Menu

Retromóvil Madrid 2019: asistimos al XVII Salón Internacional del Vehículo de Época, Clásico y Colección

Una cita donde tan solo se comparte el espíritu por el mundo del motor

Retromóvil Madrid 2019: asistimos al XVII Salón Internacional del Vehículo de Época, Clásico y Colección

25.000 metros cuadrados y más de 1.500 plazas reservadas a coches que han servido a sus propietarios durante décadas. Así se presentaban los primeros datos de Retromóvil Madrid 2019. El XVII Salón Internacional del Vehículo de Época, Clásico y Colección abrió sus puertas el 29 de noviembre, y durante sus tres días de actividad, han concurrido más de 30.000 personas por el pabellón 3 de IFEMA.

Retromóvil es uno de los eventos del motor clásico más longevos del país. Su primera edición data de 1995, y se celebró anualmente en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo hasta 2008, cuando se trasladó al Instituto Ferial de Madrid coincidiendo con su XIV edición. Desde 2010, ClassicAuto Madrid tomó el relevo como Salón Internacional del Vehículo Clásico en la Casa de Campo, aunque Retromóvil reaparece en 2017 de la mano de Eventos del Motor, S.L.

De la superficie dedicada en el recinto madrileño, 16.500 m2 pertenecían a la exposición, mientras que los 8.500 m2 restantes fueron reservados como aparcamiento para el resto de los clásicos y demás grupos. Tras nuestra ruta con Roadstr, la organización del evento había reservado un espacio para estacionar nuestras monturas. Ya en ese momento, el virus de la gasolina quemada y el sonido de la carburación comienza a nublar tus sentidos.

Retromovil 2019 06

El aparcamiento del recinto ferial de IFEMA contaba con 1.500 plazas reservadas para vehículos fabricados antes de 1989

Retromóvil Madrid 2019 no solo ofrece una exposición de auténticas obras de arte. Ofrece un ambiente donde solo existe una pasión: el mundo del motor. Y no importa que tu coche no sea un clásico, también será bien recibido. El programa es intenso, rindiendo homenaje a modelos especiales a la vez que asistentes y comerciantes puedan volver más felices a casa al final del día. En una cita de esta índole, creedme que es doloroso no tener suficiente holgura económica.

Poner un pie en la exposición significa ver centenares de vehículos en un estado impecable, y muchos de ellos a la venta. Y si creíamos que no había mejor forma de comenzar nuestra ruta por los recovecos del pabellón que escuchar a un moderno Ferrari F12 TDF dar rienda suelta a su celestial motor de doce cilindros, estábamos muy equivocados. El V8 biturbo de un F40 cobró vida poco después para deleitarnos con su sonido por encima de las 7.000 RPM.

Retromovil 2019 30

Europeos, japoneses, americanos… Da igual de qué país fuese el coche, en Retromóvil Madrid 2019 había un hueco para todos ellos

Entre las actividades conmemorativas más destacadas se celebró el centenario del nacimiento de Eduardo Barreiros (parte I y II). Considerado como uno de los padres del transporte, precursor del diésel y fabricante de camiones y automóviles, acudieron a Retromóvil numerosos propietarios de Dodge Dart 3700 GT (incluso un ejemplar con carrocería familiar), Simca 1000 y Chrysler 180. Tras la sobremesa del sábado, tuvo lugar una animada charla en el foro de Eventos del Motor.

Por otro lado, otros tres icónicos modelos también estaban de celebración: el SEAT 124 Sport, que junto con el Ford Capri cumplen 50 años, y el Mazda MX-5, que lleva tres décadas continuando con el legado de los allí también presentes roadsters británicos e italianos de los 70 y siendo uno de los coches más divertidos que el dinero puede comprar. A su vez, la cita de este año ha tenido importantes invitados del sector como Teo Martín, al que vimos por allí, y parte de su centro técnico, Alexi Crivillé o Frank Allard.

Retromovil 2019 50

Sin embargo, el que es quizá uno de los puntos más fuertes de Retromóvil es su concurso de elegancia. En su última edición, no solo ha contado con una veintena de clásicos excepcionales, también de 20 motocicletas igualmente impresionantes. Entre los primeros podíamos encontrar modelos como un Alfa Romeo SZ, un Maserati Bora o un Pontiac Chieftain. En el mundo de las dos ruedas se podía ver a una Vincent Black Shadow o una Henderson Four, por ejemplo.

Los modelos estadounidenses tampoco estaban olvidados. De hecho, la entrada al recinto estaba presidida por una pareja de Ford Mustang de 1967, un ejemplar blanco con carrocería fastback y otra descapotable, ambos con un motor V8 de 302 pulgadas cúbicas (4.949 cm3). Por supuesto, también podíamos encontrar algunos Chevrolet Camaro y algún que otro Corvette, así como modelos Oldsmobile, Cadillac, Studebaker y Pontiac de la década de los años 40 y 50.

Además de los expositores de primera línea, la sección central ha estado protagonizada por los coches de la casa de subastas Catawiki. Entre otros, mostró lotes tan interesantes como un Cadillac Fleetwood de ex-general Francisco Franco, un extraño y peculiar Messerschmitt KR200 o varias cápsulas del tiempo sin apenas kilometraje y en un estado de conservación excepcional. ¿Sabías que había un Innocenti-Mini de 1982 con nada más que 36 kilómetros?

Retromovil 2019 38

Como habrás podido imaginar, la gama era prácticamente ilimitada y para todos los gustos. Desde antiquísimos modelos como un Ford Model T, hasta un Aston Martin DB11 recién salido del concesionario. Las distintas generaciones de Porsche 911 en todas su vertientes y configuraciones destacaban por su gran variedad de modelos presentes, al igual que múltiples Volkswagen T1 antiguamente propiedad de Coca-Cola y todas ellas ahora restauradas.

“El certamen ha pasado a ser el puntal de las ferias de vehículos clásicos en España, refrendando todo ello en la asistencia de público, de profesionales del sector, de figuras deportivas y de coleccionistas y propietarios de modelos, que son los que dan vida a este mundillo”, valoró al final de la jornada José Enrique Elvira, director de Retromóvil Madrid 2019. Si no has podido acudir al certamen de este año, recuerda no hacer planes de cara a la edición de 2020 y disfruta de la galería bajo estas líneas.

Galería de fotos

Este reportaje ha sido realizado gracias a las aportaciones de los miembros de nuestra comunidad a través de Patreon. Así podemos seguir realizando periodismo de motor de calidad sin depender de los ingresos publicitarios. Puedes ayudarnos a partir de 1 euro al mes.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.