Alain de Cadenet nos recuerda por qué el Ferrari 288 GTO es tan especial

Alain de Cadenet nos recuerda por qué el Ferrari 288 GTO es tan especial

Fue el intento de Maranello de entrar en el mundo de los rallies


Tiempo de lectura: 3 min.

El Ferrari 288 GTO es uno de los modelos de la casa del cavallino más exclusivos jamás fabricados. No tanto como el primigenio, el 250 GTO, que, aun siendo el coche más cotizado del mundo y una obra de arte, también hay quien lo disfruta a fondo. El 288 GTO fue un coche de competición que jamás fue, pero sí que llevó la competición a las calles.

Creado con la idea de participar en una serie que nunca existió, este oda a los exceso de los años 80 es un escanladoso coche de carreras que solo se construyó para ser homologado en el Grupo B del mundial de rallies. En caso de que no conozcas la historia ­-y se te de medianamente bien el inglés-, el ex piloto de Fórmula 1 y presentador de televisión británico Alain de Cadenet, hace un breve repaso en un nuevo vídeo de Petrolicious.

La denominación GTO viene de la unión de las iniciales de “Gran Turismo Omologata”. Fue utilizado por primera ver en el modelo 250 de 1962, del que se construyeron 36 unidades. La segunda iteración de esta nomenclatura llegaría en 1984. Empleando la base del Ferrari 308 GTB, el 288 GTO abandonaba en cierta medida el concepto de gran turismo, pues a diferencia de su antecesor, no hacía gala de un motor V12 al frente.

El Ferrari 288 GTO se convertiría en el banco de pruebas para otro de los modelos más especiales de la casa italiana, el F40

Tras los asientos, el Ferrari 288 GTO escondía un propulsor de ocho cilindros en uve con 2.885 cm3 de cubicaje, Con la ayuda de una pareja de turbocompresores, el bloque era capaz de entregar 400 CV a 7.000 RPM y 496 Nm a 3.800 RPM a las ruedas posteriores. Asociado a una transmisión manual de cinco velocidades, podía alcanzar los 100 km/h desde parado en 4,9 segundos. Su velocidad máxima era de 305 km/h.

Este coche se construyó como parte de los requisitos de homologación para el Grupo B, que requería un mínimo de 200 ejemplares destinados a su uso por la vía pública. 272 unidades salieron de Módena. La idea básica detrás de esta categoría es enfrentarse a los mejores superdeportivos del planeta sobre pistas de tierra, de asfalto o congeladas. Ganar demostraba a la competencia la superioridad técnica del vehículo, y de sus pilotos.

Pero como hemos mencionado anteriormente, eso nunca sucedió. Una serie de graves accidentes y muertes de pilotos y espectadores causaron que el Campeonato Mundial de Rallyes del Grupo B perdiese popularidad, hundiendo la serie para siempre. Así que la competición que parecía lista para enfrentar a los superdeportivos de los años 80 de Ferrari, Porsche y Jaguar uno contra el otro nunca llegó a buen término.

El resultado es un coche brillante, ruidoso y sorprendente construido para un futuro que no existía. Sin embargo, sí que acabaría siendo la base del Ferrari F40 cuando se desarrollaron la media docena de 288 GTO Evoluzione. Estos prototipos tenían un chasis más rígido, una carrocería más aerodinámica, un peso por debajo de la tonelada (940 kg) y un motor más potente (650 CV). Podía alcanzar los 370 km/h.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez