Menu

BMW M2 CS 2020, este es el «Bimmer» que estábamos esperando

450 CV y 550 Nm que van al eje trasero a través de una transmisión manual

BMW M2 CS 2020, este es el «Bimmer» que estábamos esperando

El nuevo BMW M2 CS 2020 es la variante más rápida, más hardcore y más pura hasta la fecha de la gama Serie 2, y su único propósito es ser un bisturí entre machetes. Está situado un peldaño por encima del M2 Competition, concretamente en ese lado del hemisferio derecho de tu cerebro que, en ocasiones, te hace saltar de alegría. Y no es para menos.

Hubo una época en que parecía que BMW no podía hacer nada mal. Tanto el Serie 3 como el Serie 5 ganaban en casi todas las pruebas comparativas de cada publicación automotriz. Desde, aproximadamente, los años 80 hasta mediados de los 00, BMW estuvo en la cima del mundo. El dominio de la casa bávara durante ese tiempo se debió únicamente a su dinámica y sensaciones de conducción. “¿Te gusta conducir?”, decía su publicidad, y no hacía falta ni ver el coche.

Desde entonces, la marca se ha centrado más en las mejoras tecnológicas y en las economías de escala y menos en esa sensación que la hizo tan venerada. Si hubiese una respuesta actual al antiguo eslogan de la marca, tal vez sería un “pues te jodes fastidias”. La infección de la tracción delantera continúa expandiéndose en la gama del fabricante (menos el los modelos M «puros»), así como los “medio” motores que montan. Si ahora quieres un bloque de seis cilindros longitudinal, acude a BMW M.

BMW M2 CS (20)

Y eso es lo que nos ofrece el BMW M2 CS, una máquina que los fanáticos del olor a gasolina y goma quemada han estado esperando con impaciencia desde que se presentara el M2 estándar en 2015. Es una versión más rígida y agresiva del coupé compacto de la casa, con suficientes argumentos para querer ahorrar lo imposible y hacerse con una unidad. Echando un vistazo a su descripción, no es de extrañar que sea un modelo muy cotizado en un futuro cercano.

La fuerza del BMW M2 CS proviene de una versión actualizada del bloque S55, el cual ahora utiliza un sistema de escape rediseñado con válvulas de mariposa. El seis cilindros biturbo de 3.0 litros funciona bajo la misma configuración del M4 Competition, desarrollando 450 CV a 6.250 RPM. Eso es un aumento de 39 CV respecto al Serie 2 más potente hasta ahora, y le da al M2 CS una relación potencia-peso de 290 CV por tonelada. El par se mantiene en 550 Nm.

Toda esa energía se canaliza a través de una caja de cambios manual de seis velocidades (o una automática de doble embrague de siete opcional) y un diferencial activo controlado electrónicamente. BMW declara un tiempo de 0 a 100 km/h de 4,2 segundos para la versión manual y de 4 segundos exactos para la versión automática. En comparación, el M2 Competition de 411 CV (manual) marca un tiempo oficial de 0 a 100 km/h de 4,4 segundos.

BMW M2 CS (38)

Al igual que en el M4, el BMW M2 CS disfruta de tres configuraciones para la suspensión: Confort, Sport y Sport +

Otras características del equipamiento de serie incluyen la suspensión adaptativa M y un juego de discos de 400 mm con pinzas fijas de seis pistones al frente y de 380 mm con pinzas de cuatro en la zaga, ambas pintadas en rojo. Las llantas de aleación forjadas de 19 pulgadas presentan un acabado negro azabache brillante, con una opción para poder tenerlas en dorado mate. Incluso las puedes pedir con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 (245/35 delante y 265/35 detrás).

A nivel externo, el capó, el techo y las diversas piezas que ayudan a incrementar la carga aerodinámica ahora también están hechas de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP). BMW dice que estos componentes rediseñados mejoran el flujo de aire y la refrigeración, además de ahorrar unos cuantos kilos, aunque la compañía no dio un peso en vacío para su última criatura. Para reducir también el centro de gravedad, el techo es de fibra de carbono.

BMW M2 CS (65)

En el interior, la Alcántara cubre el reposabrazos central, el salpicadero, el volante y los asientos delanteros M Competition. El logotipo M2 CS en los reposacabezas de los asientos traseros, los umbrales de las puertas y la pantalla de inicio del cuadro de instrumentos recuerdan que no estamos ante cualquier M2. Solo hay un color interior y cuatro colores exteriores: Alpine White, Misano Blue Metallic, Black Sapphire Metallic y Hockenheim Silver Metallic.

Todavía no se sabe nada sobre el precio en nuestro país, pero la producción comenzará en marzo y saldrá a la venta la próxima primavera en Alemania por 95.000 euros. BMW ha confirmado que la producción del BMW M2 CS se limitará a un solo año y a 2.200 unidades. Después del M3 E46 CSL, puede que este modelo sea el mejor Bimmer incondicional de la era moderna.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.