TDF-1, un Fórmula 1 para tus track-days

TDF-1, un Fórmula 1 para tus track-days

Con las sensaciones de un Fórmula 1, pero sin sus inconvenientes


Tiempo de lectura: 2 min.

A quien de nosotros no le gustaría tener un coche exclusivamente para disfrutar en el circuito los fines de semana. Estoy seguro que algunos de vosotros ya lo hacéis con los coches de calle, pero, ¿no sería mejor un Fórmula 1? Son caros, difíciles de mantener y solamente duran unos pocos kilómetros, pero todos esos inconvenientes son historia gracias al TDF-1.

Hace un par de años, la gente de Tour de Force Engineering con sede en Bedfordshire, Reino Unido, se planteó construir un Fórmula 1, pero que fuese utilizable por cualquier persona, sin necesitar un batallón de ingenieros y mecánicos, y sin contar con los ingentes repuestos necesarios. Ya sabemos que su motor dura pocos kilómetros y que utilizarlo implica realizar cientos de procedimientos previos.

Ayer nos presentaban su creación, el TDF-1, un vehículo para los circuitos basado en el chasis de un Marussia MVR02 de 2011 o un Sauber C31 de 2012, pero eliminando las pegas del motor de los Fórmula 1. En su lugar emplean el TDFM600T, un motor turbo de cuatro cilindros de 1.700 cm3 tuneado por Mountune que ofrece 608 CV pudiendo alcanzar las 9.000 rpm. Según TDF, no es necesario hacer calentamiento (aunque siempre es conveniente) y su mantenimiento se reduce a una revisión anual o a los 3.000 km, lo que antes suceda.

El TDF-1 tiene DRS, aunque en TDF han pensado en todo y se desactiva si se presiona el freno o se gira el volante, como medida de seguridad para sus eventuales pilotos noveles

El motor está unido a una caja de cambios semiautomática de seis marchas, reforzada para el uso intensivo y sin la necesidad de mantenimiento, como las de un Fórmula 1. El conjunto motor-cambio, al igual que en los monoplazas de carreras, forma parte del chasis. Con un peso de unos 600 kg, consigue la mágica cifra de 1 kg/CV, suficiente para obtener aceleraciones de 4g en curvas y 4,5g en frenada.

El equipo de TDF está compuesto por ingenieros que han trabajado en Fórmula 1 para equipos como Williams, Mercedes, Marussia o Renault, así que debemos presuponer que el producto está bien realizado. Se rumorea que habrá disponibles tres Marussia y dos Sauber a un precio estimado de 1,7 millones de euros, aunque TDF aún no ha confirmado su precio. Aunque parezca mucho, es una cantidad ínfima de lo que costaría comprar y mantener un Fórmula 1 de verdad.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez