El nuevo Citroën C4 se presenta el próximo 30 de junio

El nuevo Citroën C4 se presenta el próximo 30 de junio

Contará con una versión eléctrica denominada Citroën ë-C4


Tiempo de lectura: 5 min.

Por suerte o por desgracia, según la perspectiva de cada uno, Citroën está volviendo a ser Citroën. Es decir, está recuperando eso que les ha hecho diferentes, que les ha permitido destacar por encima del resto con cada vehículo que ponían en circulación. La firma francesa ha tenido un par de etapas en las que sus diseños y soluciones eran comunes y corrientes, no destacaban por encima del resto.

El Citroën Xsara fue un éxito de ventas, pero su imagen se camuflaba entre los demás coches con los que compartía carretera. Luego vino la primera generación del Citroën C4 y parecía que la marcas recuperaba esa esencia de innovación y personalidad que faltaba desde el Citroën ZX, hasta que pusieron en circulación la tercera generación y todo se quedaba en agua de borrajas. Sin embargo, el Citroën C4 Cactus abrió una puerta que han seguido todos los modelos de la marca, desde el Citroën C5 Aircross, actual buque insignia, hasta el pequeño Citroën C1. Incluso el Citroën Berlingo luce con un diseño fuera de lo normal.

Ahora la marca ha decidido darnos un adelanto del próximo Citroën C4 y, ciertamente, su diseño es cuanto menos llamativo. De todas formas hay mucho más que un simple diseño “by Citroën”, estrenará, por ejemplo, versión 100 % eléctrica bautizada como Citroën ë-C4 y presume de contar con un estudio aerodinámico de primer nivel. Se presentará oficialmente el día 30 de junio, pero ya conocemos algunas cosas.

citroen c4 2020 (3)

Es un compacto, pero tiene mucho de crossover

Lo primero que se puede apreciar en el nuevo Citroën C4 es la influencia que están teniendo los SUV en todos los segmentos. El primer automóvil que se vio claramente influído por esta moda fue el Renault Espace, que adoptó soluciones SUV-crossover como una suspensión ligeramente elevada o unas protecciones de plástico negro en determinadas zonas de la carrocería. Los Peugeot 3008 también podrían ser un ejemplo de transformación brutal, de pseudo monovolumen a SUV en una sola generación.

El Citroën C4 no sufre un cambio tan drástico, aunque poco tiene que ver con ninguna de las generaciones anteriores y se parece más a un C4 Cactus que a un compacto. Está muy en línea, en cuanto a concepto, del Toyota C-HR. Citroën afirma que se trata de un coche completamente nuevo y que se ha diseñado para el regreso de la marca al segmento de las berlinas, adoptando ciertos códigos SUV que mejoran el carácter del modelo. Uno de esos códigos SUV es la altura del casco respecto al suelo, así como los pasos de rueda y la posición de conducción algo elevada. A simple vista, la distancia entre ejes es muy amplia y la caída del techo, bastante tendida, alarga todavía más la imagen del coche y lo aleja un poco del concepto SUV.

Tampoco se puede afirmar que sea un compacto al 100 %. Ni las proporciones ni las formas cuadran totalmente con el segmento y ahí, quizá, esté una de las armas más eficaces de este nuevo Citroën C4, una personalidad diferente y un diseño poco convencional, como viene siendo norma en la marca. Las críticas a sus formas no faltará, sobre todo en el caso del frontal y por su combinación de conceptos, pero la fórmula está demostrando ser una buena idea en otras parcelas de mercado.
El habitáculo luce sencillo pero sin caer en lo espartano. No hay formas rebuscadas ni soluciones complejas, adoptando una gran pantalla central como viene siendo norma en toda la industria, mientras que la instrumentación es digital y tiene un head up display. Los mandos de la climatización parecen ser físicos, algo de agradecer, mientras que el selector del cambio automático pasa a ser un joystick de muy pequeño tamaño ofreciendo un túnel central muy limpio y con un compartimento para dejar objetos tanto delante como detrás del selector.

citroen c4 2020 (4)

Motor eléctrico y nueva evolución del concept “Citroën Advanced Comfort”

Una de las principales novedades de esta tercera generación del Citroën C4 es la llegada de un motor eléctrico. Se denominará Citroën ë-C4 y por el momento, no se han facilitado datos al respecto. Todo apunta a que explotará el grupo motor de 100 kW (136 CV) que se usa en otro modelos de PSA, como el Peugeot 2008, el Opel Corsa-e e incluso el Citroën ë-SpaceTourer recién presentado. Sería lo más lógico en un fabricante que aprovecha las sinergias entre marcas todo lo posible y que no tiene sentido desarrollar algo nuevo para este coche, a no ser que se fuera a usar en otros, obviamente.

La marca también ha confirmado que habrá motores diésel y gasolina, aunque tampoco ha facilitado datos respecto a la gama. Si han dicho que el nuevo Citroën C4 hace uso de un profundo estudio aerodinámico del que tampoco se dan datos de ningún tipo.

El nuevo Citroën C4 contará también con el programa “Citroën Advanced Comfort”, con suspensión de amortiguación variable, asientos advanced comfort y una nueva innovación para el pasajero que será desvelada durante su presentación oficial a finales del mes de junio. La marca llega a mencionar “comfort mental”, gracias a un diseño muy particular del habitáculo.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.