Menu

Retromóvil 2019 abre sus puertas

Estará cargado de celebraciones y aniversarios

Retromóvil 2019 abre sus puertas

Como viene siendo costumbre desde hace ya unos años, finales de noviembre es el momento para los clásicos, para recordar viejas glorias y para disfrutar, sea solo o acompañado, de un evento que ya es tan clásico como las máquinas que en él se exponen: Retromóvil.

Además, como ocurrió en 2018, la edición de Retromóvil 2019 estará cargada de celebraciones y de mucho donde “rebuscar” esa pieza que te falta o esa revista que completa tu colección. Son 150 stands, 300 coches en exposición y hasta 1.500 plazas de aparcamiento para clásicos. No faltará el concurso de elegancia, debates, concentraciones, pero, sobre todo, aniversarios.

retromovil 2019 (1)

En los 16.200 metros cuadrados que ocupará el evento, habrá mucho que celebrar. Uno de los aniversarios más importantes, clave en la industria del automóvil española, es el centenario del nacimiento de Eduardo Barreiros, empresario sumamente prolífico en España, que ha dejado su huella en muchos automóviles que se podrán ver en Retromóvil. Desde Eventos del Motor, encargados de la organización, han anunciado que se realizará una concentración a las 10:00 y una charla-debate en el foro Eventos del Motor a las 17:00h

Otro “grande” de España que celebra su cumpleaños es el SEAT 124 Sport, uno de los coupés más bonitos de su tiempo y uno de los coches más apreciados de SEAT. Este modelo que, como todos sabéis, tiene origen italiano, celebra su medio siglo de existencia y tendrá un stand especial a cargo de uno de los clubes más grandes de la geografía ibérica, el Club Nacional SEAT 124, 1430 y 124 Sport. De hecho, contarán con un desfile de moda vintage con música en directo a las 12:24 del sábado (nótese la hora, haciendo clara referencia al 124…).

retromovil 2019 (25)

Desde la tierra del sol naciente, otro cumpleaños muy especial: el Mazda MX-5 celebra su 30 aniversario con stand especial donde se mostrarán las cuatro generaciones del roadster japonés, el más vendido del mundo de su clase y cuya última generación se encuentra actualmente a la venta. Muchos son los que van a asistir a Retromóvil solo para este cumpleaños tan especial.

Y por supuesto, piezas de excepción e incluso únicas en el mundo. Destaca la presencia de un cyclecar Salvador de 1914, único en el mundo. Un modelo David, marca muy importante anterior a la Guerra Civil española, se verá acompañado por una Henderson Four de 1915, una montura con motor de cuatro cilindros en línea que representa lo más potente y rápido de su época. También habrá un espectacular Aston Martin DB4 GT Zagato réplica con base original.

¡Ah!, espíritu RACER también estará presente con una concentración realizada a través de la aplicación Roadstr y a la que acudiremos algunos redactores. Pásate a saludarnos.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.