Coche del día: Dodge 3700 GT

Coche del día: Dodge 3700 GT

Las apariencias engañan


Tiempo de lectura: 2 min.

Dodge 3700 GT, un sedán de lujo muy apreciado en los setenta como símbolo de poder económico de sus propietarios… hasta que las distintas crisis del petroleo de la década (1973 y 1979), arrinconaron en el subconsciente del consumidor un artefacto que se podía pulir sin esfuerzo 25 l/100 km de gasolina en tráfico urbano.

El Dodge 3700 se fabricó en España, tres modelos entre 1971 y 1977. El más importante de todos ellos, por ventas y unidades fabricadas, fue sin duda el Dodge 3700 GT. Viendo el aspecto y dimensiones del coche podemos pensar que es un “cepo”, pero las apariencias engañan. El Dodge 3700 GT tiene una longitud de casi cinco metros y pesa en vacío unos 1.420 kg. Su motor de 6 cilindros y 3.678 cc entrega 165 CV a 4.200 RPM. He repasado para la ocasión las fichas técnicas de algunos sedanes de finales de la década pasada, en apariencia más ligeros, y resulta que son más pesados y menos potentes, aunque obviamente consumen bastante menos. El poderío del Dodge 3700 GT sacaría los colores a más de uno.

Además de lo anterior, el Dodge 3700 GT está bien terminado en general y frente a los coches de la época su interior entra por los ojos. La suspensión tiene un punto de dureza por encima de lo esperado en su categoría y el comportamiento dinámico está lejos de ser el de una bañera a la deriva, a pesar de sus hechuras. Frena bien (discos delanteros con servofreno y tambor detrás) y tiene vocación de gran viajero; el confort es uno de sus puntos más fuertes. Si le pisas responde, y no tiene asistencias. Sus propietarios de entonces lo usaban con más cuidado, pero las prestaciones del coche son las que son.

La historia del Dodge 3700 GT va tristemente ligada a la de un magnicidio: el atentado terrorista que costó la vida al entonces presidente del Gobierno español, Luis Carrero Blanco, el chófer, José Luis Pérez Mogena y al inspector de policía José Antonio Bueno Fernández. Si queréis saber qué fue de ese ejemplar concreto, está en el Museo del Ejército.

COMPARTE
Sobre mí

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

15
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
SergioQ4
Invitado
SergioQ4

“Alcanza velocidades de hasta 170km/h” Que hermosa época, hoy con una frase así, se llevarían las manos a la cabeza horrorizados, dirían que son asesinos, que para qué, saldrían organizaciones a cortar calles!!!

Javier Costas Franco
Invitado

Será a nivel publicitario, porque en las notas de prensa no creas que se cortan en mencionar eso… Ahora cualquier compacto del montón pilla velocidades penales.

SergioQ4
Invitado
SergioQ4

Por supuesto, a nivel publicitario, no hay ni una, de ninguna marca ni gráfica ni televisiba mencionando o mostrando velocidades ilegales.

Javier Costas Franco
Invitado

Claro, no tiene sentido publicitar algo que no está permitido, pero cuando salió este anuncio, se podía. De todas formas, tiene sentido publicitar -si las normas no lo impiden- que un coche coge 170 si casi todos los demás no pasan de 110. Ahora mismo que un compacto pille los 200 no es publicitariamente relevante, más que nada porque a la inmensa mayoría de los compradores eso les trae sin cuidado.

SergioQ4
Invitado
SergioQ4

Añoro esa época… Hoy día me pudre lo políticamente correcto.

Javier Costas Franco
Invitado

Espero que no añores que coches con una seguridad nula puedan circular a velocidad libre.

En 1975, con un parque muchísimo más escaso que el actual, se mataban 5.000 españoles al año y 90.000 resultaban heridos.

SergioQ4
Invitado
SergioQ4

Eh eh.. absolutamente añoro esa época, no específicamente las muertes y accidentes, pero sí el cjto, que si viene con eso.. y bueno! – Los autos estaban pensados por ingenieros, primaba más la técnica (motor, suspensiones, frenos) y por ende las prestaciones, de hecho era lo que se usaba para venderlos. Carburador doble boca, Biálbero (o Twin-cam! según la época y el origen), 16 valve, injection, Turbo! Freno a disco en las 4 ruedas; pero claro, a partir de los 90 la gente ya no sabía qué era eso, ni para qué servía. Hoy están pensados por el marketing, economistas,… Leer más »

Javier Costas Franco
Invitado

Mira, es muy interesante hacer la comparación del número de choques (accidentes) en términos absolutos, pero en relativos, seguro que la cifra ha disminuido alarmantemente en relación al número de vehículos: antes había más. Por cierto, los primeros radares son de esa época, el primero se montó en un 124 y cazaron a un señor circulando a algo más de 65 km/h en zona de 50 km/h, con un R8 (Audi no, Renault): https://momentosdelpasado.blogspot.com.es/2015/01/la-primera-multa-de-radar-en-espana.html Es malo idealizar épocas pasadas, perdemos la perspectiva. Lo que tú llamas “libertad” yo lo llamo “jugarse la vida”. Si la gente respetase los límites de… Leer más »

SergioQ4
Invitado
SergioQ4

Wow! No sabía que los radares eran tan viejos! En Argentina todo llega más tarde, de alguna manera para esto (y para el manejo autónomo) es una suerte; aunque los radares y foto multas ya llegaron… Los primeros radares acá aparecieron en 1990 en una ruta típica que lleva a las playas en época de veraneo; y ni bien aparecieron, ya tuve (bah, mi padre) captaradar. Lo de los radares en zonas peligrosas lo comprendo, bien señalizados son una medida de seguridad. Pero ahí entra en juego qué es “zona peligrosa” y para quién? La cartelería en Arg es rídicula,… Leer más »

Vic
Invitado
Vic

Aquí hay un Dart Barreiros color crema (¿anterior a este?). Precioso y señorial. En palabras de mi abuelo, gasta hasta parado.

Germán M.H.
Invitado
Germán M.H.

Muchos cambiaban el motor de gasolina por un Diesel y le ponían un Barreiros…
Recuerdo a mi vecino venir con uno de estos siendo yo un crío. Era verdaderamente imponente.

Javier Costas Franco
Invitado

Mi recuerdo del Dodge es un poco más siniestro: https://www.motorpasion.com/galeria/la-segunda-oportunidad/23/

Pensé durante años que habían muerto dos personas achicharradas en esos coches. Fue un alivio saber que eran muñecos… Por cierto, chocaron a 50 el uno contra el otro, les prendieron fuego después.

Germán M.H.
Invitado
Germán M.H.

Ese programa sentó cátedra. Tu abuelo nos enganchó a muchos a eso de los coches. Cosa que le agradezco.
A mí me dejaba impactado el piñazo contra la roca, el coche reventado y luego hacían el Cinexin y rectificaban.
Tendría unos cinco años cuando ponían el programa en la 1 de TVE. Cuando solamente habían 2 canales de TV. Creo que eran los Domingos por la noche.

Germán M.H.
Invitado
Germán M.H.

Por cierto. ¿Crees que ahora le dejarían hacer ese tipo de programa? Con lo finolis que se han vuelto en los medios de comunicación?
Escenas de coches reventados, accidentes, coches en llamas, atropellos….
Yo creo que no.

Javier Costas Franco
Invitado

El principal problema, más que el “le dejarían”, sería el “se lo financiarían”.

Piensa en la pasta que eran 55 millones de pesetas de esa época…


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.