Desconcierto entre los matemáticos por el Infiniti QX70 Limited

Desconcierto entre los matemáticos por el Infiniti QX70 Limited

"Hemos llegado a una indeterminación"


Tiempo de lectura: 4 min.

Es muy corriente que de vez en cuando salga un coche con el apellido “Limited”, pero en el caso de Infiniti, la comunidad científica está completamente perdida e irresoluta al haber encontrado una aparente contradicción que no se puede resolver. El origen de esta incertidumbre es el Infiniti QX70 Limited, que incluye dos términos matemáticamente incompatibles entre ellos.

“Si es infinito, no puede estar limitado. Es más, Aristotéles dijo que no existe el infinito. Esto no se resuelve ni con la regla de la cadena ni con la de la correa, hasta hemos probado con L’Hôpital.” – Werner Weißbier, matemático de la Universidad de Hamburgo

Un grupo de investigación del Instituto Tecnológico de Massachussets y la Universidad Pontificia de Barbate han trasladado su preocupación a los responsables de Infiniti en la región de Norteamérica y Europa de abajo, que han pasado la consulta a las oficinas centrales en Japón. Un ejecutivo cometió seppuku a la semana de no haber encontrado una solución, tras haberlo intentado desesperadamente. Desde el fabricante no hay respuesta ante la indeterminación.

Consultando a un concesionario especializado en esta marca, un jefe de ventas que no quiso ser identificado respondió a este medio: “No entiendo a qué viene tanto follón con lo del QX70 Limited, le ponemos ese nombre para asegurar la exclusividad de la marca, en el sentido de que la capacidad de producción de nuestras fábricas es finita y no todo el mundo puede tener un Infiniti.” Por volumen de ventas tampoco parece haber problema: “si quieres ir hacia el infinito, mira a Audi, BMW y Mercedes, sus ventas apuntan en esa dirección.”– añadió.

Infiniti Logo

Una escuela matemática especializada, Caos Infinito, intenta obtener una solucióna partir del análisis del logo de la marca. Ciertamente, nos aseguran que el logo de Infiniti no representa el infinito, que sería “∞”. Según el fabricante, su logo son dos líneas que se dirigen hacia el horizonte, pero Charles McBride, catedrático en cálculo infinitesimal, tiene otra teoría: “Yo más bien veo un metapacman, es decir, un comecocos que está dentro de otro comecocos, en una orientación de 180 grados con respecto al punto de análisis cartesiano.” Por lo tanto, resolver este enigma desde el punto de vista de la semiótica está también jodido, y no queda claro si el Pacman blanco está en condiciones de inferioridad respecto al Pacman negro.

El Infiniti QX70 tiene unas dimensiones de 4.865 mm de largo, 1.925 mm de ancho y 1.680 mm de largo. Es más, todas sus cotas en la ficha técnica se enmarcan en el conjunto de los números reales. Desde ese punto de vista, tampoco se puede considerar que sea infinito, ya que:

Infiniti Ecuacion

En otras palabras, cuando un pasajero acerca su cara al cristal, en el límite del habitáculo, la distancia cara-vidrio acabará siendo cero, evitando por tanto un viaje astrogónico que permita al pasajero llegar a donde está David Bowman y ver el principio y el fin del universo. En el dossier de prensa de este modelo, se indica claramente que sus dimensiones son contenidas para que pueda aparcar en un espacio razonable pudiendo llevar a cinco adultos y un volumen generoso de equipaje.

El colmo de la cuestión viene cuando se miran las especificaciones de equipamiento opcional, donde aparte de los BOSE de rigor, se puede escoger un equipo de altavoces de Infinity, con “y” griega al final, lo que nos lleva a una disertación de la escuela helenística aristotélica sobre lo que representa el infinito, compartida por uno de los padres de este modelo:

“Decididamente, lo finito es perfecto y lo infinito es imperfecto”, declaró Kasumi Kawasawa, uno de los ingenieros del QX70

Después de haber analizado profundamente esta cuestión, en espíritu RACER no podemos concluir que el Infiniti QX70 Limited sea finito o infinito, al menos en el conjunto de los números racionales, pese a que los SUV son por definición irracionales. Antes de seguir gastando nuestros recursos en este artículo, nos despedimos con una conclusión: ¿en qué estaban pensando los de Nissan cuando escogieron ese nombre?

NOTA: lo que acabas de leer es una noticia ficticia, total o parcialmente, únicamente con propósitos humorísticos. espíritu RACER se ampara en la figura legal del animus iocandi, es simplemente humor, chanza y coña. Cualquier persona nombrada, hecho o situación que coincida con la realidad es pura coincidencia.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.

Sena Mokaddam