El Aston Martin Valhalla aparecerá en la próxima película de James Bond

El Aston Martin Valhalla aparecerá en la próxima película de James Bond

Le robarán protagonismo el Aston Martin DB5 y el V8


Tiempo de lectura: 3 min.

Los asiduos a las películas del agente 007 sabrán que la tradición dicta que James Bond conduzca un Aston Martin en cada película de la saga. La próxima película, “Bond 25”, no será una excepción y en ella aparecerá el nuevo superdeportivo de la marca inglesa, el Aston Martin Valhalla, antes conocido como AM-RB 003.

La marca lo ha confirmado a través de Twitter, con la imagen que veis en portada. En ella podemos ver al príncipe Carlos junto a Daniel Craig, protagonista de las últimas películas de la saga, posando junto a dos joyas: el Aston Martin DB5 a la izquierda, y el Aston Martin V8 de los años 70-80 a la derecha.

El DB5 ya ha salido en la gran pantalla, conducido por el mismo Daniel Craig en “Skyfall” (2012) y en “Goldeneye” (1995) por Pierce Brosnan; y el V8 también, conducido por Timothy Dalton en “007: Alta tensión” (1987). Ambos modelos son iconos de la marca alada, produciéndose el DB5 entre 1963 y 1965, mientras que el V8 es algo más moderno, habiendo sido producido entre 1969 y 1989.

Una anécdota curiosa de las películas de James Bond, fue la escena de la esquiva en “Casino Royale” (2006), cuando 007 circulaba de noche a bordo de su Aston Martin DBS. En esa escena se encuentra de repente a Vesper Lynd -interpretada por Eva Green- maniatada en medio de la carretera, y al esquivarla, el DBS se sale de la carretera dando vueltas de campana. El equipo de especialistas hizo seis intentos de volcar el Aston con una rampa en uno de los lados de 45 cm de altura, pero no lo conseguían. El centro de gravedad del DBS era tan bajo que no volcaba. En el último intento colocaron en el coche un cañón de gas que provocó finalmente el vuelco del Aston Martin DBS.

En todas las películas de la saga James Bond los vehículos son una parte muy importante del rodaje

Pero la estrella en cuanto a vehículos en esta última película será sin duda el Aston Martin Valhalla. No se conocen muchos detalles del modelo realizado en colaboración con Adrian Newey y Red Bull Advanced Technologies, pero sí sabemos que será un superdeportivo de más de 1.000 CV que contará con propulsión híbrida. La potencia llegará al suelo mediante sus cuatro ruedas y su peso será de 1.350 kg, gracias al empleo de materiales ligeros como la fibra de carbono. Tampoco se ha facilitado el precio, pero se estima que superará el millón de euros. Esperemos que no lo rompan en la película.

La cinta se está rodando aún, en localizaciones tan diversas como Jamaica o Noruega, de donde proviene el vídeo espía de más arriba, donde se puede ver como un helicóptero graba una escena con el Aston Martin V8. Para ir al cine a verla todavía habrá que esperar unos meses, pues su estreno está previsto para abril de 2020.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

5
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Txesz
Mecánico
Txesz

Pena que el V8 no sea la versión descapotable, que sólo aparece cuando Bond va a la residencia donde ocultan a Koskov.

comment image

Por otro lado el DB5 sale también en “Goldeneye”, con Bond al volante en un pique contra el F355 de Xenia Onatopp y en Casino Royale pero en manos de Alex Dimitrios, aunque 007 se lo arrebata (por chulo) en una partida de poker.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.