Manthey-Racing, el preparador de Porsche que mejora lo perfecto

Manthey-Racing, el preparador de Porsche que mejora lo perfecto

A lo largo de los años el equipo de competición ha elaborado kits que mejoran los modelos de calle


Tiempo de lectura: 8 min.

Para muchos, un Porsche que lleve en su nombre algo como GT, y en el apellido algo como RS, es el súmmum de la deportividad y la eficacia. Y, como en todo, los detractores de la marca pueden apostillar, en la típica conversación de bar, un ¿comparado con qué? Bueno, como a menudo hay un aparato preparado para humillar al coche de tus sueños, los aficionados de la marca pueden acudir a Manthey-Racing, el preparador de Porsche que mejora lo perfecto. A lo largo de los años el equipo de competición ha elaborado kits que mejoran los modelos de calle, ¿los conocías?

Considerar a Manthey-Racing un preparador es probable que no sea lo más correcto. Son un equipo de competición, si has visto alguna carrera de GT3, aunque sea unos minutos, seguro que has podido ver un 911 GT3 amarillo y verde fosforito. Está claro que la discreción no es lo suyo, eso sí, es un equipo bastante exitoso, tanto que Porsche vende en sus concesionarios kits de mejora para sus modelos más deportivos. En este momento son cuatro, 911 GT3 RS, 911 GT2 RS, 992 GT3 y el último, el 718 Cayman GT4.

A pesar de que, como ya vimos, cualquiera de ellos es capaz de romper récords allá donde vaya, Porsche confía en ellos para aquellos clientes que busquen ir un paso más allá. Este paso más cerca del circuito del equipo que corre en toda Europa con los coches de la marca germana, empezó cuando mejoraron el 911 GT2 RS para conseguir arrebatarle el récord al Lamborghini Aventador LP 770-4 SV Jota. El equipo no se anduvo con chiquitas, y se aseguró de instalar las piezas necesarias para que esto se hiciese realidad.

Manthey Racing(1)

Porsche 911 GT2 RS MR

Ese MR es de Manthey-Racing, por lo que, si no lo conocíais, ya podéis ir acostumbrándoos a verlo. El equipo comenzó instalando una suspensión regulable de cuatro vías, altura, dureza, compresión y rebote, todo lo posible para que el neumático calque cada imperfección del asfalto. Y siguiendo con las masas no suspendidas, las llantas, por su parte, fueron sustituidas por un kit de llantas de magnesio que ahorran 14,5 kg, que teniendo en cuenta que su peso se multiplica en movimiento, es muy significativo.

En ellas se pueden instalar unos discos aerodinámicos para mejorar el downforce, pero no fueron necesarios el día que consiguieron el récord en Nürburgring. Tras ellos, unas pastillas de freno para uso intensivo, y latiguillos metálicos, la frenada de este Porsche no necesita más. Una de las particularidades que me encanta de Manthey-Racing es que procuran mantener la mecánica intacta, al contrario que otros preparadores que instalan turbos enormes y se olvidan de mejorar significativamente en las curvas.

Manthey-Racing instaló un depósito de 9,7 litros de agua, más grande que el que instala Porsche, para refrigerar los intercoolers en el largo trazado alemán. Y ahora vamos con las mejoras aerodinámicas, ya que el equipo acostumbra a centrarse en ella. Flaps a los lados del paragolpes, un fondo plano y piezas guía para mejorar el flujo de aire bajo el vehículo, un difusor, una tapa del motor de fibra de carbono, un flap de gurney de fibra de carbono sobre ella, soportes y alerón trasero de fibra de carbono. Con todo esto se busca mejorar el agarre aerodinámico y bajar el peso en la trasera del vehículo, y, con ello, fue capaz de hacerse de nuevo con el récord.

Porsche 911 GT3 RS MR

Con la llegada del GT3 RS, Porsche volvió a contar con ellos, y adaptaron todo el kit ya visto en el 911 GT2 RS MR al nuevo modelo. Este Porsche 911 GT3 RS MR se volvía más radical y más efectivo con este kit, pero ¿quién utiliza un GT3 RS por su comodidad? Quizá estas preparaciones oficiales, ya que no te hacen perder la garantía oficial de la marca, sean lo más cercano a los coches de carreras dentro de la marca, y en el futuro estarán valorados como tal.

Pueden ser los slantnose actuales que, para los que no están enfermos como yo por conocer todos los modelos, son aquellos que perdían sus característicos ojos saltones para mejorar aerodinámicamente, y que a día de hoy alcanzan unos precios estratosféricos de tratarse de unidades oficiales de la época. Este paso más allá afianzó la presencia de Manthey-Racing de la mano de Porsche para fabricar estos kits completamente orientados al circuito, y manteniendo a los aficionados expectantes.

