendió con su versión GTI con un motor de 1.8 litros y 122 caballos, quien se atreve a traerse alguno de estos a estas tierras, son de 10 de coche, pero el sabor de los 70, por muchos retoques que tenga, seguro que esta presente, claro renunciando a todo lo que hoy nos parece normal, AIRBAG, ABS…..

volkswagen_citi_golf_07.jpg
volkswagen_citi-golf-1-8i-r-2006-09_r4.jpg
2009-187327-vw-citi-golf-mk1-limited-edition1.jpg


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.