Menu

Ya conocemos nuevos datos del Aston Martin AM-RB 003

Más de 1.000 CV, híbrido, tracción total, 1.350 kilos y más de 1 millón de euros

Ya conocemos nuevos datos del Aston Martin AM-RB 003

Tras haberse presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra el mes pasado, ya podemos disponer de algunos detalles del futuro superdeportivo de Gaydon y Milton Keynes, el Aston Martin AM-RB 003. En esta ocasión no ha sido la propia compañía quién ha compartido al mundo alguna de sus características técnicas, sino un potencial cliente del coche –que tal vez ya no lo sea tanto–. Aunque tampoco ha soltado demasiada prenda.

De igual manera que hace unos meses pudimos conocer tímidamente determinados atributos del Valkyrie, ahora le llega el turno al segundo modelo de la cooperación entre Aston Martin y Red Bull. Primero, su tren motriz. Contará con un bloque V6 turboalimentado combinado con un sistema híbrido, de potencia exacta aún desconocida. Sin embargo, desde Reino Unido informan que será capaz de entregar más de 1.000 CV.

De acuerdo con la documentación publicada, el motor eléctrico se encargará de empujar las ruedas delanteras; confirmamos por tanto que contará con un sistema de tracción total. El conjunto propulsor queda gestionado por una caja de cambios de doble embrague con ocho velocidades (inspirada en la Fórmula 1) y un diferencial de deslizamiento limitado. El objetivo a nivel prestacional es que haga el 0 a 100 km/h en menos de 2,5 segundos y supere holgadamente los 350 km/h de velocidad punta.

Los asientos serán de fibra de carbono e irán fijados al chasis. Para ajustar la postura de conducción habrá que mover la columna de la dirección y los pedales

Aston Martin AM RB 003 05

Al igual que el Valkyrie, la Aston Martin AM-RB 003 contará con un chasis monocasco de fibra de carbono y paneles de la carrocería del mismo material, haciendo que el peso del conjunto sea inferior a 1.350 kg. La suspensión, ajustable y semiactiva, viene directamente del hermano mayor, como también lo estará la aerodinámica activa con tecnología FlexFoil: ciertos componentes de la carrocería, como el alerón posterior, flexan para ajustar la carga aerodinámica en cada momento.

Se venderá en dos configuraciones: con el volante a la izquierda y a la derecha, y estará limitado a solo 500 unidades en todo el mundo. Luego viene el precio, ese gran factor determinante en los casos del mundo mortal. Aston Martin dice que su nuevo superdeportivo comenzará en una tarifa de “no menos de 875.000 libras”, 1.025.000 euros al cambio.

Estará enfocado a un público que busque experiencias menos radicales que en el Valkyrie y busque más practicidad, dentro de lo que cabe. De hecho, esta es la principal diferencia frente al Valkyrie. Su acceso y entrada al habitáculo será mucho más cómoda y gozará de mayor espacio.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Piloto
Rest

Añadiendo una estampa exterior flipante y un interior de alucine.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.