Manthey Racing(2)

Porsche 911(992) GT3 RS MR

Con el nuevo modelo, Manthey-Racing volvió a hacerlo, y confirmó su presencia de la mano de Porsche. A su kit ya habitual sumó un lip delantero, y un par de piezas meramente estéticas, un umbral de puerta iluminado con el nombre Manthey, un proyector que ilumina tu entrada en el deportivo con el mismo nombre, y una pegatina. Quizá no era lo que esperabas, pero poco necesitaba su kit para ser mejorado, al menos en cuanto a aerodinámica. El Porsche con el kit instalado consiguió bajar su tiempo unos cuatro segundos en el ring, cifra nada desdeñable cuando alcanzas ciertos tiempos.

Creo que es el mejor momento para hablar del precio, el salto del GT3 al GT3 RS era en aquel momento de unos 70.000 €, bien, pues esos cuatro segundos tenían el mismo precio. El salto del GT3 al GT3 RS MR eran 120.000 €, por, quizá, ¿10 segundos, 12? Está claro que si lo vemos así no es la inversión más rentable, pero, si consideramos el paso de deportivo, a coche prácticamente de carreras legal para la calle, y no tenemos problemas económicos, por qué no hacerlo.

El GT3 RS MR paró el crono en 6’55”737, y todo ese tiempo se ha ahorrado en curva, con muelles delanteros un 10% más rígidos, y un 7% en traseros, de la ya dura suspensión del GT3 RS. Solo el precio de las llantas son 15.000 €, pero el cambio del vehículo de serie respecto a este en curva debe ser abismal. Todas las curvas las puede tomar más rápido, las lentas con menos inercias, y las rápidas con mayor agarre aerodinámico, el único punto en el que puede verse lastrado es en las rectas, pero ¿a quién le importa alcanzar 10 km/h menos?

Porsche 718 Cayman GT4 RS MR

La última creación del equipo de competición ha abandonado el Porsche 911 en pro de, para mi, el 911 diseñado teniendo conceptos básicos de física. El 911 históricamente ha colgado su motor tras el eje trasero, y, a pesar de ir avanzándolo poco a poco hacia el habitáculo, aún no ha llegado a tener motor central. El Cayman se creó sin compromisos históricos, y tiene el motor lo más cerca posible de sus ocupantes, en posición central, lo cual te da unas cuantas ventajas a la hora de girar el volante.

Manthey Racing(4)

De hecho, podría decirse que el Cayman GT4 es el peor enemigo del 911 GT3, y tanto es así, que Porsche le da 25 CV de ventaja al hermano mayor. El apellido GT4 hace mención a la competición en la que se mide contra otros rivales, una clase inferior a la GT3 en la que los vehículos reciben modificaciones más comedidas respecto a los GT3. Los de Stuttgart confiaron para que tocasen a su pequeño GT4, añadiendo su ya clásico kit conformado por mejoras aerodinámicas y dinámicas.

Con él completó una vuelta a la mítica pista de Nürburgring Nordschleife en 7’03”121, bajando en 6,179 segundos al 718 Cayman GT4 RS sin dicho kit. El nuevo kit se desarrolló en Meuspath, en estrecha colaboración entre los ingenieros de Porsche Motorsport y los especialistas de Manthey en el trazado de Nordschleife. Los componentes de este kit están homologados para su uso en carretera, se pueden instalar como accesorios y se venderán en los Centros Porsche de todo el mundo, como ha hecho con el resto de kits.

Manthey Racing(3)

El alerón trasero es 85 milímetros más ancho, y cuenta con una nueva ala y perfiles verticales más grandes en los extremos (endplates), que en conjunto aumentan la carga aerodinámica en el eje trasero. Este alerón tiene cuatro posiciones de ajuste. Para poder soportar esas fuerzas mayores, la cubierta trasera del motor está reforzada con fibra de carbono. Los aerodiscos de las ruedas posteriores también están hechos de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP), que reducen las turbulencias en esa zona del automóvil.

A 200 km/h, cuando el alerón trasero se configura en modo Performance para circuito, la carga aerodinámica total aumenta de 89 a 169 kilogramos, casi el doble de apoyo aerodinámico. La dureza de la suspensión delantera se ha incrementado en un 20 por ciento, y está disponible para los dos modelos de suspensión que puede equipar el GT4 de fábrica, con o sin elevación frontal para los badenes y obstáculos significativos. También hay unas rejillas opcionales para ventilación de los pasos de rueda delanteros, con un acabado de las aletas en tejido de carbono, igual que las del pack Weissach.

El Kit Manthey se venderá en los Centros Porsche de todo el mundo y el precio específico para cada país se podrá consultar en el buscador de accesorios (tequipment-finder.porsche.com). La garantía del fabricante para el 718 Cayman GT4 RS no se ve afectada con la instalación del kit. En Europa el lanzamiento está previsto para diciembre de 2023, y me imagino que habrá clientes ávidos de emociones esperando pacientemente la salida a la venta del kit.

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado