Regresa al pasado con el nuevo MOKE

Regresa al pasado con el nuevo MOKE

Si vives en Gran Bretaña, puede ser tuyo por poco más de 20.000 euros


Tiempo de lectura: 4 min.

MOKE International adquirió la marca registrada en 2015, y ha estado construyendo una versión modernizada del Mini Moke durante varios años. Ahora, sin embargo, no solo ha recibido la aprobación regulatoria para venderlos en Reino Unido, sino que también ya ha comenzado a fabricar carrocerías y chasis. Se llama MOKE, a secas, y queda un poco lejos de los “nuevos” Bentley 4 ½ Litre y Aston Martin DB5 Continuation, pero también es bastante más “barato” que estos últimos.

Diseñado a finales de la década de los 50 por el legendario Sir Alec Issigonis, el arquitecto detrás del Austin Mini, el Moke original se concibió originalmente como un vehículo militar. La idea era hacer un coche lo suficientemente robusto para el despliegue tras las líneas enemigas en avión. Sin embargo, los militares de Reino Unido no quedaron impresionados con las capacidades del Moke. Al compartir muchos de los componentes con el Mini original, incluidos el chasis y la suspensión, pronto se convirtió en uno de los símbolos más queridos de la década los 60.

Si bien las ambiciones militares nunca se hicieron realidad, se convirtió en un vehículo recreativo un poco loco. Lo suficientemente popular como para permanecer en producción continua hasta 1993, aunque de una manera algo trotamundos. La producción en Reino Unido se detuvo en 1968, pero luego se construyó en Australia y Portugal, lugares con climas más adecuados para un coche sin puertas y cuyo único rival lo encontrábamos en el Citroën Méhari y el Volkswagen Type 181, y algunos más desconocidos como el Matra-Simca Rancho o el SEAT Samba.

Mini MOKE 2020 (1)

El renovado Mini Moke mantiene la esencia del modelo original, aunque todo en él es nuevo, incluido el bloque 1.1 de 68 CV que puede lanzar al conjunto hasta una velocidad máxima de 109 km/h

El mayor cambio del MOKE 2021 las encontramos bajo el capó, como un nuevo motor de gasolina de cuatro cilindros y 1,1 litros que genera 68 CV a 6.000 RPM y 93 Nm entre las 3.500 y 4.500 RPM. Asmismo, hay una suspensión y un sistema de frenado mejorados, así como la opción de escoger una caja de cambios automática de cuatro relaciones o una manual de cinco. Todas las carrocerías del MOKE del nuevo siglo se diseñan y submontan en la región británica de Midlands, antes de enviarse a Cerizay, Francia, para proseguir con el montaje final.

Dado que pesa aproximadamente tanto como una caja de zapatos, incluso sus modestas cifras deberían proporcionar la habilidad suficiente para deambular bajo el sol. ¿Por qué no es eléctrico? Ese fue también mi primer pensamiento. Pero parece que, para la reintroducción del coche en Reino Unido, la compañía ha decidido que una solución más tradicional era la apuesta más segura. Sin embargo, hay versiones eléctricas disponibles en otras partes del mundo, y se planean vender más variantes. ¿Os lo imagináis junto a un Citroën AMI? Qué espectáculo.

Mini MOKE 2020 (4)

Los clientes pueden elegir entre 14 acabados de pintura, y cada ejemplar vendrá con un juego de llantas de aleación Minilite de 13 pulgadas

El chasis del MOKE también se ha revisado a fondo. La suspensión de amortiguador cónico del modelo original se ha cambiado por los una configuración MacPherson en la parte delantera; la zaga aún presenta la configuración del brazo tirado. También hay algunas comodidades más en el interior. El Moke de los 60 venía con pedales y un volante, y ya. Pero este modelo cuenta con una radio USB, parabrisas calefactado, un cuadro de instrumentos compuesto por tres relojes y un juego de asientos impermeables (más amplios) con reposacabezas incorporados.

“MOKE es una marca británica icónica que siempre ha evocado sentimientos de diversión y libertad. Los Beatles, los Beach Boys y Brigitte Bardot han quedado cautivados por la personalidad y el estilo único de estos coches icónicos. Estamos entusiasmados de relanzar la marca a una nueva era y llevar al MOKE a la próxima generación”, dice Isobel Dando, directora ejecutiva de MOKE International. Mark Truman, quien ha ocupado puestos técnicos de alto nivel en Aston Martin, Ford y Jaguar Land Rover, dirige las funciones de ingeniería y producción de la empresa.

Tras la homologación, el MOKE anuncia un precio de partida de 20.000 libras esterlinas (22.000 euros aprox.), excluyendo impuestos locales y la entrega. Los primeros 56 ejemplares que salgan de la línea de producción serán unidades de edición limitada bautizadas como “MOKE 56”. Todas ellas vienen en una selección de 14 colores con las rejillas y el marco del parabrisas cromados, así como la insignia de la Union Jack y la una placa numerada.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.